El gatillo del Larre

El equipo de la Unión es una de las sensaciones del torneo de la mano de Anthony Young

"Cuando me dijeron de venir a Uruguay sentí miedo", dice Anthony Young con una sonrisa. Habla un inglés claro y fluido. Es respetuoso, abierto y agradecido. Extraña a sus hijas, pero disfruta de su estadía en el país. Y mientras, hace latir a todo un barrio, la Unión, a fuerza de dobles y triples con la camiseta de Larre Borges.

Nacido al sur de Indianápolis, este alero de 26 años y 2,01 m de estatura cursa su tercera temporada Uruguay. Llegó para la Liga 2014-2015 donde defendió a Montevideo promediando 22,1 puntos en 16 partidos.

"Nunca me olvidaré de la gente de Montevideo porque si bien no nos fue bien los hinchas nos apoyaron muchísimo", cuenta a Referí en el gimnasio contiguo a la cancha de Larre Borges antes de entrenar bajo las órdenes de Daniel Lovera.

El año pasado estuvo un mes en Urunday Universitario mientras Emilio Taboada purgaba una sanción de seis partidos.

Pero su carrera profesional comenzó en Alemania.

"Después de terminar la universidad (se graduó en educación física y quiere ser entrenador a nivel universitario cuando se retire) me fui a Essen y estuve dos años. La competición es muy dura porque cada equipo tiene cuatro estadounidenses. Luego cambié de agente, conocí a Juan Pablo Da Prá y me convenció de jugar en Sudamérica", explica.

Empezó en Gigantes de Venezuela. "Jugué dos de los cuatro meses de la liga porque me fracturé un dedo". Pasó por Peñarol de Mar del Plata donde recuerda gratamente haber sido dirigido por Sergio Hernández: "Uno de los mejores entrenadores que tuve".

Y así llegó a Uruguay. "Confié en Juan Pablo porque no conocía nada".

El frío no lo amedrentó porque en el invierno de Indianápolis nieva. La seguridad no le resultó un inconveniente porque en Venezuela no podía salir a la calle. El asado no lo tienta porque prefiere las pastas, el pescado y tomar mucha agua. Y el nivel de la liga potenció sus cualidades: "Es difícil jugar acá, es una liga muy física que me ayudó a crecer", dice.

Young le hizo 22 puntos a Urunday Universitario en su debut, 30 a Hebraica Macabi, 24 a Olimpia, 23 a Unión Atlética, 25 a Sayago y 37 el pasado martes a Malvín. Larre Borges ganó cuatro de esos partidos (perdió con Urunday y la UA) y es uno de los ocho líderes del torneo.

"Nadie en la Liga esperaba que ganáramos tantos partidos en el arranque. Pero no nos preocupa lo que se diga o lo que piense la gente. Solo nos enfocamos en los partidos que tenemos que jugar y en dar pelea", dice.

El triunfo ante Malvín tuvo un sabor histórico para el aurinegro: "Antes del partido no sabía que nunca le habíamos ganado, me lo dijeron después y fue increíble".

"Nuestro objetivo es estar entre los ocho que jueguen la Súper Liga, pero no pensamos a largo plazo sino partido a partido. Antes del torneo nadie decía que podíamos estar entre los ocho, sino que íbamos a pelear el descenso. Es más, creo que tendríamos que tener cinco victorias porque perdimos en casa con Unión Atlética por dos puntos", dice.

"El entrenador es muy inteligente, planifica los partidos con videos, nos ordena en defensa para estar enfocados. Tenemos a Matías Nicoletti y Andrés Dotti que defienden muy bien, a Albert Jackson que es muy fuerte y captura muchos rebotes. Tenemos un buen equipo y estamos muy contentos con este arranque", agrega.

Sin embargo, cuando menciona a los candidatos al título pone a Malvín, Hebraica, Trouville y Defensor Sporting son los favoritos. "En un nivel medio veo a Aguada y Urunday Universitario, pero es todo muy parejo", aclara.

Entre los jugadores que lo sorprendieron por su talento destaca a Marcos Cabot, Panchi Barrera y Michael Hicks.

Young disfruta el momento en el Larre pero extraña: "Soy muy familiero, me casé en julio y tengo dos hijas, una de ocho años y otra de uno. Es la parte difícil de estar en Uruguay, pero ellas entienden que es mi trabajo".

El alero empezó a jugar tarde, a los 17 años. "Me gusta el fútbol americano pero nunca jugué porque me parece peligroso. Jugaba en las calles al básquetbol porque todos en Indianápolis juegan al básquetbol. Tenemos muchos jugadores en la NBA como Jeff Teague, Mike Conley, Courtney Lee, Gordon Hayworth, Eric Gordon. También hay muchos jugando e Asia y Europa. Cuando voy en verano nos juntamos a jugar con los que están afuera", dice.

Mientras, las redes de Larre Borges, arden.

La ficha

Anthony Young, Larre Borges
Anthony Young
Anthony Young

Nació el 10 de diciembre de 1989 en Indianápolis. Entre 2008 y 2010 hizo el junior college en Kankakee, entre 2010 y 2012 jugó en la División II de la NCAA en los Kentucky Wesleyan Panthers. Entre 2012 y 2014 defendió a ETB Wohnbau Baskets Essen, en Alemania. De ahí viajó a Sudamérica para jugar en Gigantes de Venezuela, Peñarol de Mar del Plata, Montevideo, Urunday Universitario, nuevamente Peñarol y esta temporada arrió a Larre Borges.

Las cifras
37 Puntos: Fueron los que le hizo el martes a Malvín en lo que fue el primer triunfo de Larre Borges en su historial de Liga Uruguaya ante el playero.
124 Puntos: Son los que suma en sus primeros seis partidos donde promedia 24,8 siendo el máximo anotador con Anthony Danridge de Sayago.

La previa
Larre Borges jugará este viernes por la sexta fecha de la Liga ante Trouville como visitante a la hora 21.15. A la misma hora lo harán Olimpia-Aguada en Olimpia y Hebraica Macabi-Biguá en Tabaré. A las 20.15 chocarán Malvín-Goes. El jueves, en el complemento de la quinta etapa, Welcome venció a Unión Atlética 81-70.


Acerca del autor