El mata gigantes

Tomas Berdych eliminó en Roma a Novak Djokovic demostrando que es una amenaza para los tres fantásticos

Tomas Berdych lo hizo de nuevo. En cuartos de final del Masters 1000 de Roma se cruzó con uno de los tres tenistas que han dominado el circuito en los últimos años y lo dejó eliminado. Su condición de mata gigantes en el circuito ATP sigue afianzándose.

Esta vez su víctima fue Novak Djokovic, actual número uno del mundo. Berdych lo venció 2-6, 7-5, 6-4 para meterse en las semifinales del torneo, en el que  se medirá con Rafael Nadal, quien volvió a imponerse sobre David Ferrer: 6-4, 4-6, 6-2. La otra semi la jugarán Roger Federer y Benoit Paire.

Berdych, de 27 años y sexto ATP (su mejor ranking histórico), ya supo ser verdugo de Federer y Nadal en el pasado. 

A Djokovic ya le había ganado una sola vez, en semifinales de Wimbledon 2010. Antes y después acumuló 13 derrotas en los juegos contra el serbio.

A Nadal le ganó cuando el español daba sus primeros pasos en las pistas duras: Cincinnati 2005, Toronto 2006 y en la carpeta de Madrid 2006. Las 12 últimas veces que le tocó enfrentarlo perdió. Y tratándose de polvo de ladrillo, el español es claro candidato para la semifinal de esta jornada.


Con Federer ha tenido mejor suerte: lo venció en seis de sus 17 enfrentamientos. La primera vez en los Juegos Olímpicos de Atenas y en dos ocasiones con mucho ruido: cuartos de final de Wimbledon 2010 y en misma instancia del US Open del año pasado.

Si bien sus números son nítidamente desfavorables en sus enfrentamientos ante los tres fantásticos, no todos los jugadores del circuito se han dado el gusto de vencerlos.

Para tener una idea de lo que esto significa, en el actual top 10 del ranking hay tres jugadores que no le ganaron al menos a uno de los tres.


David Ferrer nunca pudo con Federer en 14 enfrentamientos. Le va mejor con Djokovic (cinco triunfos contra 10 derrotas) y con Nadal, si bien lo venció en cuatro ocasiones, hace siete partidos que no puede derrotarlo aún en condiciones muy favorables.

Richard Gasquet y Stanislas Wawrinka, por su parte, nunca le ganaron a Nadal. Andy Murray, Juan Martín Del Potro y Jo-Wilfried Tsonga sí lo hicieron al menos una vez con cada uno.

Queda demostrado entonces que Berdych siempre es de cuidar.


Populares de la sección

Comentarios