El más grande de todos los tiempos

La leyenda olímpica de Usain Bolt llevó a Jamaica a ganar el relevo 4x100m en el Mundial de Moscú y se convirtió en el atleta con mayor cantidad de medallas ganadas en el historial de estos certámenes

Contra el viento y la lluvia en los 100 metros llanos y con una de las piernas pesadas en la recta final del Mundial de Moscú, donde se impuso en 200 m y remató la posta 4x100 m del equipo de Jamaica, Usain Bolt se convirtió en el atleta más grande de todos los tiempos.

Bolt, de 26 años, se fue con tres oros de la capital rusa alcanzando las 10 medallas en mundiales.

En total de preseas igualó al estadounidense Carl Lewis, quien ganó la misma cantidad entre 1983 y 1993.

¿Por qué lo superó Bolt? Ambos ganaron ocho oros, pero el jamaiquino tiene dos de plata contra una de Lewis que tiene un bronce.

Las comparaciones son odiosas. En la era de Lewis, un atleta más completo ya que además de velocista fue uno de los mejores saltadores en largo de todos los tiempos, los mundiales eran cada cuatro años.

Ambos tiene hasta acá cuatro mundiales disputados. Pero a Bolt parece quedarle tela por cortar. Tiene 26 años mientras Lewis tenía 32 cuando compitió por última vez en estos certámenes.

Bolt ya tiene estatus de leyenda olímpica. A la impactante supremacía que demostró en Beijing 2008 le agregó en Londres la ratificación de todos sus títulos.

Ningún velocista había podido ganar el 100 m y el 200 m en dos Juegos consecutivos. Y Bolt le agregó la yapa de la posta en ambos Juegos.

Ojo. Lewis ganó 10 medallas olímpicas (nueve de oro y una de plata) al tiempo que Bolt, quien buscará competir en Río 2016, lleva seis doradas.

Pero si la discusión se centra exclusivamente en la velocidad, Bolt ya tiene derecho a sentirse el más grande de todos los tiempos.

En esas pruebas, Lewis ganó cinco oros y una plata olímpica contra las seis doradas de Bolt. Y en mundiales, tiene seis de oro y un bronce contra las ocho doradas de Bolt y sus dos platas de Osaka 2007 (200m y 4x100m).

El broche de oro

Bolt remató la posta donde Jamaica se impuso con un tiempo de 37.36.

Estados Unidos, con Charles Silmon, Michael Rodgers, Rakieem Salaam y Justin Gatlin, fue por delante hasta mediada la tercera posta, pero cuando Nickel Ashmeade entregó a Bolt las dos grandes potencias estaban emparejadas, y a partir de ahí el Relámpago hizo el resto hasta cruzar la meta dos metros por delante de Gatlin.

Jamaica le ganó así por tercer mundial consecutivo el relevo corto a los estadounidenses a pesar de tener las bajas de Yohan Blake (lesionado) y Asafa Powell (suspendido por dopaje).

Pero ya en la final de los 100 metros los otros tres participantes de la isla habían rebajado los 10 segundos (Nesta Carter, Kemar Bailey-Cole y Ashmeade). Bolt corrió entonces con el impulso de agigantar su leyenda. Y lo logró. No podía ser de otra manera.


Populares de la sección

Comentarios