El obrero del área

Se las rebuscó en el mundo de la construcción y ahora se ilusiona con levantar su casa en Colonia Nicolich

Fútbol y trabajo. Sueños y desilusiones. Mucha esperanza. La historia de Enzo Herrera, delantero de El Tanque Sisley, es el fiel reflejo de la de muchos jugadores uruguayos. Los que no llegan a Europa o a la selección. Ni siquiera a un grande. Los que tienen que rebuscarse de cualquier forma para no colgar los botines.

Herrera tiene 25 años, nació en Paysandú y llegó con edad de Sexta para jugar en Liverpool en la generación 1992, la misma de Carlos Núñez.

El que lo hizo fichar fue Elio Rodríguez y su primer entrenador fue Diego Demarco el mismo que lo llevó a debutar en Primera el 21 de agosto de 2011 contra River Plate en Belvedere. Tenía 19 años.

En el negriazul le sobró competencia para los puestos de ataque. "Estaban Julián Lalinde, Viruta Vera, Núñez, Nicolás Royón, Junior Arias, Max Rauhofer y Gustavo Alles; éramos un lote", recordó a Referí.

Tanto fue así que tras sumar solo 14 partidos en dos Uruguayos hizo una pretemporada como zaguero cuando al equipo lo dirigía Eduardo "Lolo" Favaro. "No llegué a cambiar de puesto porque a mediados de 2013 me fui a préstamo a Rentistas", dijo. Ahí anotó sus primeros goles en Primera.

A mediados de 2014, luego de estar parado seis meses, el empresario Rubens Navarro lo convenció de volver a jugar y lo llevó a Almirante Brown, en la B Metropolitana argentina.

Durante ese parate trabajó junto a su padre en el rubro construcción: "Hice de revestidor colocando cerámicas y mármol en baños y cocinas".

"Fue una experiencia linda la de Almirante, otro fútbol en el que se corre y se mete mucho y donde hay menos espacios. Se juega siempre a cancha llena y mi equipo llevaba 11 mil personas", contó.

Herrera estaba en el club cuando estalló una feroz interna entre los barras que en noviembre de 2014 se enfrentaron antes de un partido con Estudiantes de Buenos Aires con un saldo de un muerto, 50 heridos y 20 detenidos.

"Una vez fueron al vestuario, de pesado, pero solo hubo una charla, no pasó a mayores. Un malandrerío bárbaro", reveló.

En 2015 estuvo parado hasta octubre y volvió a trabajar con un amigo: "Dividimos una casa en dos y las hicimos nuevas de cero. Me doy maña para todo", contó.

Después se reencontró con el entrenador que le abrió la puerta en Liverpool, Elio Rodríguez quien lo dirigió en Canadian en la temporada 2015-2016.

"La confianza es fundamental para un futbolista, si te sentís con el apoyo del entrenador y también valorado por tus compañeros vas a rendir. Estando bien de cabeza, si se entrena bien salen las cosas", expresó.

Herrera hizo 10 goles en 19 partidos en esa temporada aunque su equipo quedó lejos de los puestos del ascenso.

También jugó en Segunda División el pasado semestre, en Cerro Largo: "Jugar en el interior es muy lindo, lástima que no pudimos lograr el objetivo de subir".

Herrera vive en Colonia Nicolich en la casa de su padre donde a un par de cuadras compró un terreno donde piensa edificar su propia vivienda.

"Por ahora tengo solo los cimientos, cuando empiece a cobrar en El Tanque voy a ver cómo voy empezando a edificar", contó.

"Tengo la cabeza puesta en hacer una buena temporada para poder salir a jugar afuera y hacer unos buenos mangos, porque acá solo podés hacer la diferencia en un grande", reveló.

El sábado se llenó de esperanza. Entró a los 79' cuando su equipo perdía 2-1 con Racing y terminaron ganando 3-2 en tiempo agregado con un gol suyo en un contragolpe letal que él mismo inició.

"El primer objetivo es no descender y después se verá si podemos apuntar a clasificar a alguna copa", dijo Herrera. Pura ilusión, en el área o en la construcción.

Las cifras

14 Partidos jugó en la Primera de Liverpool con 514 minutos en cancha. Solo fue titular en cinco oportunidades y no anotó goles. Lo dirigieron Diego Demarco, Julio César Antúnez, Raúl Möller y Eduardo Favaro.

16 Goles suma en su trayectoria. El primero lo hizo el 8 de setiembre de 2013 con Rentistas a Miramar Misiones en el Méndez Piana. El golero era Adrián Berbia. En el bicho colorado hizo tres, en Almirante Brown uno (a Atlanta), en Canadian 10 (dobletes a Cerro Largo y Torque), en Cerro Largo uno y en el Tanque ya suma uno en dos partidos donde sumó 56 minutos viniendo desde el banco de suplentes.

La ficha

* Fecha de nacimiento: 4 de febrero de 1992
* Lugar: Paysandú
* Baby fútbol: El Litoral
* Formativas: Liverpool desde Sexta División
* Trayectoria: Liverpool (2011-2013), Rentistas (2013), Almirante Brown (2014), Canadian (2015-2016), Cerro Largo (2016), El Tanque Sisley (2017)

La frase

"Llegué a El Tanque 20 días antes del arranque del campeonato y para mí representa la oportunidad de volver a jugar en Primera y de luchar por el objetivo de no perder la categoría".

El gol a Racing

El sábado pasado, Herrera volvió a anotar en Primera, ante Racing, después de tres años y cinco meses en los que jugó en el ascenso de Argentina y Uruguay. "Entré a los 79' junto con Fabricio Núñez, perdíamos 2 a 1 y cambiamos el esquema pasando a jugar con tres delanteros. Yo fui por izquierda, Fabricio por el medio y Miguel Merentiel por derecha. Möller trabaja el equipo de atrás hacia adelante, prioriza el orden defensivo y nos pide llegar rápido al ataque y en mi gol se dio una jugada rápida, de contragolpe a cuatro toques", indicó. Herrera armó la contra y culminó la jugada tras una notable asistencia de Núñez.


Populares de la sección

Acerca del autor