El negocio de la cantera inagotable

La venta de Giorgian De Arrascaeta al empresario Daniel Fonseca dejó saldadas las deudas de Defensor Sporting y revitalizó un proyecto institucional que invierte US$ 1 millón en juveniles

Luego del ostracismo de integrar un banco de suplentes sin mayor participación y la ansiedad por recuperar la magia perdida, Giorgian De Arrascaeta resurgió de las cenizas para guiar a Defensor por la Copa Libertadores de América, prenderse en la lucha por el Torneo Clausura y estar en boca de críticos y halagadores.

Su venta al empresario Daniel Fonseca por US$ 2.350.000 libres para la institución disparó la alegría de los dirigentes y la familia del jugador, así como la bronca de algunos hinchas que interpretan que el jugador fue “regalado” debido a sus condiciones.

El presidente de Defensor Sporting, Daniel Jablonka, atendió a El Observador para contar detalles de la operación y cómo repercute esa cifra en la vida institucional del club.

Consultado sobre los motivos de la venta del juvenil de Nuevo Berlín, expresó: “La transferencia de Giorgian nos beneficia porque saldamos nuestro pasivo, del cual estábamos pagando intereses y era un tema que nos preocupaba, y porque nos deja mejor parados para negociar, sin urgencia económica, a los próximos valores como Felipe Gedoz, Matías Malvino y Gastón Silva”.

A la hora de hablar de la deuda que el club del Parque Rodó mantiene con sus acreedores, Jablonka agregó: “No es un tema de deuda con alguien en particular sino que, a nivel de balances de la institución, había un pasivo que superaba al activo y había que enfrentarlo. La venta de Giorgian De Arrascaeta nos posibilita pagar todo el pasivo y quedarnos tranquilos porque en los próximos dos meses tenemos el presupuesto cubierto”.

¿Lo regalaron?

La venta de derechos económicos del futbolista a un grupo empresarial desató el enojo de algunos hinchas debido al precio de la venta y al temor de perder a un jugador clave en el esquema del entrenador, en medio de la disputa por el Torneo Clausura.

Para despejar las dudas el presidente dijo: “Lo único que hace Defensor Sporting con esta venta es que los derechos económicos de la ficha del jugador ya no son del club y son de una empresa. Pero De Arrascaeta va a seguir en el club hasta julio, cobrando el mismo salario mensual y bajo las mismas condiciones que antes y por el precio nosotros estamos convencidos de que fue una gran transferencia. Los grandes mercados como Inglaterra, España o Italia están casi cerrados para los equipos uruguayos. La transferencia es buena en todos los sentidos, por la forma de pago, las garantías y el precio”.

Defensor Sporting recibirá el dinero en dos pagos.

El primero será efectuado entre abril y agosto y el resto antes de fin año. Los detalles de la operación se cerraron el pasado lunes, aunque la negociación comenzó en setiembre, cuando De Arrascaeta estaba relegado por el entrenador violeta de ese momento, Tabaré Silva.
Consultado sobre si incidió ese mal momento deportivo en el precio final, Jablonka afirmó: “Yo insisto en que fue una gran venta. La segunda más importante del club detrás de Nicolás Olivera, que fue en 1997. Se dieron todas las condiciones: una buena oferta, una forma de pago que nos convenía mucho y buenas garantías sobre la venta. Lo único que habíamos recibido por el jugador era un llamado desde Barcelona de España para cederlo en préstamo por € 200.000”

Un modelo exitoso

Defensor Sporting se transformó en un modelo institucional a seguir por sus pares, en cuanto al manejo y la inversión de jugadores oriundos de su semillero.

Como muestra basta un botón. El club violeta es el que presentó la lista de buena fe más joven en la presente edición de la Copa Libertadores y el equipo que tiene más jugadores salidos de sus juveniles.

El secreto está en la inversión y el modelo institucional. También en un trabajo que viene de años cuando Eduardo Arzuaga asumió como presidente y apuntó a los juveniles con una visionaria apuesta al futuro.

Así, en las expertas manos del profe César Santos en la escuelita violeta se han sucedido generaciones y generaciones de cracks.

“El club realiza una inversión anual de US$ 1 millón desde la escuelita hasta Tercera División.
“Es una inversión muy grande para un equipo menor”, cerró el presidente del club que tiene a Gedoz, Malvino, Zeballos y Silva en la puerta de embarque.


Populares de la sección

Comentarios