El menú: olímpicos Recoba

El chino convirtió su sexto gol desde el tiro de esquina y coronó una gran actuación frente a sportivo luqueño; ¿será titular o suplente en este semestre?

Los goles olímpicos de Álvaro Recoba son producto de su talento y de la práctica. Pero también de la inquietud del periodista inglés Ernest Edwards, que en 1924 descubrió una falla en la regla del saque de esquina y la Internacional Board la modificó. Este hombre nacido en Liverpool, descubrió que el ejecutante de un córner podía correr desde la esquina con la pelota y hacer el gol eludiendo rivales. La letra del reglamento lo amparaba. El organismo inglés tomó nota y en junio de 1924 cambió el artículo, permitiendo la concreción de un gol directamente de un tiro de esquina. El nuevo chiche del Chino Recoba.

Si bien el primero lo convirtió jugando en Inter de Milán, en 2007, es en esta nueva etapa en Nacional donde perfeccionó la técnica. Es más: quienes critican a Recoba por su pasaje en la selección, le endilgan que pocas veces ejecutaba bien los tiros de esquina. O eran pasados, o eran cortos.

Un artículo de la FIFA indica que el primer futbolista que marcó un gol olímpico, ya con la nueva regla, fue un tal Billy Alston de la segunda división escocesa. Wikipedia agrega que ocurrió el 21 de agosto de 1924 en un partido entre el St. Bernard’s F.C. y el Albion Rovers. Pero el que le dio el nombre de “olímpico” fue el que convirtió el argentino Cesáreo Onzari el 21 de setiembre de 1924 en Buenos Aires frente a la selección uruguaya.

“Quizá el arquero se había levantado mal ese día o lo hayan molestado, porque nunca más emboqué otro”, dijo Onzari años después, haciendo gala de una sinceridad brutal.

Recoba contó ayer en Último al Arco que se emite por Sport 890 los secretos del gol que le marcó el martes a Sportivo Luqueño, el sexto olímpico de su carrera: “Me sentía bien para patear, había un poco de viento, se sentía una brisa hacia el lado de la Colombes, y la verdad que cuando salió la pelota sentí que iba muy bien. Iván creo que lo toca (al golero), pero no es que le hace falta. Se mete con pelota y todo para adentro. Uno prueba y va saliendo”.

Ese gol de córner adornó una actuación brillante de Recoba, que contó con un remate desde la mitad de la cancha que rebotó en el horizontal, un tiro libre que pegó en el ángulo y otro que atajó magistralmente el golero. Sin contar la claridad para ponerle la pelota del primer gol a Iván Alonso.

“El último semestre y este arranque me encuentra muy feliz con muchas ganas de jugar; a mi edad si no estás en esas condiciones es preferible dar un paso al costado. Me siento mejor que nunca” dijo el Chino.

Recoba fue titular en los últimos tres partidos del último Apertura, frente a Cerro, Juventud y Tacuarembó. Antes, definió el clásico a favor de Nacional en el minuto 95 con un tiro libre perfecto.

En el último semestre disputó un promedio de 45 minutos por encuentro. Terminó entero y así lo demostró en estos partidos de verano que jugó: 45’ frente a Peñarol y 66’ contra Sportivo Luqueño.

Los hinchas de Nacional se ilusionan con la zurda del número 20 y aparece el dilema, si es mejor que arranque jugando, si hay que dosificar sus minutos en cancha.

En los seis meses pasados Nacional tuvo solo actividad por el torneo local. Ahora será distinto. Si pasa a Palestino en la primera, competirá paralelamente en la Copa Libertadores y en el Clausura. Es evidente que la fragilidad de Recoba no le permitirá ingresar desde el vamos en todos los partidos.

Es por eso que resultará fundamental el tacto de los integrantes del cuerpo técnico tricolor. Para no privarse de su categoría. Ni de la especialidad de la casa.

El primero: Cesáreo Onzari a Andrés Mazzali
En 1924 Argentina organizó dos amistosos contra Uruguay, que había ganado la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de París de ese año. El primero se jugó el 21 de setiembre en Montevideo y terminó 1-1. La revancha fue el 2 de octubre en Buenos Aires. Argentina ganó 2-1 . A los 15’, cuando estaban 0-0, el delantero argentino Cesáreo Onzari le marcó un gol de córner al golero uruguayo Andrés Mazzali. La prensa deportiva lo llamó “gol olímpico” jugando con el éxito que habían obtenido los uruguayos.


Populares de la sección

Comentarios