El matrimonio que se tira al agua

Pablo Defazio y Mariana Foglia, casados desde 2008, disputarán a partir de este miércoles el Hemisferio de la clase snipe mientras esperan un barco que compraron en US$ 22 mil para iniciar su primera campaña olímpica

En 2006 Pablo Defazio y Eduardo Médici le dieron a Uruguay uno de sus títulos más importantes en el historial del yachting: el Hemisferio de la clase snipe disputado en Miami. Este miércoles, en Buenos Aires, comienza una nueva edición del certamen. Pero su tripulante será su esposa, Mariana Foglia.

El Hemisferio Occidental de snipe –una embarcación donde se compite de a dos– se disputa los años pares y es el segundo torneo en importancia después de los mundiales.

Pero el nivel que tienen con respecto a los mundiales es casi el mismo ya que la mayoría de los mejores snipistas están en Occidente.

Poco tiempo después de que Defazio lograra aquel título en 2006, Mariana logró en el Mundial femenino de Punta del Este,  junto a su hermana Andrea, un histórico bicampeonato, tras imponerse en Noruega 2004.

Estrellas mundiales por separado, el Oveja –como se conoce a Defazio en el ambiente de la náutica– y Mariana se ennoviaron en marzo de 2007 durante la disputa del Sudamericano de Punta del Este. 

Se casaron a fines de 2008 y en febrero de 2009 nació su hija, Paula.

No será en Buenos Aires la primera vez que corran juntos. En un Sudamericano de snipe, Asunción 2002, disputaron la categoría mixta. Fueron campeones. 

La condición de madre alejó del agua a Mariana, quien se recibió de bióloga.

Pablo empezó a competir a nivel profesional en clase Soto 40 en Chile.

Pero el tiempo libre sumado a la inextinguible pasión los hizo volver al snipe. Juntos.

Se fueron a disputar un torneo a España dejando por primera vez a Paula con sus abuelos.

Y luego se animaron con el Nacional, un torneo que Pablo ganó entre 2005 y 2007 con Médici, y entre 2008 y 2011 con Manfredo Finck. También lo ganaron.

Así lograron la clasificación a este Hemisferio para el que viajaron en su camioneta remolcando dos barcos, el de Defazio que alquiló en el torneo, y el de Mariana, con el cual competirán.

En campaña olímpica
“Si quedamos dentro de los cinco primeros va a estar muy bien, ya que hace mucho que no competimos a este nivel”, contó a El Observador Defazio. .

El mes pasado el binomio fue segundo en el torneo Luis Cerrato disputado en Argentina.

En agosto, durante los Juegos Olímpicos –donde la vela uruguaya estuvo representada por los hermanos de Mariana, Alejandro y Andrea– el matrimonio decidió  ponerse en campaña.

En Rio 2016 se incorporará una clase nueva, Nacra 17, que será mixta. Y no lo dudaron.

“Ya encargamos el barco. Van por la entrega del número 68 y nosotros tenemos el 97. Nos llegará en febrero. Además, ya le pasamos el presupuesto de la campaña a la Fundación Deporte Uruguay”, explicó Defazio.

¿Dejarán el snipe? Defazio fue rotundo: “No. La prioridad va ser la campaña olímpica pero con el snipe vamos a seguir”.

En marzo de 2014 se disputarán los Juegos Odesur y en 2015 los Juegos Panamericanos de Toronto. “Vamos a intentar pelear en los clasificatorios un lugar para esos torneos ante Federico Waksman o Paolo Sassi”, adelantó Defazio. Pero para eso falta. Ahora se viene el Hemisferio.  


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios