El Maestro volvió a dar clase

Óscar Tabárez y el profe José Herrera fueron reconocidos por la Universidad de Aconcagua, donde alumnos aplaudieron y acompañaron al entrenador celeste

Enviado a Mendoza, Argentina


El Maestro volvió a ser maestro. En Mendoza, el entrenador de la selección uruguaya, Óscar Tabárez, volvió a darse el gusto de dar clase en a alumnos de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Aconcagua, donde fue reconocido al igual que el profesor José Herrera, integrante del cuerpo técnico celeste.

Tras el arribo al hotel junto al plantel, el entrenador se fue raudamente al centro de estudios para participar del acto que fue organizado por el profesor Ciro Fuentes, mendocino que integra el grupo de trabajo de Tabárez y es docente en dicha facultad.

En su disertación -seguida muy atentamente por el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Wilmar Valdez, desde la primera fila de un auditorio con unas 200 personas- el DT celeste habló de liderazgo y de cómo ha sido y es el proceso al frente de la selección.

Tabárez contó cómo ha sido el proceso de formación de futbolistas desde su llegada. "Creo que nos salió bien, desde nuestro punto de vista. Grandes grupos, grandes anécdotas de esos grupos, grandes lecciones de vida, y a la hora de la competición se dieron cosas que no se habían dado últimamente: dos finales del mundo, no las pudimos ganar pero llegamos a la final, una en Sub 20 y una en Sub 17, y seguimos en ese camino de búsqueda".

Embed

El entrenador señaló que sabe que "ningún proceso de trabajo en el deporte se mantiene si no hay triunfos cada tanto". "Por eso los de Sudáfrica y lo de la Copa América 2011 fueron cosas muy importantes, que generaron cosas que todavía se mantienen pero nacieron en eso tiempos, una relación de los futbolistas de la selección con la gente que yo no la he visto muchas veces, y aún hoy se mantienen.

"Si van a Uruguay van a oír decir que hay un público de la selección y un público del fútbol local, que son distintos. Creo que ese público de la selección se basa en mucho de aquellos que festejaron esos triunfos y apreciaron a estos futbolistas por los resultados, pero fundamentalmente por la manera de comportarse, de competir, de relacionarse, por el respeto, la preocupación, por hacer obras sociales que se necesitaban. Esperamos que eso se siga manteniendo, con alguna copita mediante", señaló.

"Inculcamos el respeto"

Los alumnos pudieron hacerles preguntas a Tabárez. Una fue sobre si a los jugadores uruguayos se le inculca el sentimiento o si eso ya es parte de la idiosincrasia uruguaya. "Tratamos de inculcar el sentimiento respecto al respeto en un grupo, hacia el compañero, pasar por experiencias con dificultades... Todas esas cosas sí las inculcamos y queremos verla. Además le agregamos, y en eso hemos progresado, y cada vez es más difícil, uno lo ve en todas las ligas, el buen comportamiento", comentó.

"Sabíamos lo que decían en otros lados de los uruguayos. Se ha trabajado muchísimo desde la base para cambiarlo", agregó. "Después, como en cualquier partido, puede haber un desliz o equivocaciones. Pero el concepto es que un partido de fútbol se gana jugando al fútbol y que cuando se enfrenta a un rival superior hay que buscar las maneras para dar lucha".

¿Cómo es trabajar con celebridades del futbol?

Esa fue otra de las preguntas que se le hizo al DT y respondió con el ejemplo de Luis Suárez y Edinson Cavani.

"Son dos jugadores que han llegado a competir en lugares muy importantes eran de la Sub 20 de 2007. Y esos futbolistas progresan profesionalmente, tienen su historia, pero mantienen esas cosas que tienen que ver con lo que ha vivido, con lo que se les ha dicho y creo que nosotros lo concebimos de esa manera. Generalmente no vemos en los futbolistas que van llegando signos de vedettismo y si lo viéramos le bajaríamos los decibeles. Lo importante es la actividad grupal, es un deporte coelctiva, y de esa manera se puede lograr que un futbolista deje todo más allá de que sea una gloria del fútbol".

Las broncas de Suárez cuando pierde los picados

Siguiendo con la respuesta de la pregunta anterior, el DT contó el ejemplo del atacante Luis Suárez y su forma de ver el fútbol. "Luis Suárez juega de arquero en los picados que hacemos en la selección el dia anterior al partido. Juegan siempre los mismos equipos. Gana un equipo y se saca fotos que se suben a las redes sociales... (Súarez) cuando pierde no se le puede hablar por cuatro horas. ¿Qué explicación tiene eso? Es una pasión por el fútbol, por lo que hace, por la competencia, que no es muy normal. Ya sé que es un caso máximo, pero todos los demás futbolistas que también tienen ese perfil bajo comparten cosas con nosotros, hablan de sus familias, de las cosas comunes... Creo que lo hacen en la selección, no sé si lo hacen en otros lados. En ese aspecto se basa todo y sale todo muy naturalmente, poco programado"

"Estoy tratando con todo de darle y darle para seguir en esto"

El Maestro fue consultado también por los sentimientos que tenía al estar al frente de la selección tantos años. "Ni siquiera lo soñé. El futbol es algo de estadía en el mundo, generalmente en estos países rioplatenses... Cualquier niño sueña con jugar al fútbol y a veces idealiza y piensa que va a jugar en tal equipo. En Uruguay el juguete más vendido es la pelota de fútbol. Eso indica que hay una tradición, de generación en generación, de la pasión por este deporte. Cuando juegan al fútbol, primero está el barrio, luego los que juegan un poquito mejor se empiezan a destacar", indicó Tabárez.

"El fútbol en nuestro país es un signo de prestigio social. Al que juega bien se lo ensalza mucho, como si tuviera un status diferente. Y es así por la manera de ser y de sentir el fútbol".

"Yo ni cerca estuve de ser el que estaba a la cabeza. En mi barrio no era el peor pero había muchos más capaces que no tuvieron la suerte de seguir en el fútbol. Yo tenía un poquito de tolerancia a la frustración. Capaz que no jugaba muy bien pero insistía e insistía. Después, todo esto que pasó a mi me sorprende. Son esas cosas de la vida", agregó.

"Estoy muy contento de estar donde estoy. Tratando con todo de darle y darle para seguir en esto. Me siento muy agradecido y muy reconocido por todo lo que puede haber influido para que haya llegado aquí", concluyó, antes de los aplausos con los que se cerró el acto.

Aplausos y selfies

Tras finalizar el acto, Tabárez y el profe Herrera, quien fue declarado Profesor Honorario de la Universidad del Aconcagua, ambos fueron aplaudidos. Ni bien bajó del estrado, los alumnos se le acercaron para sacarse fotos con el entrenador y así fue durante los 50 metros que recorrió hasta llegar al auto en el que se retiró. Los estudiantes acompañaron al entrenador tomándose fotos y saludándolo, incluso deseándole suerte para el partido de esta noche ante Argentina.


Populares de la sección

Acerca del autor