El mal año de los Diego

Forlán y Lugano jugaron poco en sus clubes y no repitieron actuaciones anteriores con la selección

Mientras que Cavani y Suárez acaparan los elogios por el gran cierre de año que tuvieron, el capitán de la selección, Diego Lugano, y el que supo ser el mejor jugador del Mundial en Sudáfrica, Diego Forlán, están en la punta opuesta.

Lugano no juega desde hace varios meses en Paris Saint-Germain, al punto que en 2013 fichará por otro club.

Forlán, en tanto, no rindió en Inter de Milán y fue transferido a Inter de Porto Alegre, donde tampoco alcanzó el brillo de años anteriores.

Esto provocó que tampoco cumplieran buenas actuaciones en la selección, en un año malo deportivamente para los celestes.

El hecho de que ambos superen los 30 años de edad también les juega en contra en la carrera que tienen ambos de llegar a  la Copa del Mundo de Brasil 2014, para cerrar  sus trayectorias con broche de oro.

Lugano supo ser el mejor defensa del Brasileirao en 2004 y 2005, cuando era el capitán y estrella de Sao Paulo. En la selección disputó 75 partidos y es un pilar del sistema defensivo del equipo de Tabárez. Sin embargo, desde que dejó Fenerbahce para jugar en Paris Saint-Germain, perdió protagonismo. Arribó en agosto de 2011 y desde entonces solo disputó 21 partidos, ninguno en la actual temporada 2012-2013. Las últimas informaciones lo dan como factible jugador de Málaga.

Forlán, actual goleador histórico de la selección nacional, arribó en julio a Inter de Porto Alegre, donde jugó hasta el momento 19 partidos y marcó cinco goles.

En Inter de Milán disputó la temporada 2011-2012 y actuó en 20 partidos, marcando apenas dos goles.

Es indudable que después del Mundial de 2010 y de la Copa América de 2011, donde Uruguay fue campeón, estos dos futbolistas sufrieron la inactividad en sus equipos.

Después de haber alcanzado lo más alto del ámbito mundial (en 2009, Forlán fue el segundo goleador mundial con 32 tantos, según la Iffhs, y en 2010 el mejor jugador del mundo; Lugano levantó las copas Libertadores y Mundial de clubes en 2005 y de América en 2011), hoy están en un momento crítico. Pero a tiempo de reverdecer laureles.




Populares de la sección

Comentarios