El Loco canta su verdad

Su vuelta frustrada, la charla con Guti, la manija de los dirigentes para que lo sacaran, la relación con el chino, todo en un mano a mano con Abreu
Su vuelta a Nacional generó expectativa. Y su regreso se vinculó a temas políticos.
Vuelvo porque me proponen una posibilidad que no siempre se tuvo en mente.

¿De qué se trataba?
En su momento Eduardo (Ache) conversó conmigo de hacer una base similar al proceso de selecciones, nos pidió que ayudemos a poder delinear una misma mentalidad, el mismo concepto, apelando a Scotti, Eguren, y yo. En segundo término uno es hincha de Nacional y hacía ocho años que había sido mi última participación con el Uruguayo Especial. Quería devolver. Los gemelos no habían podido ser mascotas, disfrutar, y quería que lo vivieran.

Usted venía de un antecedente que le generó problemas por su acuerdo económico, ¿hizo referencia al tema a la hora de arreglar?
En lo económico fue claro Eduardo, me dijo 'esto es lo que te podemos ofrecer'. Lo único que yo pedía es que si había un proyecto quería contrato por tres años. Pero si veían que al tercer año no tenía condiciones futbolísticas lo analizábamos y podía empezar a ocupar otro lugar en la institución.

"Yo no le doy bola a los que dicen que estoy peleado con el Chino. Todo Uruguay sabe si estamos peleados o no, qué relación podemos tener, todos saben"

Volvió y se lesionó.
Volví encantado con la única salvedad que se habló con el Chavo Díaz (técnico en ese entonces), con el Profe Gioscia, que venía con un retroceso de la operación de menisco en la rodilla. Les dije 'miren que necesito dos meses para ponerme bien y no dar ventajas, porque voy a llegar y voy a estar en el ojo de la tormenta, voy a ser carne de cañón'. Me dijeron que no había problemas. Arranca el proceso, llega el partido con Barcelona y ahí el Chavo nos dice a mí y al Chino sí le podíamos dar una mano en el banco. Se da que hago el gol y genera que adelante los procesos. A los dos partidos se va el Chavo, cambia el DT y tengo que arrancar a jugar porque se había generado aquello de porqué no juega. Le tuve que poner el pecho a las balas y nunca pude estar al 100%. Con el Vasco empecé a jugar de titular, hice goles, fueron cuatro meses en lo deportivo que fueron malos en general y que ya venían siendo malos.

Entró en el ojo de la tormenta.
Por aspectos políticos terminé siendo rehén. Entonces opté por cuidar mi patrimonio y busqué otras alternativas, primero para consolidar la idea de que no era un tema deportivo, porque se vendió un pescado podrido de que era un tema deportivo y pude rendir y demostrar en Central que no fue así. Los que dudaron se dieron cuenta que no era deportivo.

¿Cómo se manejó el tema cuando usted regresó?
Lo de Álvaro (Gutiérrez) fue correcto, no se quería meter en un baile donde no lo llamaron. Venía de ganar un título, tenía un grupo formado, y me dijo te abro las puertas pero sabés como son las cosas. Álvaro estuvo en conocimiento de todo, me respetó, tuvo la decisión adecuada, porque hubo dirigentes que le pidieron que me mandara a entrenar a Tercera.

Pero Gutiérrez no aceptó.
Esas son las cosas que no entiendo. Vienen algunos que no son del club y los dejan entrenar y a uno que tiene un nombre lo querían mandar a Tercera. Pero Álvaro tomó una medida atinada y les dijo que no, que de ninguna manera, que me iba a dar las mismas condiciones que a todos. Me dejó las cosas en claro. Le agradecí la forma de manejarlo, le dije que no se hiciera responsable de nada.

¿Por qué piensa que los dirigentes fueron con ese pedido?
No sé. En su momento, allá por 2013 cuando fue la primera vez que ocurrió todo esto, estaba angustiado, triste, porque uno es hincha del club y considero que me había ganado un respeto. Con el paso del tiempo y sabiendo que todos saben como fue la verdadera historia estoy tranquilo y dejando que el tiempo pase. Como en su momento le tocó el trago amargo al Tony (Pacheco) y luego tuvo su momento de felicidad y reivindicación ante algo que no generó, aspiro a que eso me pueda pasar a mi que tengo la cuerdita del de arriba que siempre me ayuda.

¿Sabe quiénes fueron esos dirigentes que pidieron que lo mandaran a Tercera?
No, ni me interesa tampoco, lo comento porque me lo comentó él (Gutiérrez).

" Me pusieron como caballo de batalla como le pasó a Diego Aguirre cuando se fue de Peñarol"

¿Por qué se argumenta que su vuelta a Nacional fue con fines políticos?
No sé cual es el fondo del tema, tampoco me interesaba. Había cosas en la interna y aprovecharon que no podía rendir como quería y me pusieron como ejemplo de mala administración y a partir de ahí se generó todo un tema mediático. El Observador era uno que ametrallaba, se generó esa aureola. El off de record funcionaba todos los días. Lo mejor fue no hablar, comerme ese garrón.

¿Y los hinchas como reaccionaron? Usted es ídolo.
Esa es la tranquilidad que tengo, que voy por la calle y la gente me dice 'cómo te bombearon'.

¿La prensa fue responsable?
No hablo de grado de responsabilidad, son formadores de opinión y cuando se repiten las historias la gente consume y en ese momento creían que era de esa manera. Con el paso del tiempo, cuando las cosas se ponen en su lugar, la gente por si sola hace su propio análisis. El off de record lo hacen muy mal. 'Me dijo tal cosa'. El tema es que la información se tira. No conozco ningún dirigente que se llame off de record. Pero en su momento se apuntaló, se direccionó. Quedé como tiro al blanco.

¿Por qué hay tanta polémica en torno a su nombre?
Porque algo debe generar. Me pusieron como caballo de batalla como le pasó a Diego Aguirre cuando se fue de Peñarol. Pero si ganaba Fuentes, le iba a decir que sí, porque yo soy hincha de Nacional. El tema es que ganó el Turco (Ache) y fue el que me propuso este proyecto. Si me llamaba Fuentes le decía que sí. Me llamó uno solo y luego quedó como que yo era la mano derecha de Ache.

Usted siempre volvió al club de la mano de Ache.
Se dio la casualidad de que las tres veces que volví fueron con Eduardo. Muchas veces me reuní con Alarcón para volver y nunca se pudo dar. No soy aliado de nadie.

"No tengo dudas que en Sudáfrica, en el partido contra Holanda nos bombearon y lo de Luis también. Nos mandaron al bombo"

Mucho se comentó que usted no se quedó porque no se lleva con el Chino Recoba.
Ahí sí creo que es responsabilidad de ustedes (los periodistas, expresar ese rumor). Totalmente. Igual que lo de Munúa (NdeR: se dijo que se tomaron a golpes de puños). Es modismo, porque decir que Abreu se peleó con Espino no vende. Entonces en eso le doy 100% la responsabilidad a los que lo largan y lo repiten.

Tal vez se dijo por la relación en el Mundial de 2002.
Pero eso hay que dejarlo a criterio de ellos, de los que lo dicen. Yo no puedo estar día a día explicando cosas porque a uno se le antojó atar cabos.

¿Cómo era la relación con el Chino entonces?
Ves, cuando quieren, quieren, cuando no miran para otro lado. Yo no le doy bola a eso, no tengo necesidad de hablar. Busquen a otro. Yo no hablo de eso.

“Se tenía que ir así”

Abreu respaldó el retiro de Diego Forlán de la selección.

Usted tiene el mismo pensamiento de Lugano que dijo que no se retira de la selección?
Yo me baso en las palabras del Maestro (Tabárez) comprendiendo cada situación. Él dijo que los jugadores que pasaron por el proceso tienen las puertas abiertas, yo pasé y tengo las puertas abiertas, después me corresponde a mí estar en nivel futbolístico y ante una emergencia, donde puedo ser útil, estar preparado. Si aparece una emergencia y él (Tabárez) interpreta que en ese momento puedo ser útil nunca voy a dar la espalda.

Diego Forlán renunció, ¿qué opinión le merece?
Pero Diego fue el mejor jugador del mundo, está en otro nivel, se tienen que ir a lo grande, nosotros somos picapiedras, los fenómenos se tienen que ir a lo grande, los kamikazes debemos seguir. Era necesario que lo hiciera y la forma en que lo hizo. Tuvo la cara, el temple y cortó cualquier tipo de historia.
Le alivió el camino a Tabárez también porque si la selección pierde tres partidos se lo van a pedir.
No, con Tabárez no. Con todo lo que le tocó vivir, el tipo sabe con que bueyes está arando, para él no sé si significó algo. Tabárez está en un nivel superior, intelectual, debemos valorar y no entrar en la del uruguayo de no valorarlo. Todo lo que potenció a los juveniles, lo que ganaron los clubes con esas ventas. Hay que sacarse la venda.

¿Qué opinión le generó la sanción a Luis Suárez?
Ahora, viendo todo lo que está sucediendo y que se destapan todas las ollas y había tongo, no tengo dudas que en Sudáfrica, en el partido contra Holanda nos bombearon y lo de Luis también. Nos mandaron al bombo. Siempre se habló del partido contra Holanda. El Hugo (De León) hizo una declaración diciendo tengan cuidado, hay que tener cuidado en el Mundial porque va a haber cosas raras y todos decíamos no, pero lamentablemente hoy viendo todo lo que se destapa y los intereses, lo que nos sucedió con Holanda me generan dudas, los errores arbitrales y lo de Luis también.

El Loco periodista

Sebastián Abreu será comentarista de la Copa América para DirecTV, por lo que reveló aspectos de su carrera.

“Vamos a hacer base en Santiago y viajo a los partidos. Va a salir un programa todas las noches previo al partido de Uruguay. Al otro día temprano nos vamos a la ciudad donde juega Uruguay, hacemos el partido, y luego un post partido”. Abreu agregó: “Hice el Mundial y me tocó por la Libertadores. Ya estoy buscando información de los jugadores nuevos, de las selecciones. Trato de informarme, si querés hacer un comentario tiene que ser con argumentos, conociendo al jugador, lo que puede brindar un jugador en otra posición. Aportar conocimientos tácticos que ayuden al televidente”.

Y concluyó: “Uno tiene bien clara la función que va a cumplir, para nada me voy a meter en un aspecto o querer sacar a tal jugador u otro. Comentar sí que de pronto el equipo está necesitando de las características de un jugador como las de fulano pero jamás me voy a meter si algún jugador está con mal rendimiento. Para eso dejo al otro comentarista”.

Se viene el documental del Loco Abreu para cine

Sebastián Abreu será el primer futbolista uruguayo en tener un documental que se exhibirá en cines. El exproductor de Cámra Testigo, Javier Serradilla, formó un equipo y le propuso la idea que prendió en el Loco. Abreu reveló a El Observador: “Lo primero que pensé cuando me lo propuso fue, este es un loco. Quería que fuera el primer jugador en Uruguay en tener un documental. Básicamente se contarán los últimos años de la carrera pero sin dejar de lado la trayectoria, y llevado a cine. Es un recuerdo hermoso para las generaciones que vengan, para la familia sobre todo, mis hijos, mis nietos. Lo pensé por ahí. Y también para valorar al futbolista en sí, tengo muchas cosas guardadas pero ya no de la camarita, que es algo íntimo, sino otras cosas de mi carrera que grabé y está bueno mostrar. El sacrificio. Nosotros vamos en contra de la sociedad. El día libre de los trabajadores es sábado o domingo, el día libre nuestro es el lunes. Las vacaciones la gente las toma en diciembre o enero y nosotros tenemos siempre 10 días o 15 días. En enero te invitan a comer un asado y no vas porque tenés pretemporada. Muchos cumpleaños de nuestro hijos que no estás. El bautismo, la primera práctica de baby fútbol. Yo en un abrir y cerrar de ojos me encuentro con que mi hija tiene novio”.

Populares de la sección

Acerca del autor