El mundo de Djokovic

Novak djokovic arranca como gran favorito para ganar el Abierto de Australia
La temporada pasada terminó casi con una amenaza. Novak Djokovic jugando a un nivel supremo, mostrando apenas algún flaqueo temporal pero llevándose victoria tras victoria. Y dejando pendiente la pregunta de si, esta vez, podrá cumplir la hazaña de ganar los cuatro Gram Slams en una misma temporada, algo inédito en la era abierta del tenis masculino.

Y lo cierto es que el arranque del 2016 no muestra a muchos capaces de cuestionarle el cetro mundial. Con Rafael Nadal mejorando pero lejos de ser quien fue –la final de Doha la semana pasada fue el mejor ejemplo–, con Roger Federer encarando una de sus últimas temporadas y sin el endurance físico necesario para bancarle el ritmo al número uno durante todo el año, con Stan Wawrinka lejos, con Kei Nishikori aún en etapa de formación, solo un accidente puede evitar que Djokovic sea campeón de Australia el primer Grand Slam del año que comienza hoy en
Melbourne.

La duda es si podrá mantener la concentración durante todo el año para poder conseguir los cuatro grandes y entrar en la historia selecta del tenis. Siempre y cuando le interese, porque ese es otro aspecto distintivo del serbio: no tiene problema de parar y privilegiar su vida personal, como demostró en 2014 cuando paró su actividad, se casó y tuvo su primer hijo. Lujos que puede darse el mejor del planeta por varios cuerpos de ventaja.

El camino

Djokovic, cinco veces campeón del Abierto de Australia, podría enfrentarse en semifinales al tenista con más victorias en Grand Slam, Federer, en el primer torneo grande de la temporada, según el resultado del sorteo realizado el viernes en Melbourne.

El serbio, vencedor de 10 Grand Slams, podría tener como rival en cuartos al japonés Nishikori, séptimo cabeza de serie, mientras que el suizo se jugaría su pase a semifinales contra el checo Tomas Berdych.

Djokovic, que venció a Andy Murray en la final del año pasado en Australia, ganó tres títulos de Grand Slam en 2015 en una sensacional temporada, con un balance total de victorias-derrotas de 82-6.

En su búsqueda de marcar la historia de su disciplina, el serbio se impuso en casi todos los encuentros importantes a Federer en 2015, como las finales de Wimbledon, US Open y el ATP World Tour Finals.

El serbio se encuentra en la parte alta del tablero, y disputará su primera vuelta contra el sudcoreano Hyeon Chung, de 19 años y 51º del ranking mundial.

Si pasa este primer obstáculo en su torneo preferido, tendrá la vía despejada hasta un potencial octavos de final contra el francés Gilles Simon, 15º ATP.

El camino de Federer

Para el suizo, poseedor de 17 títulos del Grand Slam, el último en Wimbledon en 2012, el tablero parece fácil las dos primeras rondas, pero las cosas se complican a partir de la tercera, donde podría encontrarse con el búlgaro Grigor Dimitrov, que ha caído a la 28ª plaza mundial.

Posible duelo Murray-Ferrer

El segundo cabeza de serie, Andy Murray, heredó el cuadro más difícil ya que podría cruzarse en cuartos con el español David Ferrer.

El escocés iniciará el torneo contra el alemán Alexander Zverev, mientras que Ferrer, octavo cabeza de serie, podría tener como rival al australiano Lleyton Hewitt en la segunda ronda.

Nadal por resurgir

Por su parte, Nadal, quinto jugador mundial y reciente finalista del torneo de Doha, batido por Djokovic, se enfrentará a su compatriota Fernando Verdasco (47º mundial) en un duelo de zurdos.

El mallorquín se encuentra en el mismo cuarto del tablero que Wawrinka, cuarto mundial y campeón en Melbourne en 2014.

Ante todo, como dicen los estadounidenses con sus figuras deportivas: es el mundo de Nole y tan solo vivimos en él.

Serena gran candidata

En la prueba femenina, la número uno mundial, Serena Williams, se enfrentará a la italiana Camila Giorgi en la primera ronda, y se encuentra en el mismo cuarto del tablero que la rusa Maria Sharapova.

Actual campeona, Williams se impuso el año pasado en Melbourne a la rusa en la final, en dos sets.

Alejada de los terrenos desde su derrota sorpresiva en semifinales del US Open contra la italiana Roberta Vinci, la estadounidense aseguró: "Todo va muy bien y me siento verdaderamente bien. Me he entrenado todos los días desde hace tiempo y estoy lista".