El largo y accidentado periplo entre Peñarol y su barrabrava

El club pasó de tener becarios y regalar entradas, a autorizar solo el ingreso de socios a la simbólica Tribuna Ámsterdam

Lo que empezó como una aventura divertida y a la que los propios relatores de fútbol denominaban "los locos lindos de la Ámsterdam", se terminó transformando en un dolor de cabeza para los clubes grandes.

Desde varios lustros, las directivas de Peñarol y Nacional tienen una lucha interna con sus barras de aliento que, por los incidentes generados, les hicieron perder puntos y gastar dinero como consecuencia de multas y roturas de escenarios deportivos.

La barra de aliento de Peñarol se empezó a gestar por la década de 1970. Conforme el pase de los años, el comando del grupo fue pasando de mano en mano. Por lo general, los líderes tenían buen relacionamiento con los dirigentes y, si bien pocos lo decían públicamente, era un secreto a voces que se les regalaban las entradas para concurrir a todos los partidos.

Un día comenzaron las exigencias y llegó un momento en el que todo se desbordó. En la propia barra se crearon sub grupos que se disputaron el poder.

El club perdió puntos producto de los incidentes generados por los hinchas. No todos tuvieron directa relación con el grupo de aliento conocida como Barra Ámsterdam.

Peñarol pasó de entregarle entradas y tener becarios identificados, a esta última medida de la directiva de que en la tribuna identificada históricamente con su parcialidad se vendan entradas solo para los socios.

La barra mostró su descontento con las medidas. Se elevaron cánticos contra el Ministro del Interior, Bonomi, a quien le dicen que "los bombos y las banderas no matan gente". La barra se llamó a paro y no tocó los tambores.

La última medida tomada por la directiva, de vender entradas de tribuna Ámsterdam solo para socios, aumentó la polémica y marcará un antes y un después de la relación con el principal sector de aliento del equipo.

El Observador presenta datos sobre las idas y vueltas de Peñarol con su barra.

Los hechos

Setiembre de 1997

Peñarol – Rampla Juniors en Las Acacias

Partido suspendido por lanzamientos de proyectiles al golero de Rampla. El Tribunal de Penas sancionó al club con la pérdida de puntos, 12 fechas de cierre de Las Acacias y una multa de 400 UR.

Julio de 2000

Lista de becarios

El entonces presidente de Peñarol, José Pedro Damiani, manifestó en la audición partidaria del club: "Como colaboración a la Policía, le hemos entregado al mayor Cippollini la lista con los nombres y dirección de los becarios del club. Son 141 socios que están en ésta situación. Los becarios son los que no tienen capacidad económica para pagar la cuota social aunque tienen ánimo de ser socios y sólo lo pueden ser cuando consiguen algún empleo o con un golpe de fortuna y así poder pagar la cuota. Se lo llevamos para que sepan quiénes son. Se trata de los socios peñarolenses pero a tasa cero. Esta categoría la creamos porque, como Peñarol es de todos, hay gente que quiere ser socia y no puede. No son barra brava, esos becarios no tienen las banderas ni los trofeos de guerra que le llaman. Ahora el mayor Cipollini tiene en mano propia la lista con los nombres de esas personas para que estudie quiénes son y pueda investigar si hay alguno que tenga malos antecedentes".

Diciembre de 2004

Agresión a los jugadores

La barra esperó a los jugadores y algunos fueron agredidos. "Hay muchos que se mueren por jugar acá y ustedes están robando la plata", increpó uno de los parciales aurinegros. Sergio Leal sufrió una agresión por parte de un grupo de hinchas de Peñarol que esperó a la salida del Estadio para increpar a los jugadores por su pobre rendimiento futbolístico. El delantero fue rodeado por un grupo que lo abrazó y al intentar zafar se llevó un fuerte golpe de puño en un ojo. Leal no repelió la agresión sino que regresó al vestuario mientras le gritaban: "Te queda grande la camiseta de Peñarol, pecho frío". Otro le gritó: "No le pidan la camiseta a estos muertos, pídanle las llaves del auto, si estos juegan por la guita". Otro de los insultados fue Alejandro Correa Rodríguez.

Julio de 2005

Tabaré Vázquez preocupado

Durante los acuerdos semanales el presidente Tabáre Vázquez expresó a sus ministros "preocupación" por los hechos de violencia en el fútbol y dijo que es necesario encontrar "soluciones". Las manifestaciones de Vázquez fueron realizadas como consecuencia de los graves incidentes que se produjeron en el Franzini en ocasión del partido Peñarol – Miramar que fue suspendido a los 76 minutos por invasión de parciales aurinegros al campo de juego. Le robaron la indumentaria de algunos jugadores. Como consecuencia del pedido de Vázquez se produjo una reunión en el Ministerio del Interior donde las autoridades dijeron que es necesario hincar el diente en el tema de "Los Becarios" (hinchas aurinegros integrados al padrón social que no pagan cuota) y las entradas de favor que otorgan los dirigentes, como primera medida para evitar que los violentos accedan a los partidos.

Marzo de 2006

Quita de 12 puntos para Peñarol

El Tribunal de Penas de la AUF decidió sancionar con 12 puntos a Penarol y con seis a Cerro en el Torneo Clausura por el asesinato de Héctor Da Cunha y la agresión con arma blanca que sufrió un simpatizante aurinegro tras el partido que se jugó en el Centenario. Con esta decisión, Peñarol quedó penúltimo en la tabla Anual y sin chances de clasificar a la Liguilla.

Noviembre de 2007

Sin precedentes

El Observador informó que desde 1994, como consecuencia de los incidentes generados por sus hinchas, el club perdió 36 puntos.


Abril de 2008

¿Quiénes dan las entradas?

El diario La República informó que el entonces coordinador institucional de Peñarol, Juan Pedro Damiani le confesó a la ministra del Interior, Daisy Tourné, que el exsecretario general del club y actual neutral de AUF, José Carlos Domínguez, entregaba entradas a la barra brava cuando su padre era presidente.

Abril de 2008

Ataque al gerente

En su edición del 22 de abril de 2008 El Observador informó que la sede de Peñarol se vio conmocionada cuando individuos identificados como barrabravas del club irrumpieron en las oficinas y pidieron reunirse con el gerente Jorge López. Exigieron una reunión a puertas cerradas, hecho que ocurrió, porque querían que les "dieran plata para el partido con Defensor. No puede ser que les den solamente a Adolfo y al Tuerto. Nosotros queremos lo nuestro", exigieron a López. Acto seguido, y luego de algunos minutos de conversación, el gerente ordenó que se le abonara $ 20 mil a estas cuatro personas, las que se fueron del Palacio. Peñarol "contrató" a los barras Adolfo y El Tuerto a quienes les abona un sueldo mensual de $ 15 mil a cada uno y, además, les da 100 entradas por partido. Desde que ellos se hicieron cargo de manejar la barra, Peñarol tuvo un solo problema que terminó en quita de tres puntos. Ocurrió en Jardines el 6 de octubre de 2007 cuando agredieron con una piedra al línea Mauricio Espinosa.

Octubre de 2008

Cabrera y las entradas

El exdirigente Víctor Cabrera reveló en Rumbo a la cancha de VTV: "Se le entrega (a la barra) un dinero por mes y parece que sirvió porque hace un año y medio que no pasa nada. El dinero sale del club. El Consejo Directivo ya lo decidió y ya está acordada la cifra de dinero".

Mayo de 2009

Cruce Damiani-Tourné

Daisy Tourné declaró en Deporte Total de Canal 5: "Cuando juega Peñarol, los de la barra pasan por la puerta de mi casa y me gritan "che ministra, che ministra", saben donde vivo. Los clubes grandes no colaboran y regalan entradas. Juan Pedro Damiani le respondió en Sport 890: "Con la señora ministra del Interior hemos sido transparentes. Ellos tienen relación directa con la gente de la barra de Peñarol. Yo no protejo a nadie. Nos trajo dolores de cabeza y problemas. Yo no puedo detener a nadie. Sería fundamental que la señora hiciera la denuncia policial sino la tendremos que hacer nosotros. Ya estoy cansado de toda esta gente".

Marzo de 2013

¿La directiva le da entradas a la barra brava?

El diario La República informo: "Cincuenta entradas de protocolo que Vélez Sarsfield le entregó a la directiva de Peñarol (para el partido de la Copa Libertadores) aparecieron en poder de un integrante de la barra brava que fue detenido por tenencia de estupefacientes".

Enero de 2013

Sánchez se peleó con un barra

Durante el entrenamiento de Peñarol el gerente deportivo Carlos Sánchez terminó a golpes de puños con un hincha conocido en el ambiente carbonero y muy cercano a la denominada Barra Ámsterdam. El parcial le recriminó a Sánchez por la situación del juvenil Elbio Álvarez, a quien la directiva no permitía entrenar debido a que fue negociado a Benfica. Las palabras subieron de tono y se tomaron a golpes. Sánchez explicó que "fue una discusión como se tiene siempre por diferentes puntos de vista y matices ideológicos. Se dio que en ese momento, justo había periodistas y se subió el tono de la voz, pero no pasó a mayores. Son momentos donde a uno le hierve un poco la sangre y a la otra persona también. No terminó en nada y hay que restarle importancia".

Febrero de 2013

Multa por incidentes

Antes, durante y después del partido entre Peñarol y Vélez por la Copa Libertadores se registraron graves incidentes entre los parciales de ambos equipos. La Policía no intervino. La Conmebol sancionó a los aurinegros con US$ 14 mil y a los de Liniers con US$ 100 mil. Tuvieron que jugar la revancha a puertas cerradas. El jefe del operativo de seguridad fue relevado de su cargo.

Agosto de 2015

La barra no quiere perder el poder

El Observador informó que el club busca una solución a la violencia en medio de intereses encontrados. Se cerraron Los Aromos para los socios por un tiempo Hasta no hace mucho, el gobierno tenía en la mira a Peñarol por no cumplir los protocolos de seguridad. Sin embargo, últimamente el club le hincó el diente a ese tema y comenzó a actuar. Ello trajo aparejadas molestias en la barra de la Ámsterdam. No quieren perder poder y, sobre todo, piensan que pueden perder pie con negociados del futuro estadio del club. El primer hecho positivo de los aurinegros fue enviar los nombres de los referentes de la seguridad que trabajaban en esa tribuna. Pero ante eso, la dirigencia respondió con la suspensión por tres meses de 13 socios que participaron en incidentes. Se supo que se suspendieron a tres de los que fueron procesados por los hechos vandálicos del último clásico. Hace unos días, un hincha e integrantes de la seguridad del club tuvieron roces. Peñarol decidió que al menos la semana que viene, los entrenamientos sean cerrados incluso para los socios.

Agosto 2015

Paro de bombos

En el amistoso de Peñarol con Málaga el sector de la barra identificado como "Percusión Barra Ámsterdam", no tocó los instrumentos. "Nos tratan de delincuentes, nos meten en la misma bolsa que los que hacen líos y nos ensucian sin sentido. Acá todos somos laburantes y tenemos nuestras cosas pero también nos hacemos lugar para Peñarol, perdiendo plata y tiempo para estar con la familia (...) Así que señores dirigentes, pónganse las pilas con nosotros y déjense de payasadas. Si ustedes también nos necesitan", escribió un grupo llamado "Percusión Barra Ámsterdam" en Facebook.

Al finalizar ese encuentro, un grupo de hinchas mostró una pancarta en la tribuna: "Violencia es mentir. Las banderas no matan".

Agosto 2015

Cantos contra los dirigentes

La nueva política del club que comenzó a implementarse en el Torneo Apertura. A la Tribuna Ámsterdam solo podrán ingresar los socios del club. "Dirigentes no jueguen con la gente, el club no es de los socios, sino de los que estamos siempre", cantó la Ámsterdam en el partido del debut de Diego Forlán. En ese encuentro, en el momento en que fue a ingresar Forlán, el dueño de la fiesta, la Ámsterdam empezó a corear el apodo del último ídolo del club: Antonio Pacheco. Forlán pisó el césped y desde esa tribuna se escuchó: "¡Olé, olé, olé, olé, Tony, Tonyyyy!". A Pacheco el consejo directivo no le renovó contrato y el futbolista decidió dejar el fútbol.

Agosto de 2015

Que vengan

El presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, hizo referencia al distanciamiento del club con la barra de aliento diciendo: "Queremos que venga la gente de la Ámsterdam a alentar, no queremos a los violentos. Es un sello los hinchas de Peñarol, pero los buenos hinchas no los que nos complican haciéndonos perder puntos, dinero y campeonatos, esos no van a tener chance con nosotros". Damiani, a la salida del Estadio, leyó la resolución de la directiva: "Todos los procesados, automáticamente si son socios quedan suspendidos y cuando resuelva la justicia se los regresará al padrón si son inocentes y si son culpables no estarán".

Setiembre de 2015

La Ámsterdam para los socios

El club, mediante un comunicado, informó la postura de dejar entrar solo a los socios a la Tribuna América: "El próximo sábado 19 de setiembre, nuestra institución oficiará por primera vez como local en un encuentro con público en el Campeonato Uruguayo 2015-2016".

"Estamos convencidos que la avidez de los peñarolenses por ver jugar al equipo en condición de local llevará a una masiva concurrencia de público al estadio Centenario en este encuentro frente al Racing Club de Montevideo".

"Para este partido, y tal como se anunciara hace ya algunas semanas en el marco de sus medidas de prevención de episodios de violencia en los escenarios deportivos, Peñarol sólo comercializará entradas de tribuna Ámsterdam a quienes integren sus registros sociales".

"Como es habitual, Peñarol exhorta a sus parciales a disfrutar de esta fiesta en paz y respetando todas y cada una de las normas vigentes, alentando al primer equipo y su cuerpo técnico en la búsqueda de los objetivos deportivos trazados", concluye el comunicado.


Populares de la sección

Acerca del autor