El héroe tuvo quien le escriba

Poco después de su muerte, se publicó la biografía de Alcides Edgardo Ghiggia
Fernando Soria trabajaba hace unos años en un supermercado en Las Piedras. Una tarde, haciendo la suplencia de media hora a un compañero en la sección de las verduras le tocó atender a un veterano. De repente, un repollo cayó al piso. El hombre intentó darle de rabona. "Pensar que años atrás la colgaba en un ángulo", dijo ante el intento fallido. El joven Soria no conocía de vista a Alcides Edgardo Ghiggia. Y tampoco le creyó cuando le dijo que unos cuantos años atrás había jugado en Italia.

Cuando su compañero le advirtió que había atendido a un campeón del mundo, Soria sintió "vergüenza". Por no haberlo reconocido y haberlo "subestimado".

Pero ese no fue el puntapié inicial para escribirle un libro.

"Mi vinculación con Ghiggia surge porque yo presido una peña de Peñarol ubicada en la ciudad de Progreso y uno de los requisitos era elegir un nombre de una gloria. Por la cercanía le ofrecimos a Ghiggia ser padrino de nuestra peña y aceptó", contó Soria, de 31 años, a Referí.

"Fue un proyecto que le planteé a él directamente porque no tenía una biografía oficial", expresó Soria.

El autor expresa que apuntó a que Maracaná fuera un capítulo más del libro y no su parte medular.

Los inicios

"Ghiggia no quería ser jugador de fútbol, quería ser aviador. Empezó en la Liga Universitaria en Potosí Carrasco donde su hermano mayor Ruben lo llevó a probarse a Peñarol", contó.

No tuvo suerte. Pero en Sud América lo ficharon el mismo día en que se fue a probar.

Así empezó la leyenda. Fue el puntero derecho de la Máquina del 49, como se conoció al Peñarol campeón uruguayo de ese año.

"Maracaná fue el boom de su carrera", explicó el autor.

"Después, Ghiggia cuenta que en un clásico resultó expulsado y el juez lo acusó de darle un golpe. Él dice que no fue, pero por los códigos del fútbol se llevó a la tumba el nombre del autor de la agresión. Le dieron un año y cuatro partidos de sanción. La Roma se interesó por él, los clubes deciden levantarle la sanción y allá es recibido como un héroe. Estuvo ocho termporadas e incluso llegó a ser el capitán", contó el autor.

Tras una temporada en Milan, Ghiggia volvió a Uruguay y Danubio le ofreció jugar cuando ya meditaba el retiro.

Más allá del fútbol

Pero la obra no se detiene solo en la carrera futbolística de Ghiggia.

"También habla del accidente automovilístico que sufrió en 2012", explicó.

El libro demandó cinco meses de entrevistas. "En la intimidad me encontré con un tipo humilde, muy sencillo, al que le aburría hablar de fútbol pero se entusiasmaba más con temas de interés general", reveló el autor.

"Pensar que se trata de un campeón del mundo y poco antes de su muerte participó activamente de los reclamos para que sea trasladada la feria de Las Piedras donde trabaja su señora. Esas cosas solo pueden pasar en Uruguay. No me imagino a un campeón del mundo de otro país en semejante situación", expresó Soria que también es diseñador gráfico y productor de eventos artísticos.

"Ghiggia contó abiertamente ser de orientación política de derecha, habló sobre la dictadura y sobre un episodio que tuvo en Italia con una menor. En este libro cuenta sus verdades, algo que muchas veces la prensa o la opinión pública contaron en forma distorsionada".

"La parte que más difruté escribir fueron las anécdotas de la vida diaria. Salía muchas veces a hablar de Maracaná por los departamentos y una vez un muchacho le pidió para besarle el pie derecho. Como esa hay cientos de anécdota", reveló.

Ghiggia falleció el pasado 16 de julio. "Ese día le envié un mensaje para felicitarlo por el aniversario de Maracaná. Su señora me dijo que estaban en Médica Uruguaya, que Ghiggia había ingresado con un fuerte dolor de espalda, pero que estaba estable. Después, muchos amigos me llamaron preguntando si había fallecido. Quedé muy sorprendido. Fue mucha casualidad. Sus últimos 16 de julio venían siendo muy tristes", contó Soria.


Populares de la sección

Acerca del autor