El Mundial tiene sus propios preservativos

Desde su aparición en febrero, ya se vendieron más de dos millones de unidades

La Copa del Mundo tiene sus propios preservativos. Se trata de unidades con sabor a caipirinha, una de las bebidas más populares de la sede mundialista. Además tienen los colores amarillo y verde, en honor a la bandera brasileña.

Los curiosos preservativos fueron lanzados por la organización sin fines de lucro DKT International, que promueve la planificación familiar y el cuidado en las enfermedades de transmisión sexual, y los distribuye la marca Prudence.

Desde su lanzamiento, en febrero, miles de brasileños y turistas los probaron: en ese periodo se vendieron más de dos millones de unidades, informó el Wall Street Journal. Se encuentran disponibles tanto en farmacias como en supermercados a un costo cercano a los $30 uruguayos cada paquete.

Esta semana, otra campaña contra las enfermedades de transmisión sexual aprovechó el Mundial de Brasil para ser difundida. La United Nation and Aids lanzó su programa "Protect the Goal", en el que los centros de salud regalaron unos dos millones de preservativos y realizaron exámenes de sida a los interesados.


Populares de la sección

Comentarios