El mejor de la historia

Nueva Zelanda ganó un Mundial fuera de casa, lo único que le quedaba por demostrar: campeón tras derrotar con autoridad a Australia
E n el presente, todo el rugby tenía claro que Nueva Zelanda era el mejor equipo del mundo. Pero la historia le decía que aún tenía puntos para demostrar. El Nº1 del ranking desde hace años, campeón de la mayoría de los Rugby Championships, más de un año invicto ganándole a todos los de arriba...

Pero le faltaba algo: nunca había podido ser campeón fuera de casa, y de hecho hasta 2011 solo tenía un título del mundo, aquel que consiguió en 1987, en el primer mundial. El título de 2011, además, era un amargo recuerdo para Dan Carter, que frente a su gente se lesionó y se perdió todo el torneo. Por eso, uno de los mejores de la historia tenía aún algo por demostrar.

Además, los fantasmas de Francia en 1999 y 2007, Sudáfrica en 1995, Australia en 2003, seguían ahí. Grandes jugadores de la historia se habían quedado con las manos vacías en Mundiales, y la incógnita era que pasaría en Inglaterra, otra vez fuera de casa.

Pero este Mundial fue la última frontera para los All Blacks. La última prueba para entrar en la leyenda, y ganarse su lugar en el podio de la historia. Lo demostró ante Argentina con una victoria trabajada, ante Francia con una paliza descomunal, ante Sudáfrica con un clásico sufrido. Y ayer, justo en la final con el mejor partido en años, para ganar con absoluta justicia por 34-17 y levantar la copa del bicampeonato, el primero en la historia de la Rugby World Cup.

Los All Blacks ganaron de punta a punta, porque lo fueron a buscar a los Wallabies en su punto más fuerte: el breakdown. Desde el principio apostaron a darle velocidad a la pelota en ataque –les costó, porque Hooper y Pocock robaron 3 pelotas- y lentamente impusieron su ritmo. Y en defensa enloquecieron al rival, complicándole cada pelota en el ruck, y cortando ese juego de velocidad absoluta que los australianos desarrollaron en todo el torneo.

Así, Nueva Zelanda sacó diferencias. Primero de penal hasta el 9-3, y asi los All Blacks fueron sacándole a Australia su principal arma de velocidad de juego, y consiguieron establecer la propia. Encima, a los Wallabies se le fueron cayendo soldados, porque se iba Douglas lesionado y Matt Giteau, uno de sus líderes anímicos y de juego, con conmoción. Nueva Zelanda se fue al descanso 16-3 con try de Milner-Scudder, tras la mejor jugada del primer tiempo, con liberación rápida y velocidad de pases.
El campeón siguió y en el segundo tiempo puso un 21-3 con un try de Ma'a Nonu, otra de las estrellas del campeón.

Pero los Wallabies reaccionaron y quisieron ir en contra de la estadística, que dice que nadie en un Mundial remontó una diferencia mayor a los 15 puntos. Llegaron dos tries en pocos minutos, de Pocock en corto, y de Kuridrani en velocidad tras gran kick de Genia para ponerse apenas a cuatro.

Pero a Australia se le acabó la nafta. Llegaba a la final tras verdaderas batallas: Gales, Inglaterra, Escocia, Argentina. Nueva Zelanda tuvo alguna menos, pero además, las ganó con mucho más autoridad, y por eso, cuando las piernas flaqueaban, aceleró. Recuperó la pelota, Carter sacó un drop de la nada para volver a sacar 7, y finalmente, de un ruck en defensa, los All Blacks iniciaron un contraataque para que Barrett liquidara todo con el 34-17.

Fue el justo campeón. Porque ha sido el mejor equipo de los últimos 10 años, y quizás, el mejor de la historia.

Nueva Zelanda 34 - Australia 17

NUEVA ZELANDA: 1) Moody, 2) Coles, 3) Franks; 4) Rettalick, 5) Whitelock, 6) Kaino, 7) McCaw, 8) Read, 9) Smith, 10) Carter, 11) Savea, 12) Nonu, 13) C. Smith, 14) Millner-Skudder; 15) B. Smith. Head Coach: Steve Hansen

Cambios: 41’ Sonny Bill Williams x Conrad Smith, 55’ Charlie Faumuina x Owen Franks, 58’ Ben Franks x Moody, 65’ Keven Mealamu x Coles y Beauden Barrett x Milner-Skudder, 71’ Victor Vito x Kaino y Tawera Kerr-Barlow px Aaron Smith

AUSTRALIA: 1) Sio, 2) Moore, 3) Kepu, 4) Douglas, 5) Simmons, 6) Fardy, 7) Hooper, 8) Poccock; 9) Genia, 10) Foley, 11) Mitchell, 12) Guiteau, 13) Kuridrani, 14) Ashley-Cooper; 15) Folay Head Coach: Michael Cheika

Cambios: 15´Dean Mumm x Kane Douglas y 26’ Kurtley Beale x Matt Giteau. 55’ Tatafu Polota-Nau x Moore, 55’ James Slipper x Sio, 59’ Greg Holmes x Kepu, 60’ Ben McCalman x Fardy, 65’ Matt Toomua x Mitchell, 70’ Nick Phipps por Genia.

ESTADIO: Twickenham de Londres
PÚBLICO: 80.125
REFEREE: Nigel Owens (Gales)
JUECES DE TOUCH: J. Garces y W. Barnes
TMO: S. Veldsman

Puntos: 6’ penal Dan Carter (NZ) 3-0, 12’ penal Bernard Foley (A) 3-3, 25’ penal Dan Carter (NZ) 6-3, 35’ penal Dan Carter (NZ) 9-3, 38’ try Milner-Skudder convertido por Dan Carter (NZ) 16-3, 42’ try de Ma´Nonu (NZ) 21-3, 52’ try Pocock convertido por Bernard Foley (AUS) 21-10, 23’ try Kuridrani convertido por Bernard Foley (A) 21-17, 29’ drop Carter (NZ) 24-17, 34’ penal Dan Carter (NZ) 27-17, 38’ Barrett convertido por Carter (NZ) 34-17.

Palmarés Campeonatos del Mundo de rugby


Edición Campeón Vice final
1987 N. Zelanda Francia 29-9
1991 Australia Inglaterra 12-6
1995 Sudáfrica N. Zelanda 15-12 (*)
1999 Australia Francia 35-12
2003 Inglaterra Australia 20-17 (*)
2007 Sudáfrica Inglaterra 15-6
2011 N. Zelanda Francia 8-7
2015 N. Zelanda Australia 34-17
(*) definidas en prórroga

Acerca del autor