El gran golpe

Luego de poner dinero para retenerlo, esperar que se recupere y despedir la liga con aplausos, el pueblo aguatero no sale de su asombro por la ida de García Morales

Apelaron al corazón… “Que la Bestia se quede depende de vos”. La campaña publicitaria encontró la rápida respuesta de la gente. El barrio se embanderó. ¿El objetivo? Vender 3.000 bonos de US$ 50 para lograr los US$ 150 mil que se requerían para retenerlo. La gente entendió el mensaje: “El mejor espónsor sos vos”.

Aguantaron el dolor… La noticia de la rotura de ligamentos cruzados jugando en Puerto Rico fue un golpe tremendo. Costó entender que se afrontaría la Liga sin la Bestia. Que ya no estarían sus dobles mágicos y salvadores como aquella penetración contra Goes para sentenciar el clásico.

Fueron pacientes con el ídolo que volvió disminuido para afrontar el tramo final de la competencia. Se lo notó sin aro, sin los movimientos habituales, sin el instinto asesino que suele tener de cara al aro. Pero lo despidieron de pie, aplaudiendo su entrega. Reconociendo el hecho de sacar al club de la oscuridad y terminar con tantos y tantos años sin campeonatos. Renovaron la ilusión para la próxima temporada.

Recibieron un golpe… Por todo lo vivido nadie imaginaba un abrupto final. Pero recibieron una flecha al corazón. Los hinchas de Aguada tomaron como un acto de ingratitud la partida de Leandro García Morales a Hebraica y Macabi. Fue una daga en medio del alma. Y el idilio se rompió.

 

Web hinchada aguatera
Andrés Pérez Rehermann
“Me cuesta entender algunas cosas, a Lea lo bancamos lesionado desde el comienzo del campeonato y casi hasta el final, ahora se va a otro cuadro. Dirán profesional yo digo mercenario”.
Marcelo Pimienta

“Yo no estoy de acuerdo por lo de LGM, no le debe nada a nadie, el 2013 nos sacó campeón jugando lesionado en el tobillo toda la temporada y nos llevó de la mano a la octava”.
José Santostefano Franco
“La falta de ética no se tapa con el título de ‘profesional’. El tiempo nos reveló la verdad de la milanesa. A dar vuelta la página. Este jugador tuvo el honor de vestir la camiseta más gloriosa... Aguada”.
Héctor Pujols
“Mis amigos, he leído los comentarios aquí y me quedo frío. Los jugadores son jugadores y ellos buscan su mejor opción económica por que nadie de los fans le paga el salario”.
Ema Farías
“No tiene vergüenza... Le agradezco mucho todas las alegrías, pero lo bancamos meses lesionado, esperándolo, no lo puedo creer!!!!”
Emilio Petrone Rodríguez
“Creo que estamos siendo injustos en putear a un jugador que nos devolvió la gloria y nos puso en el interés del basket internacional, simplemente hay que agradecerle”

 

¿Qué pasó? ¿Cómo se explica que García Morales, el hombre que comenzaba a generar imagen de ídolo, por el que pusieron dinero, se bajara? “Profesional” para unos. “Mercenario” para otros. Así lo definieron los hinchas de Aguada de acuerdo a lo que les dictó el corazón al momento de invadir las redes sociales.

Lo cierto es que García Morales, que negociaba con Aguada, terminó tomando la oferta de Hebraica. ¿Por qué? Hebraica le ofreció un contrato de cuatro años, que en realidad es de dos con opción a dos más.

“Va a cumplir 35 años y quería un contrato lo más extenso posible. Viene de sufrir una grave lesión y eso lo hizo pensar en cosas que antes no pensaba. Está bien. Si la diferencia no era muy grande se quedaba en Aguada, pero la diferencia es importante, y va de la mano, al ser el doble de tiempo de contrato es el doble de plata”, reveló el vicepresidente de Aguada, Flavio Perchman, a El Observador.

Consultado sobre si es verdad que Aguada le había ofrecido un contrato por menos dinero que el año pasado, reveló: “Sí, en realidad sí, pero por una cuestión que estábamos renegociando un contrato. Tenía contrato por un año pero con la lesión quedamos en renegociar algunas cosas”.

Perchman se siente agradecido. “Mi sentimiento es de agradecimiento. Me queda un amigo del básquetbol con el cual voy a mantener un vínculo por mucho tiempo, pero Aguada es un club casi centenario que trasciende a dirigentes, técnicos y grandes jugadores como él. Me parece bien que tomara esta opción. Se asegura un futuro económico”.

Claro que el sentimiento del dirigente no es el mismo que el de la gente, que está shockeada. Los hinchas tienen la sensación de bronca e impotencia.

Pero así son las reglas. En el profesionalismo los deportistas se encuentran cada vez más alejados de los sentimientos del hincha.

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios