El futuro de Bernie Ecclestone, patrón de la Fórmula 1, en jaque

El británico de 83 años se enfrentará a partir del mes que viene en Múnich a un juicio por soborno

Un juicio por soborno que comenzará el próximo mes en la ciudad alemana de Múnich decidirá el futuro de Bernie Ecclestone, el británico de 83 años que ha convertido la Fórmula Uno en un gigantesco negocio global durante las últimas tres décadas.

El proceso y las conclusiones de un juez británico en un caso de daños y perjuicios el mes pasado han provocado nuevas especulaciones sobre si el largo reinado de Ecclestone está a punto de acabar.

El multimillonario ha enviado mensajes contradictorios. En febrero dijo a Reuters que seguía con su trabajo como siempre, pero ofreció una sensación más pesimista en el Financial Times la semana pasada, cuando admitió que el juicio en Alemania desviaría su atención, y habló de preparar a un sucesor.

El fondo de capital riesgo CVC, el mayor accionista de la Fórmula Uno con un 35 por ciento, ha dicho que despedirá a Ecclestone si es declarado culpable.

Ecclestone afirma que luchará por limpiar su nombre en el caso alemán, que surgió a causa de un acuerdo de hace ocho años cuando CVC compró la Fórmula Uno.

A pesar de su edad y sus problemas legales, no hay un claro sucesor de Ecclestone y su marcha llevaría seguramente a un cambio en la estructura con el poder más horizontalmente repartido en una equipo ejecutivo más grande.

El jefe de la escudería Red Bull, Christian Horner, es el reemplazo más probable, pero ha rechazado estas especulaciones. El presidente ejecutivo de la Premier League, Richard Scudamore y el director saliente de Sainsbury, Justin King, están entre los candidatos que se han barajado para el puesto.

DIFÍCIL DE REPETIR

El ex vendedor de autos de segunda mano y dueño de un equipo será alguien difícil de emular cuando se aparte de la Fórmula Uno.

El deporte tiene un modelo de negocio único con el que ingresa unos 1.500 millones de dólares cobrando por los derechos de propiedad a los circuitos, las cadenas de televisión y los patrocinadores.

Ecclestone ha sido un experto en entrar en mercados emergentes como China, Oriente Medio y Rusia - que estará en el calendario de esta temporada con una carrera en Sochi.

Aunque permanece a cargo del día a día de la Fórmula Uno, ha dejado el cargo de director ante el juicio en Múnich, que se espera que se prolongue hasta setiembre, con sesiones dos días por semana.

También afronta una mayor supervisión de personas clave en la junta de la Fórmula Uno que deben aprobar los grandes contratos.

El juicio por soborno surge como consecuencia de un acuerdo de 2005 cuando el fondo de capital riesgo CVC compró un 47 % de la participación de la Fórmula Uno al banco alemán BayernLB.

Ecclestone está acusado de sobornar al ex director de riesgos de BayernLB, Gerhard Gribkowsky, para encaminar la venta hacia CVC, que quería mantenerlo como presidente ejecutivo.

Gribkowsky está en la cárcel por recibir un pago de US$ 44 millones de Ecclestone y de su fondo fiduciario familiar.

Ecclestone dijo que pagó a Gribkowsky porque el banquero le amenazó con hacer falsas acusaciones sobre su situación fiscal.

Un juez británico desestimó una demanda por daños de US$ 100 millones de una compañía alemana de medios de comunicación contra Ecclestone por el acuerdo con CVC.


Populares de la sección

Comentarios