El futuro de la arena

Carolina Peixoto y Lía Fortunati la rompen en el Circuito Nacional y sueñan con ir a los Juegos Olímpicos de la Juventud

El beach volley uruguayo viene en franco crecimiento. Dos duplas estuvieron muy cerca de clasificar a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y la actividad interna se revolucionó con muchas parejas bajando a la playa para sumarse a la movida.

Dentro de las caras nuevas hay una dupla femenina que pinta tener muy buen futuro: Carolina Peixoto y Lía Fortunati.

Carolina tiene 18 años y estudia primero en facultad de Ciencias Económicas, mientras que Lía tiene 17 y cursa sexto de Medicina.

Tienen muy buena talla y condiciones que se encarga de moldear el entrenador Diego Cairus.

Ellas se encargan del sacrificio: “En invierno entrenábamos de tarde porque de mañana estudiamos y tenemos otras actividades como inglés. Ahora que estamos en verano hacemos físico a las 7 de la mañana y de tarde hacemos la parte técnica”, explicó Fortunati a El Observador.

Ambas integran la selección juvenil, junto con Florencia Rotti, que disputa la clasificación por etapas a los segundos Juegos Olímpicos de la Juventud que se llevarán a cabo en Nanjing este año.

Fueron terceras en Asunción y cuartas en Montevideo y a partir de marzo disputarán las tres etapas restantes en Bolivia, Venezuela y Argentina.

“Nuestro objetivo principal es llegar bien a esas etapas que quedan y podernos clasificar a los Juegos”, dice Peixoto, una gran armadora en la modalidad indoor que ahora optó por jugar en beach.

También representaron el año pasado a Uruguay en los primeros Juegos Sudamericanos de la Juventud que se disputaron en Lima, donde quedaron a un pasito del podio. Fueron cuartas. Tanto en Lima como en Asunción y Montevideo, una de las integrantes de la dupla fue Rotti.

Ahora están en disputa del Circuito Nacional donde se viene exhibiendo un gran nivel.

En la primera etapa, disputada en Punta del Este, fueron terceras. En la segunda (La Paloma) cuartofinalistas y en la tercera, disputada el fin de semana pasado en Pocitos, dieron el batacazo: fueron campeonas.  

“Fue un torneo difícil porque no estaban las mayores de la selección (Fabiana Gómez-Lucía Guigou ni Eugenia Nieto-Victoria Aguirre) y teníamos mucha presión encima porque todos nos decían que teníamos que aprovechar para ganar”, contó Peixoto.

“Era nuestra oportunidad”, agregó Fortunati.

Ganaron todos los partidos y en la final se toparon con Paola Galusso-Alejandra Jaume, vicecampeonas de las dos primeras etapas. Ganaron 2-1.  

“Ellas tienen años en esto, muchísima garra y nosotras recién empezamos”, dijo Fortunati para resaltar el triunfo.

El beach volley uruguayo tiene el futuro asegurado.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios