El juicio de Pistorius sirve para enseñar derecho

El proceso por homicidio contra el campeón paralímpico Oscar Pistorius se estudiará en Sudáfrica, donde numerosos profesores vieron en las retransmisiones del juicio una herramienta para explicar derecho

El proceso por homicidio contra el campeón paralímpico sudafricano Oscar Pistorius se estudiará en Sudáfrica, donde numerosos profesores vieron en las retransmisiones del juicio una herramienta para explicar nociones de derecho a sus alumnos, desde el colegio hasta la universidad.

"No estoy seguro si [el juez Dunstan Mlambo] pensó primero en la educación, cuando tomó la decisión [en febrero] de difundir el proceso, pero este efecto secundario imprevisto se convirtió en una importante herramienta", subraya Kelly Phelps, jurista en la Universidad del Cabo.

Phelps ya utiliza extractos del proceso para explicar conceptos jurídicos como la carga de la prueba, si bien duda en la elección entre los múltiples canales que retransmitieron en directo el juicio y que preguntaron a los especialistas durante las pausas.

Aunque la mayoría de los sudafricanos decidieron hace tiempo si el atleta era culpable o no de la muerte de su novia Reeva Steenkamp el día de San Valentín en 2013, los estudiantes de instituto son más precavidos.

"Los estudiantes se muestran mucho más abiertos de mente, mucho más escépticos (...) Los estudiantes reservan su opinión hasta conocer todos los hechos", asegura Phelps.

"Los profesores dicen que debemos esperar hasta que el tribunal tome la decisión", explica Faith Kholofelo, de 18 años, estudiante de un instituto en Pretoria. "Oscar es inocente mientras no se demuestre lo contrario", recuerda esta joven, que respondió a preguntas sobre el proceso en sus exámenes de junio.

Pistorius, de 27 años, defiende que mató a su novia por error, al confundirla con un ladrón escondido en el baño, mientras que la acusación asegura que el deportista sudafricano mató a Reeva, una modelo de 29 años, tras una violenta discusión.

Un regalo caído del cielo

"Todo el mundo tiene el derecho a un proceso justo. Pero tienes que decir la verdad", señala Donnavan Fourie, de 14 años, de camino a la Laërskool Boerefort (un centro afrikáans de educación secundaria), en Pretoria. "Si no dices la verdad, ¡alguien lo descubrirá!", añade.

"El lado positivo es que la gente tomó mayor conciencia del procedimiento judicial, ya que se desarrolló" en un amplio período de tiempo, subraya John Illsley, un profesor de historia del instituto masculino de Pretoria, donde Pistorius estudió.

El juicio contra Pistorius, iniciado el 3 de marzo, terminó el viernes tras varias interrupciones. La juez Thokosile Masipa dará a conocer su veredicto el 11 de septiembre y posteriormente la eventual condena.

"El proceso es único para mostrar como funciona el sistema judicial", dice entusiasmado Willem Gravett, un abogado y profesor de Derecho de la universidad de Pretoria.

Durante el proceso, "se enfrentan dos de los mejores juristas de Sudáfrica", señala en referencia al abogado defensor Barry Roux y al fiscal Gerrie Nel.

Para las profesores, este proceso es un regalo caído del cielo. En este sentido, Gravett piensa utilizar los extractos de las audiencias para sus cursos de derecho civil. Según el profesor, "los estudiantes quieren actualmente ver y escuchar, no se contentan con oírme hablar de pie ante un anfiteatro".


Fuente: AFP

Populares de la sección

Comentarios