El gorila, la gallina y el pato: 10 provocaciones en los clásicos

Cuando se enfrentan Peñarol y Nacional surgen todas las artimañas del fútbol

La mano abierta de Bengoechea a Hugo De León en claro gesto del quinquenio. El gorila del Chengue Morales. La tarde que Camejo le negó el saludo al capitán de Peñarol. Las declaraciones de Carlos Bueno.

Las provocaciones, las cargadas y el fanatismo son una marca a fuego del clásico del fútbol uruguayo. Como dijo Iván Alonso, el único partido capaz de paralizar Uruguay como las elecciones nacionales.

Cada país tiene su particular forma de vivir el clásico. En Escocia se vive el Old Firm y tiene connotaciones religiosas porque hay una vieja disputa entre católicos del Celtic y los protestantes del Rangers.

En Italia la lucha es más social. Aún existen las diferencias Norte – Sur. Se dice que en Argentina es donde se viven los clásicos con más pasión.

Y lo cierto es que en Uruguay la historia de rivalidad viene de larga data. La cargada entre vecinos y conocidos fue una marca de los uruguayos. Los nuevos tiempos, donde la violencia ganó espacio, fueron modificando los hábitos.

Sin embargo, hay cosas que no cambian. Y como el partido se vive en medio de un clima caliente, las provocaciones dentro de la cancha están a la orden del día.

Muchas veces se busca sacar provecho del rival por vías ilegales, otras se reacciona en demasía, y están las inocentes cargadas.

Referí presenta las últimas 10 provocaciones clásicas.


La dedicatoria de Pablo a Hugo
Mina con Pablo Bengoechea


Hugo De León fue el encargado de quebrar la hegemonía de Peñarol luego de lograr su segundo quinquenio. La pica con Pablo Bengoechea era evidente. En un clásico, el juego se detuvo y el hoy DT aurinegro quedó de cara al banco de suplentes tricolor y a escasos metros de De León, que estaba parado al borde de la raya. Intercambiaron palabras y en determinado momento Bengoechea respondió mostrando la mano abierta en clara señal del quinquenio.

provocapablo.jpg


El Chengue tiró la camiseta

chenguecamiseta.jpg
El Chengue le tira la camiseta a los hinchas de Peñarol<br>
El Chengue le tira la camiseta a los hinchas de Peñarol

Un hecho que se recuerda fue la acción de Richard Morales en un clásico donde fue expulsado. El Chengue salía de la cancha y los hinchas de Peñarol lo esperaban en la platea para insultarlo. Morales no aguantó , se sacó la camiseta de Nacional y se la tiró a los de Peñarol, que la destrozaron. La actitud le costó a Morales la salida del club.


Carlos Bueno
El delantero Carlos Bueno, celebrando un gol con Peñarol
El delantero Carlos Bueno, celebrando un gol con Peñarol

Los gestos de Bueno

Carlos Bueno es un gran provocador. En los clásicos jugaba su partido con la hinchada rival. En el año 2001 lo expulsaron luego de celebrar un gol sacando la lengua a los hinchas tricolores. Al final del encuentro declaró: "Ellos son amargos. Festejaron el gol de Danubio (que sacaba a Peñarol del campeonato). Algo insólito. Son unos amargos".

provocaloco.jpg
Carlos Bueno con el escudo tatuado en el corazón<br>
Carlos Bueno con el escudo tatuado en el corazón


El día que Lima corrió a Vanzini

provocavanzini.jpg
Marco Vanzini<br>
Marco Vanzini

Marco Vanzini fue otro jugador que sacaba provecho de las provocaciones. En los clásicos era habitual que tuviera problemas con los rivales. El Pato Sosa declaró una vez: "A ese ni lo saludo". En un clásico Vanzini provocó con algún dicho al defensa de Peñarol Robert Lima. Cuando fue expulsado, Lima arremetió contra Vanzini y lo corrió por la cancha. Fabián Césaro esperaba e invitaba al volante tricolor desde la puerta del túnel.

Camejo-Bengoechea

provocacamejo.jpg
Camejo no saludó a Bengoechea<br>
Camejo no saludó a Bengoechea

El capitán de Nacional, Carlos Camejo, no saludó a su colega de Peñarol, Pablo Bengoechea cuando se encontraron para el sorteo. Es habitual que los jugadores se saluden e intercambien palabras, además de banderines. Pero Camejo llevó la orden de su entrenador, Hugo de León, de no darle la mano. Bengoechea quedó con la mano extendida.

Julio Ribas
Julio Ribas
Julio Ribas

Lío con Ribas

En el clásico de noviembre de 2000, cuando los jugadores se tomaron a golpes de puño en la cancha y terminaron presos, todas las baterías apuntaron al técnico de Peñarol, Julio Ribas.

"De León estaba en el vestuario y Ribas, reiterando actitudes de otras veces, se dirigió al centro de la cancha y agredió a Richard Morales", contó el delegado albo Hernán Navascués. OJ Morales declaró: "El técnico de Peñarol fue a separar y metió algunos golpes. A Richard lo garroneó".

provocaclasico.jpg
La pelea clásica de la que acusaron a Ribas<br>
La pelea clásica de la que acusaron a Ribas


Saralegui contra Vanzini

provocapouso.jpg
Oma Pouso capitán, la tarde que su DT Saralegui dijo que " src="http://static.elobservador.com.uy/adjuntos/182/imagenes/002/509/0002509789.jpg?2015-11-05-10-56-00">
Oma Pouso capitán, la tarde que su DT Saralegui dijo que "se comió en dos panes a Vanzini"

Nacional gozó de una etapa ganadora en clásicos y un porcentaje grande del éxito se lo atribuían al volante Marco Vanzini. Pero con Mario Saralegui en el banco de Peñarol las cosas cambiaron. Habló con Omar Pouso y le dio algunos consejos a seguir. Pouso le fue con todo a Vanzini en el partido. Al final del encuentro Saralegui declaró: "Pouso se lo comió en dos panes a Vanzini. ¿Qué le dije? Que era todo de boquilla lo que hacía".

El gorila del Chengue

gorilachengue.jpg
El gorila del Chengue Morales, un clásico de los clásicos que generó bronca<br>
El gorila del Chengue Morales, un clásico de los clásicos que generó bronca

El tradicional festejo de Richard Morales en los goles generó broncas. El Chengue, como homenaje a su hija, salía imitando a un gorila. El tema es que cuando celebró en un clásico los hinchas aurinegros lo tomaron como una provocación. En noviembre de 2007 Morales entró y se peleó con los jugadores, los hinchas y con el técnico de Peñarol, Gustavo Matosas. Lo expulsaron. Luego declaró: "Cuando hice los goles nunca les falté el respeto".

provocachengue.jpg
El Chengue Morales encarando a Carlos Bueno<br>
El Chengue Morales encarando a Carlos Bueno

La gallina

provocagalli.jpg
La gallina inflable<br>
La gallina inflable

Dentro de las provocaciones clásicas no podía faltar de la gallina inflable con la que apareció una tarde la barra de Peñarol. De la gracia se paso a la bronca. Se prohibió su ingreso y hasta se inició una investigación para conocer cómo la metían en el estadio.

Y Ribas no se va

En mayo de 2009 Nacional ganó un clásico y su hinchada provocó a los aurinegros con un aspecto que dividía las aguas en los mirasoles: el técnico. Ribas tenía tres años de contrato pero la gente no toleraba los malos resultados. Entonces, desde el sector de Nacional, partió un canto: "Y Ribas no se va, y Ribas no se va, no se va, y Ribas no se va".


Populares de la sección

Acerca del autor