El Observador con Cuevas en Buenos Aires

El uruguayo debutó directamente en segunda ronda en el ATP 250 de Buenos Aires con triunfo ante Guido Andreozzi y El Observador siguió en vivo las acciones del juego y el después del encuentro en la zona mixta

El viento y la lluvia complicaron el normal desarrollo del juego que el uruguayo Pablo Cuevas, número 24 del mundo, y el argentino Guido Andreozzi (194), invitado del torneo, sostuvieron por los octavos de final del ATP 250 de Buenos Aires.

Cuevas plasmó su superioridad recién en el segundo parcial para sentenciar por 7-6 (4), 6-1 un partido que pudo complicarse más de lo esperado.

Andreozzi, que en primera ronda había dejado por el camino a un jugador proveniente de la clasificación, se plantó de igual a igual ante el uruguayo, al que le costó meterse de lleno en el juego.

Con movilidad y muy buen porcentaje de acierto en los primeros servicios, Andreozzi se las arregló para incomodar a Cuevas, que encontró otro enemigo en el viento.

Ambos dominaron sus puntos de primeros servicios, pero encontraron dificultades a la hora de ganar sus puntos con los segundos saques.

Poco a poco el set fue avanzando y no aparecían los quiebres para sacar ventaja. Incluso, cuando llegó el momento de Cuevas, atrás vino el quiebre de su rival para llevar las cosas al tie break, donde el uruguayo pudo afianzarse e inclinar la balanza a su favor.

A partir de allí, Cuevas mostró mayor aplomo para soltar sus mejores golpes, jugar más profundo y aprovechar cada pelota corta que proponía su rival.

Las armas de Cuevas empezaron a hacer más daño que en el primer set y pese a que el viento siguió molestando, ya el partido había quedado encaminado.

El revés empezó a fluir mucho más, los ángulos que buscó incesantemente el uruguayo se hicieron inalcanzables y Andreozzi empezó a errar pelotas que en el primer set entraban en el fondo de la cancha.

Fue un partido con constancia de parte de ambos jugadores, pero que luego de una paridad total en el primer parcial, se destrabó claramente hacia el uruguayo.

El Buenos Aires Lawn Tennis Club dividió sus aplausos, ya que Cuevas reside en Buenos Aires y cuenta con muchos amigos.

El camino del tenista celeste –que en el primer fin de semana de marzo estará liderando el equipo de Copa Davis ante Colombia– seguirá en Buenos Aires ante el argentino Juan Mónaco, que ayer venció a su compatriota Leonardo Mayer por un doble 6-4.

Cuevas viene de dos semanas intensas en Brasil (campeón en San Pablo y cuartos de final contra Rafael Nadal en Río) y el descanso de hoy le será de gran utilidad, ya que en los últimos encuentros manifestó haber sentido alguna molestia.


Populares de la sección

Comentarios