El Loco se pone a punto y hace presión en silencio

Sebastián Abreu está listo para sumarse al equipo de Álvaro Gutiérrez que, sin los resultados esperados y con varios lesionados, abre un nuevo escenario; ¿Qué le puede aportar al juego?

Sebastián Abreu entrena sin ser tenido en cuenta por el entrenador Álvaro Gutiérrez y hace presión en silencio, ya que se encuentra a punto desde lo físico y con ganas de sumar.

Luego de terminado su vínculo con Rosario Central, donde era importante en la consideración de Miguel Ángel Russo, Abreu retornó a los tricolores para cumplir su contrato y, según sus palabras, “cumplir el sueño de ser campeón de América con Nacional”.

Con la aventura copera trunca al cabo de dos partidos donde no tuvo participación, Abreu se enfocó en trabajar con el plantel principal pero sin tener oportunidad de estar convocado.

Inteligente, con la experiencia en el manejo de situaciones que le dan los años de vestuario, Abreu no quiere hablar públicamente sobre sus ganas de volver a jugar en forma oficial para no agitar las aguas ni ponerle presión al técnico, pero el viernes sumó su sexto partido amistoso consecutivo para ganar ritmo y está ansioso.

Su último partido oficial fue hace más de tres meses (26 de noviembre de 2014 por la final de la Copa Argentina que perdió ante Huracán) y nace la interrogante.

¿Qué le puede aportar Abreu al juego de Nacional? ¿Es compatible su función con la idea del entrenador? ¿Nacional podrá mantener el esquema del Apertura?

Que Abreu es un goleador no se discute y la falta de gol de Nacional en los últimos cuatro partidos (ida y vuelta ante Palestino, Defensor y Sud América) es clara.

Aunque en su última etapa en Nacional no estuvo acostumbrado a los festejos, Abreu es sinónimo de gol y los hinchas lo quieren de vuelta.

El problema nace en el actual dibujo táctico y sistema de juego que tiene Nacional.
El tricolor utiliza un 4-2-3-1 en la pizarra, algo que le perjudicó en algunos partidos cuando Alonso, en función de único atacante, no fue asistido desde los costados.

En esas situaciones, Nacional apeló a pelotazos frontales para abastecer a su goleador, que siempre cayó entre los centrales y fue superado.

Si Alonso, más ágil y rápido que Abreu, tuvo esas dificultades, será difícil que el minuano pueda ser efectivo en esas condiciones.

A nivel de idea, Nacional tuvo tres premisas básicas de funcionamiento que lo llevaron a ser el equipo más efectivo en el Torneo Apertura: conformar un bloque sólido en defensa, cerrar espacios en la medular y salida veloz hacia el ataque aprovechando las tres calles de la cancha.

En ese sentido, Diego Polenta y Gonzalo Porras fueron pistones de lujo para los primeros dos conceptos, al tiempo que el último requirió de ejecutantes en alto nivel como Carlos De Pena, Sebastián Fernández, Gastón Pereiro, Henry Giménez y el propio Alonso.

En el Clausura, los rivales le tomaron los puntos y salen a esperar a un Nacional que juega con la presión del equipo grande.

Si el técnico decide incluir a Abreu deberá cambiar la idea, ya que salir en velocidad con el Loco como referencia es una utopía.

Si está convencido de que la velocidad debe ser un rasgo distintivo del equipo campeón, buscará otras opciones como Leandro Barcia o Gonzalo Bueno, aunque no cumplan con el currículum goleador del minuano.

Gutiérrez tiene la última palabra.

Los "9" que están en el plantel:

Iván Alonso: Es la gran arma ofensiva de Nacional y juega suelto como referencia de ataque pero sin ser un nueve en función. Alonso se mueve por todo el frente de ataque y es más rápido que los dos delanteros centros que esperan por su oportunidad. Es el goleador del equipo y la preferencia de todos los entrenadores de turno desde la llegada del delantero al club, a mediados del año 2012.

Sebastián Taborda: Llegó por pedido expreso de Álvaro Gutiérrez luego de un pasaje por Nacional donde no había demostrado su potencial. Es un delantero posicional, de buen juego áreo, pero le juega en contra la falta de velocidad. En Nacional habitualmente no juega, pero se considera una pieza importante en el vestuario. Su último gol fue 24 de octubre de 2012 en la victoria ante Bella Vista 2-1.

Los "9" que se fueron:

Juan Cruz Mascia: Está cedido en Wanderers, donde llegó para jugar la Libertadores. En Nacional no tuvo oportunidades con Gutiérrez. Vuelve en junio.

Lucas Cavallini: Lucas Cavallini juega en Fénix donde es titular con Rosario Martínez. En Nacional alternó pero le costó convertir. Vuelve a Nacional en junio.


Populares de la sección

Comentarios