El maestro aún tiene mucho espíritu

Roger Federer habló de su presente y dijo que cuando tiene una caída vuelve "con más fuerza; admitió que este "no es el final" de su carrera y que quiere volver a ser "el número 1 del mundo" del tenis

El suizo Roger Federer ha asegurado que cuando tiene “una caída” vuelve “con más fuerza” y que, a pesar de que “esta temporada ha sido difícil”, quiere “volver a ser el número 1 del mundo”.

Federer, a sus 32 años, está haciendo frente a una temporada “muy difícil” y de cuyos resultados está “bastante decepcionado”, según ha reconocido en una entrevista.

“Esta temporada ha sido difícil. He empezado bastante bien, pero creo que sufrí los efectos de un año muy difícil la temporada pasada con los Juegos Olímpicos, la Copa Davis y una gran cantidad de partidos en los últimos dos años”, ha señalado el actual número siete del mundo.

“He sacrificado mucho, quizás demasiado, pero realmente traté de regresar a ser el número 1 del mundo. Tal vez este año me he cansado demasiado y eso me ha echado hacia atrás y, por eso, no he jugado tan bien en París y en Wimbledon. Estoy bastante decepcionado con mi rendimiento”, añadió Federer.

No obstante, el jugador suizo no tira la toalla y aseguró que no piensa que este “sea el final” de su carrera profesional, que inició en 1998 y en la que figuran un total de 77 títulos ATP, 17 de ellos de Grand Slam.

“Ahora me toca averiguar qué está pasando, ser fuerte y no dejar que esto me afecte ni pensar que es el final, no es el final en absoluto. Por lo general, cuando tengo una caída, vuelvo con más fuerza y eso es exactamente lo que ahora tengo que demostrarme a mí mismo”, dijo.

Del número 1, que actualmente ocupa el serbio Novak Djokovic y del que Federer disfrutó durante más de 300 semanas, también habló.

“Una vez que has sido el número 1 del mundo y caes abajo, lo quieres recuperar rápido, pero si no lo consigues de inmediato te relajas e intentas jugar un tenis sólido y ganar torneos”, expresó.


Populares de la sección

Comentarios