El novedoso método de la franja

Danubio cuenta con un equipo de psicológo y licenciado en recreación educativa que ya comienza a darle resultados

Jugadores con los ojos vendados y sonriendo. Otros haciendo un "trencito", también muy distendidos y a las risas. Al ver las curiosas imágenes, la pregunta surge sola: ¿qué pasa en los entrenamientos de Danubio, uno de los punteros del Uruguayo Especial?

En esa lenta apertura del fútbol uruguayo hacía la integración de tecnología, profesionales y especialistas ajenos a los habituales cargos dentro de un cuerpo técnico, el club de Maroñas sumó a su Primera División a una dupla de trabajo formada por dos licenciados que trabajan con el plantel en psicología y en team building deportivo.

El licenciado en psicología, Christian De los Santos, y el licenciado en educación para el tiempo libre y recreación, Ignacio López, se incorporaron a "la universidad del fútbol", como llaman al club de Maroñas, y desde hace dos meses trabajan junto al plantel llevando adelante esas novedosas dinámicas.

Ambos profesionales trabajan juntos desde hace unos años y hace cuatro que diseñaron el programa Profesional Mente Fútbol, que fue presentado al actual gerente deportivo de la franja, Pablo Lima, quien aceptó la propuesta.

"El team building, como dice la palabra, es la construcción de equipo", dijo López a Referí. "Mejorar la competencia de un grupo para mejorarlo en la construcción de equipo. Ese es el objetivo", explicó.

"Es un trabajo grupal que se dio a conocer en el ámbito organizacional", agregó De los Santos "Se busca trabajar en situaciones de conflicto, confianza, liderazgo, comunicación, entre otros aspectos", comentó.

Con la experiencia de haber trabajado en inferiores de Defensor Sporting en básquetbol, en empresas y centros educativos, ambos profesionales llegaron a Danubio.

danubio
Una de las dinámicas rompehielo en los entrenamientos de Danubio
Una de las dinámicas rompehielo en los entrenamientos de Danubio

Esperar resistencia de parte del grupo de jugadores y el cuerpo técnico estaba dentro de las posibilidades, pero eso, señalaron, no ocurrió.

"Tuvimos una amplia recepción y aceptación", contó De los Santos. "Y eso da resultados. Los más experimentados, Juan Manuel Olivera, Michael Etulain, Damián Malrechauffe, que han estado en el exterior, ya tenían la experiencia de trabajos en estas áreas y veían la otra veta de lo que podíamos darle", señaló. Además, el entrenador Leonardo Ramos y su cuerpo técnico los recibieron con muy buena predisposición.

A jugar

Así comenzó un programa que ya lleva dos meses. Tres veces a la semana trabajan en los entrenamientos y el día del partido observan al equipo para ver distintas situaciones en las que luego harán foco durante la semana.

El viernes es el día en que tienen más espacio y en el que suelen realizar actividades lúdicas. "El juego y la intervención es muy propio de un futbolista; en los entrenamientos están jugando", contó López, quien además es docente en educación, especializado en tiempo libre y recreación.

De esa forma, cuando consideran que deben mejorar algún aspecto buscan algún ejercicio que deje aprendizajes al futbolista. Una dinámica, por ejemplo, comenzó con un trencito como rompehielo. Eso, explicaron los licienciados, distiende al grupo.

Luego, algunos jugadores fueron vendados en los ojos y recibieron órdenes de sus compañeros para llegar hasta una pelota. Y después se hizo una tercera etapa que consiste en dar sus reflexiones y lo que les dejó la experiencia.

"Eso permite que jugadores que habitualmente hablan poco se suelten. Y eso después se lleva a la cancha", contó De los Santos.

Para ambos, el objetivo es "potenciar lo bueno que ya tiene el grupo", que los recibió cuando ya estaba primero en la tabla.

"De a poco lo estamos logrando", comentaron sobre su trabajo, que es más a largo plazo y que no tiene como prioridad absoluta ganar, sino cuidar más a la persona que al futbolista.

Las áreas de trabajo

El programa de De los Santos y López trabaja en cuatro grandes áreas: cohesión grupal, comunicación efectiva y positiva, negociación y liderazgo, y el trabajo en equipo, en qué consiste y las dificultades. "También está el tema de la motivación. Acá se lo vincula a los videos motivacionales, pero eso es algo que se trabaja día a día para luego llevarlo a los partidos", indicaron.

Más allá de la cancha

Uno de los trabajos realizados es por las amonestaciones. "Trabajamos el tema de las tarjetas amarillas y el enfoque de la inteligencia emocional. A veces, como se dice, los jugadores se ponen el balde y se hacen sacar tarjetas. Tenemos que tratar de identificar esas situaciones con ellos. Por eso también hay un enfoque educativo para tratar de evitar que se repitan esas situaciones", señalaron. Además, ambos profesionales también tratan de "acompañar" a los futbolistas. "Trabajamos mucho en lo grupal para después trabajar en cuestiones individuales, más allá de la línea de cal, porque a veces la vida personal afecta al jugador y eso lo lleva a los entrenamientos y la cancha. Tratamos de acompañar al jugador. No es solo en lo que pasa en la cancha".

No es habitual en el fútbol

López contó que no es común que se hagan estos trabajos en clubes. Si bien cada vez hay más equipos con psicólogos, la parte lúdica es nueva. "Barcelona ahora tiene el 'funny training', un día en el que hacen ejercicios divertidos con algún objetivo", contó. "Acá hay pocos psicólogos en clubes y lo que sí sé que no hay son licenciados en educación y recreación", dijo.


Populares de la sección

Acerca del autor