El Mundial, a un pasito

Uruguay le ganó 2-0 a Colombia en un gran partido, casi se aseguró el quinto puesto e igualó a Ecuador en el cuarto, de clasificación directa

Y terminó de volver Uruguay. Lo había mostrado ante Venezuela, lo ratificó en la Copa Confederaciones, dio un paso más el viernes ante Perú en Lima y lo redondeó este martes ante Colombia en el Centenario: victoria 2-0 en un partidazo. Casi se aseguró el quinto puesto, igualó a Ecuador en el cuarto y lo enfrenta la fecha que viene, con la chance de entrar en puestos de clasificación directa. Ratificó que, tras la debacle de hace unas fechas, apareció la fibra ganadora, para ganar tres partidos seguidos y tener a Brasil a la vuelta de la esquina.

Uruguay sufrió hasta los 15 minutos, porque Colombia presionaba bien en toda la cancha y obtenía la pelota, para proyectarse por las bandas, sobre todo la izquierda, donde Zúñiga tuvo un muy buen primer tiempo

A Uruguay le costaba recuperar la pelota, porque el toque colombiano era veloz, aunque no lograba desequilibrar demasiado. Lo más claro fueron los desbordes de Zúñiga y un par de buenas pelotas a espaldas de alguno de los zagueros celestes: a los 9’ un centro cruzado que salvó Giménez, a los 11’ un tiro de Falcao desde afuera del área que tapó muy buen Muslera, y a los 25’ un pase al corazón del área, a espaldas de Scotti –mientras Giménez habilitaba- que el delantero no pudo transformar en gol por muy poco.

De todos modos, ya por esos minutos Uruguay empezaba a hacer más pie en la cancha. Egidio recuperaba el nivel del arranque del partido y robaba pelotas clave, y además Colombia perdía claridad y también la presión sobre la mitad de la cancha celeste. Sin embargo, ni Lodeiro, ni Suárez ni  Cavani estaban claros con la pelota como para fructificar el trabajo de contraataque que lograba la marca celeste.

Fue la banda izquierda de Uruguay, con Fucile y Cebolla, la que tuvo más proyección y un par de desbordes que terminaron en córners.  Y Suárez, en su entrevero, consiguió de todos modos las dos chances claras: una tras un buen pase largo de Lodeiro, en la que el salteño enganchó tres veces sin encontrar el espacio, y otra un tiro libre desde la izquierda, tras desborde de Fucile, que salvó justo Zúñiga.

Uruguay terminó el primer tiempo logrando jugar en el esquema en el que se siente más cómodo: cortando y contragolpeando, aunque le faltó justeza con la pelota como para estar más cerca del gol.

Luego salió con todo en el segundo tiempo: ya desde la primera jugada, con un pase largo que Cavani reventó en el travesaño. Pero la celeste no se quedó ahí: se adelantó en la cancha, mantuvo la marca, pero ahora con Gargano tuvo más lanzamiento desde el mediocampo y con Stuani peso arriba. El delantero de Espanyol tuvo otra aparición minutos después, con un centro largo que bajó de cabeza para que Suárez le pegara fuerte y se fuera a centímetros de Ospina.

Algo ya había cambiado en Uruguay, que marcaba, que no pasaba zozobras atrás, pero que era letal con la pelota de la manera que más le gusta a Tabárez: vertical, rápido, sin engolosinamientos. Directo y letal.

Colombia se dio cuenta de eso, y apenas pudo recuperar la pelota intentó hacer lo suyo: dormirla, tocar y tocar para aflojarle al momento de Uruguay. La celeste esperó bien armado atrás, sin enloquecerse saliendo y generando huecos. Fueron siete minutos bien marcados: absoluta posesión colombiana, pero sin ningún peligro por el orden defensivo celeste.

Y apenas la pudo recuperar, Uruguay mató. Con su marca registrada: recuperación de Cavani en la mitad de la cancha –siempre solidario el salteño para marcar y proyectarse-, pase a Maxi, el lateral administrando la pelota y avanzando, centro largo y cabezazo del Matador, para poner el 1-0.

El gol fue un golpazo, que lo cambió todo. Por eso, no le dio tiempo a los cafeteros ni a acomodarse: a los tres minutos, lateral, centro de Gastón Ramírez y Stuani madrugó a todos para definir y poner el 2-0. Y el gol era un símbolo: Uruguay atento, enchufado, intenso, se llevaba por delante a Colombia.


Populares de la sección

Comentarios