¿El lío del Parque fue por una cábala de Rosario Martínez?

Nacional dice que sí, el presidente de Fénix reconoce el hecho y el entrenador lo niega
Luego de 48 horas, los incidentes del sábado en la previa al partido entre Nacional y Fénix siguen generando polémica. En un momento en que el gobierno busca que se den los pasos definitivos hacia la instauración definitiva del protocolo de seguridad en el fútbol, la escena la ganó un incidente que no involucró a los hinchas, sino a jugadores, un entrenador y la Policía.

Del lado de Fénix hablan del capricho de un policía que procedió de mala forma. Del otro se menciona la cábala del entrenador de Fénix que no acepta bajo ningún concepto ir para atrás y por eso impidió que el ómnibus retrocediera para acceder al vestuario del Parque Central, lo que generó el entredicho con el policía y su posterior detención. El Ministerio del Interior, mientras tanto, aún no ha hecho público el informe con la evaluación del operativo ¿Qué pasó?

La versión de Fénix

El presidente de Fenix, Álvaro Chijane, comentó a Referí su visión de los hechos. "El ómnibus iba por Urquiza (ver mapa) y pretendió entrar por Jaime Cibils a la derecha, pero se lo negaron. Los hicieron dar toda una vuelta (a la manzana) y cuando llegaron los dejaron cerca de la hinchada de Nacional. Rosario Martínez se bajó porque es cabalista y para atrás no va y ahí se generó el incidente", haciendo referencia a que, en primer lugar, no se les permitió hacer esa media cuadra por Jaime Cibils, como se hace habitualmente, porque estaba vallado. Y que, además, el ómnibus se pasó de la entrada para los visitantes, por lo que la única manera era dar marcha atrás, pero el DT no lo permitió.

Más allá de eso, para Chijane la tensión ya estaba instalada, por lo cual la cábala no resultó decisiva. Además, el club denuncian los insultos posteriores al DT por parte del policía de tránsito y golpes y amenazas a los jugadores.

Martínez, por su parte, negó que se tratara de una cábala. "Cualquiera puede decir cualquier cosa. A esa gente mediocre que el único afan que tiene atacar a Rosario no voy a salir a responderle", dijo en el programa Tirando Paredes de 1010 AM, y agregó: "No tiene nada que ver la ropa, o eso de la marcha atrás. El 90% de los coches en el Capurro hacen los últimos 250 metros marcha atrás. Desmiento lo que puedan pensar mentes descerebradas o mal pensadas", dijo el DT de Fénix.

La versión de Nacional

Wilson Miraballes, jefe de seguridad de Nacional, abonó en diálogo a Referí la versión de la cábala: "La diferencia fue porque el policía que marca el recorrido quedó más adelante (que el ómnibus del plantel), entonces le dijo al chofer que retrocediera, pero por una cábala el técnico no quiso ir marcha atrás. Quisieron bajar allí porque Fénix llegó tarde al Parque. Por eso el apuro de bajarse. Pero que lleguen tarde no es responsabilidad de la Policía ni de Nacional".

Bonomi: "Más ingredientes"

A todo esto, ayer el ministro del Interior Eduardo Bonomi insistió en que los incidentes no se limitaban a un posible exceso policial. "Pedí un informe inmediatamente. Pero yo estaba mirando por TV, ví todo lo que paso y todo lo que dijeron. Sin saber lo que había pasado, no me sonaba", dijo Bonomi ayer en Desayunos Informales de Canal 12.

"Tiene más ingredientes, pero justamente por eso pedí un informe y cuando tenga el informe veremos", agregó el ministro, que dejó ratificó la responsabilidad de Fénix en llegar tarde, lo que le sacaba margen de maniobra al operativo de arribo al escenario."El tiempo de llegada al estadio no se estaba cumpliendo porque es voluntad del club, estaba llegando más tarde de lo que tenía previsto". De todos modos, también adjudicó responsabilidades a la Policía. "Cuando un policía actúa se busca que con su actuación no genere problema mayor del que quiere evitar, y eso no pasó, evidentemente".

El DT de Fénix también negó que hubiesen llegado tarde. "A las 17.57 estábamos en la esquina de Urquiza y Jaime Cibils", dijo Martínez en Tirando Paredes, y también negó haber insultado al policía: "Sí tenemos una discusión, pero desmiento terminantemente" haberlo insultado, dijo.

El futuro

El hecho reavivó la discusión sobre la posibilidad de jugar los clásicos en el Campeón del Siglo y el Parque Central.

Peñarol anunció su firme deseo de ser local en su estadio ante Nacional. En ese escenario los visitantes ingresan con el ómnibus, a diferencia de lo que ocurre en el Parque Central, donde recorren los últimos metros por la calle. De todos modos, el CDS también tiene el problema de las escasas vías de evacuación.

Consultado el jefe de seguridad de Peñarol, Julio Luis Sanguinetti, sobre si el clásico se puede jugar en el estadio Campeón del Siglo respondió: "Del punto de vista de la infraestructura perfectamente sí. Me decís, ¿está todo el entorno? Si pudiera, con la seguridad de la AUF y Nacional, armar con tiempo y detalladamente un plan también te digo que sí. Si no lo hacemos no creo que se vaya a autorizar ese partido ahí".

¿Cómo entra Peñarol?

"Si Nacional tiene que jugar en el Parque le damos al visitante la Scarone. Toda una calle queda bloqueada. Si la Policía lo dispone tenemos condiciones. Entran por Monte Caseros y doblan por Cibils a la derecha, paran en el portón 10. Cortamos el pasaje de la gente y los jugadores caminan el ancho de la vereda para entrar", dijo Miraballes a Referi.

En la primera versión de esta nota se incluyó erróneamente una información de que Rosario Martínez en el pasado reconoció que sí tiene como cábala "que no le gusta que lo toquen cuando llegue al estadio". Eso es incorrecto, ya que no lo admitió a Referí el entrenador sino gente del club.

Populares de la sección