El gran cambio que hizo Suárez para romperla ante Paraguay

Una segunda mirada al rol táctico clave que jugó luis suárez en la victoria ante paraguay

El martes, en la victoria ante Paraguay, Uruguay estableció una modificación tan simple como fundamental: adelantarse en cancha, y utilizar circuitos futbolísticos casi inexplorados hasta ahora en la Eliminatoria. Y ese cambio desacomodó al rival, y tuvo mucho que ver con el triunfo y la goleada uruguaya.

Ante Argentina, en el primer partido de la doble fecha, el DT Óscar Tabárez apeló a lo mismo de casi cada partido de visitante: 4-1-4-1, con Egidio Arévalo Ríos como tapón y Cavani como quinto volante. La posesión fue mínima (24% en el primer tiempo), y la intención fue clara: lanzar pelotazos desde propio campo a Suárez (foto 1) en la mayoría de las veces, o a Cavani en algunas. El resultado fue el conocido: Suárez corrió de un lado para otro y apenas tuvo la pelota. La tocó casi la mitad de veces que ante Paraguay (ver cifras), y realizó tres veces menos pases.

Ante Paraguay Uruguay jugó con dos puntas: Cavani y Suárez. Eso ya fue una novedad respecto a los partidos que habían jugado juntos en los últimos tiempos, ya sea de local como visitante. En todo momento, Suárez había sido la referencia de área, y Cavani en ocasiones un segundo punta. Acá se alternaron: Cavani hizo más el rol de "9" tradicional (foto 2), lo que sorprendió a la defensa rival, pero se alternó con Suárez según la jugada (foto 3), lo que generó el factor sorpresa.

Suárez ofició de punta de lanza cuando el equipo buscó pases profundos, aprovechando su mayor velocidad y capacidad física para el choque. De hecho, el primer gol nació de una pelota que recuperó Corujo y enseguida tiraó profundo a Suárez (foto 4). Pero en otros momentos bajó y se juntó con Gastón Ramírez, Corujo o Sánchez, para generar los reclamados circuitos de juego.

Suárez generó peligro en los últimos metros, pero también bajando. En la foto 5 tomó una pelota fuera del área y asistió a Cavani, y en la 6 jugó casi como un volante por derecha para asistir a Sánchez. Ante todo, Uruguay descubrió esa faceta de la que es capaz Suárez: la de jugar como creador.

A pesar de esta nueva cara, los cuatro goles llegaron con la vieja impronta: el primero fue una recuperación de Corujo, pase profundo a Suárez, desborde del 9 imponiendo su físico, centro y cabezazo de Cavani. El segundo, de un corner, el tercero de penal luego de una jugada individual de Suárez en el uno a uno, y el cuarto de un saque de arco. Símbolo de que se puede agregar elementos nuevos al plan de juego, sin abandonar el estilo tradicional.

captura1

Foto 1: Suárez solo. Ante Argentina, Suárez estuvo solo arriba. Su alimentación fueron pelotazos largos

captura2

Foto 2: Suárez asistidor. Ante Paraguay, Suárez fue el que hizo más trabajo de bajar y asistir, a Cavani o a volantes

captura3

Foto 3: alternados. Cavani y Suárez se alternaron para bajar a buscarla, generando sorpresa en la defensa rival

captura4.jpg

Foto 4: puntero. En ese trabajo alternado, Suárez fue la opción en pase entre líneas. De esta jugada vino el gol

captura5

Foto 5: los dos abajo. Suárez y Cavani presionaron y se asistieron: en esta jugada Suárez dejó solo a Cavani.

captura6

Foto 6: de volante. Suárez no solo bajó para recibir más cerca de los volantes, sino para lanzar a sus compañeros


Cifras de Suárez en los dos partidos
Ante Argentina
36 toques
10 pases (60% efectividad)
56% precisión pases media distancia
2 asistencias (0 gol)
31% duelos ganados

Ante Paraguay
68 toques
31 pases (68% efectividad)
42% precisión pases media distancia
5 asistencias (2 gol)
60% duelos ganados


Acerca del autor