El nuevo rumbo del atletismo tras el escándalo Sanmartino

Ordenar la casa, reformar el estatuto y consolidar un ambicioso proyecto deportivo son los objetivos de la nueva directiva que encabeza Lionel De Mello
Lionel De Mello es un apasionado del deporte en general y un amante del atletismo en particular. Siente y piensa como entrenador aunque desde hace tres meses volvió a ocupar la presidencia de la Confederación Atlética del Uruguay (CAU). Es escribano, fue director de promoción deportiva en la antigua Dirección Nacional del Deporte, desde 2013 dirige la Unidad de Coordinación y Desarrollo Deportivo Militar en el Ministerio de Defensa –donde creó el mejor sistema de becas del deporte uruguayo– y da clases de atletismo en el instituto de la Asociación Cristiana de Jóvenes. Actualmente un gran desafío lo desvela: ordenar, sostener, potenciar y mejorar al atletismo uruguayo.

Es un momento dulce para hacerlo. El atletismo es el deporte que mejores resultados le dio a Uruguay en el pasado ciclo olímpico y también en los Juegos de Río 2016, en los que Emiliano Lasa ganó un diploma olímpico por su sexto puesto en salto largo.

"Eso es fruto de un desarrollo acumulado deportivo muy importante: hace siete Juegos Olímpicos que el atletismo tiene presencia, lo que marca un diferencial con el resto de las federaciones", dijo a Referí.

"Creo que el actual momento que vive nuestro deporte se apoya en el gran proyecto Alemania-Uruguay que firmó Fernando Cáceres en 2007 y que permitió capacitar a la mayoría de entrenadores que tenemos hoy, y también en el Programa de Iniciación Atlética Infantil y Juvenil (PIAJ), que se creó en 2008 y que nunca se discontinuó", expresó.

Pero el primer objetivo que De Mello se trazó en la CAU, institución que había presidido entre diciembre de 2007 y diciembre de 2008, fue ordenar la casa.

"Había que volver a las formalidades. Primero convocar al consejo y conformar los organismos de contralor, la comisión fiscal y la arbitral. Se contrató una auditoría que investigó el balance que finalmente fue aprobado y ahora estudia las causas de las irregularidades que presentó ese balance. Después trabajaremos para dotar de personalidad jurídica a todas las afiliadas de la CAU del interior. El objetivo es que en 2017 eso quede totalmente saneado", dijo.

El otorgamiento de personalidad jurídica vendrá acompañado de capacitación dirigencial, lo que generará estructuras departamentales fuertes que trabajen con independencia de los cargos políticos de turno de las intendencias y con un mejor sostén de estas.

"Otro aspecto que hace a lo organizativo es la incorporación de las diferentes manifestaciones atléticas que estaban excluidas: la Asociación Uruguaya de Trailing, la Asociación de Atletas Veteranos del Uruguay, la Asociación de Ultramaratonistas. Nos falta sumar a las carreras de aventura y con la Agrupación de Atletas del Uruguay ya tenemos un acuerdo básico para que se vuelvan a integrar. La idea es vivir como una comunidad porque la unidad nos va a fortalecer", comentó.

Profundo cambio estatutario


De Mello, junto a otros presidentes de atletismo de Sudamérica, se reunió hace cuestión de días en Santiago con el inglés Sebastian Coe, presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y volvió con una idea fija: modernizar la estructura de la CAU.

"Para eso necesitamos modificar un estatuto que fue creado en 1918 y la idea es rejuvencer la estructura desde cinco líneas", contó. ¿Cuáles son?

  • 1- Un Código de Ética en el que se limite la edad para ocupar cargos dirigenciales y también la cantidad de reelecciones. "Soy de la idea que un presidente no puede estar más de tres períodos sucesivos", opinó.
  • 2- Transparencia en el manejo. "Ya dimos una señal clara con la auditoría externa y la mantendremos".
  • 3- Manejo moderno de aspectos comerciales, mercadeo y esponsorización. "El Estado da pero no alcanza y hay que buscar nuevas vías de financiación".
  • 4- Aumento de participación de la mujer.
  • 5- Aumento de participación de los atletas en las decisiones de la CAU. "En ese sentido ya volvimos a formar la Comisión de Atletas, que según el estatuto vigente tiene voz pero no voto. Queremos que también tengan voto", comentó.

"Queremos ser una organización de siglo XXI: ya tenemos un estudio jurídico trabajando y también una comisión de estatutos y reglamentos. Al día de hoy el Consejo de la CAU está integrado igual que su Asamblea lo cual es un contrasentido; eso era propio de los comienzos del siglo XX. Ahora tiene que haber un órgano ejecutivo lo suficientemente ágil y profesional".

El proyecto deportivo


"Luego de asumir, formamos 10 comisiones que están empezando a trabajar con la idea de desembocar entre febrero y marzo del año que viene en una Convención Na cional de la CAU que fijará un Plan Nacional de Atletismo y un Sistema Nacional de Atletismo", explicó De Mello.

"El Sistema Nacional de Atletismo necesita un sistema de competencia nacional, para lo que se necesita la regionalización de las competencias. No es viable que un chico de Artigas venga a Montevideo a correr un puñado de segundos en 100 metros llanos. Hoy en día la CAU no tiene campeonatos regionales a nivel federado".

"También se necesita un sistema nacional de formación, a todos los niveles: atletas, entrenadores y dirigentes. Con respecto a los atletas estamos viendo un problema grave de deportistas que se ven obligados a dejar los estudios para poder entrenar y hoy hay instrumentos como los bachilleratos a distancia para paliar la problemática. Ya hicimos contactos con algunos colegios para hacer un programa para que un conjunto de deportistas puedan acceder a terminar sus estudios secundarios", dijo De Mello.

El Plan Nacional de Atletismo será un proyecto a 10 años que trascenderá el mandato de la actual directiva pero que alimentará a las siguientes.

El primer paso apuntará a las bases al redireccionar el PIAJ, el programa que De Mello creó tras un acuerdo con el entonces ministro de Turismo y Deporte, Héctor Lescano, en 2008, y a través del cual el atletismo llegó a todos los departamentos para iniciar a niños y jóvenes.

"El plan se enfocó más sobre niños, pero nosotros queremos enfocarlo sobre adolescentes y jóvenes porque advertimos que si bien Uruguay tiene una muy buena camada de atletas olímpicos, salvo Déborah Rodríguez todos andan o estarán en Tokio 2020 en el entorno de los 30 años. Un atleta de alto nivel demora 10 años en formarse y por esa razón tenemos que trabajar entre los 15 y los 22 años", explicó De Mello.

Pía Fernández, Cristian Zamora, Gaspar Geymonat, Eduardo Gregorio y Javier Marmo son valores por los que se apostará para Tokio 2020, lo mismo que algunos que estuvieron en carrera para ir a Río como Aguelmis Rojas o Pablo Gardiol.

"Estoy muy preocupado por traer dinero y sé que se va a gastar siempre. Pero hay que buscar mecanismos para tener réditos mayores; la CAU tiene previstas acciones para buscar espónsores oficiales, partners, a través de un nuevo sistema de comunicación y eso va a impulsar nuestros aspectos comerciales", dijo.

"También queremos más torneos de pista porque el calendario estaba muy bajo. La comisión técnica ya sumó cuatro instancias más de pista y queremos un calendario más rico para los años venideros".

A la calle con orden y niveles


"Haremos un convenio con la intendencia (de Montevideo) para el control de las carreras de calle porque hay un crecimiento no homogéneo de las mismas, no regulado y tenemos que organizarlas y jerarquizarlas en niveles A, B y C", dijo De Mello.

Este es un punto medular para la CAU ya que De Mello creó en 2008 un canon de un dólar por corredor que cada marca que organiza una carrera debe verter a la Confederación. Por ley 17.292, "las Federaciones Deportivas reconocidas por el Ministerio de Deporte y Juventud serán las únicas autorizadas para organizar competiciones oficiales".

Para sostener esta mecánica de ingresos –y ampliarlo– la CAU tiene como poder de negociación ese carácter de "oficial" y también el prestigio que da la participación de los atletas federados.

Organizar torneos


"En 2018 tenemos el hito de los 100 años y ya tenemos asegurada la organización del Sudamericano de maratón. En 2017 haremos el de media maratón y para 2018 queremos sumar el de Sudamericano de Trail y/o el de cross country", adelantó.

Tres pistas nuevas


De acuerdo al programa de la Secretaría Nacional del Deporte, Uruguay tendrá tres nuevas pistas de atletismo. Una en el liceo militar del Prado y dos en el interior. ¿Dónde? "Hay que estudiarlo y daremos nuestra opinión, pero creo que un lugar óptimo es hacia el litoral oeste y otro hacia el este", adelantó.
Así, el atletismo quiere seguir siendo el deporte del ciclo olímpico en Uruguay.

CAU
Lionel De Mello quiere modernizar y profesionalizar a la Confederación.<br>
Lionel De Mello quiere modernizar y profesionalizar a la Confederación.

Las frases


"Tenemos que conservar a los atletas que tenemos, darles seguimiento pero también generar instancias para los juveniles".
Lionel De Mello, presidente de la CAU

"Para apoyar a los deportistas debemos captar dinero en fondos concursables y a través de fondos frescos. Luego repartirlos en función de un plan y con equidad. Alemania y Cuba tienen en sus federados niveles de atletas: un A es olímpico, un B es de nivel de área, un C un menor que participa en mundiales. Tenemos que apuntar a eso"
Lionel De Mello, presidente de la CAU

Pautas de desarrollo


Carreras callejeras.JPG

Distinguir niveles
La CAU coordinará con la intendencia niveles de competencia en carreras callejeras y privilegiará las oficiales que son una importante vía de ingresos.

La mujer.JPG

Más mujeres
Será uno de los puntos básicos sobre los que trabajará la CAU, tanto a nivel de deportistas como de dirigentes, en consonancia con las políticas de la Senade.


Alto rendimiento.JPG

El alto rendimiento
Los seis que fueron a Río 2016 intentarán ir a Tokio. La CAU apuntará a formar atletas entre los 15 y 22 años para generar recambio.

Rojas
Aguelmis Rojas
Aguelmis Rojas

Asunto solucionado
"La situación de Aguelmis Rojas me angustiaba y lo solucionamos", dijo De Mello. La CAU lo apoyó para ir a Róterdam y lo seguriá apoyando. El atleta no presentará reclamos.


Acerca del autor