El fútbol que se viene: los cambios en seguridad

El fútbol uruguayo se encamina a jugar sin tejidos ni policías en las tribunas y suspensiones temporarias
La escuela inglesa marcó tendencia. La guerra librada contra los famosos hooligans, capaces de destruir un estadio entero, marcó tendencia.

Por estas tierras se mira, se admira y se intenta imitar el ejemplo inglés. El tema es saber si en Uruguay se está preparado para tomar medidas de seguridad similares sin la educación o las medidas correctivas que permitan terminar con los males de la violencia en las canchas.

El fútbol uruguayo se encamina a tomar por un nuevo camino en materia de seguridad.

Se aspira a jugar sin alambrados ni tejidos, sin policía en las tribunas y con el nuevo desafío de paralizar los partidos donde las hinchas entonen cantos agresivos o haciendo apología de la violencia.

Las dudas invaden. ¿Está preparado el fútbol uruguayo para adoptar tantas medidas juntas cuando no se fue capaz de ejercer el derecho de admisión porque los dirigente temen a la hora de identificar a los violentos.

"No estamos preparados para jugar sin policías en las canchas. Va a depender de las canchas. nosotros lo instrumentamos en las canchas chicas y más o menos las llevamos bien pero eso no quiere decir que no se haga al 100% en los partidos de los grandes", respondió el presidente de la Comisión de Seguridad de la AUF, Nelson Telias, a Referi.

"Eso lleva tiempo. Y aparte lleva reglamentos que los estamos esperando. Como el colgado de las banderas de los tejidos. La hinchada cuelga las banderas, mandamos a la guardia privada decirles que las saquen y los pasan por arriba. Si hay un reglamento es distinto", agregó Telias.

Y acá se entra en otro tema, el de las responsabilidades. No están establecidas. Y ya pasó que, ante el menor incidente, se pasan culpas unos a otros. Sin ir más lejos se puso en duda a quien le correspondía la tarea de revisar a las personas antes del ingreso al estadio de Peñarol en el partido con Danubio.

"De eso se tiene que encargar la Policía pero no está claro, evidentemente la Policía quiere que lo haga la guardia privada pero no tienen reglamento para hacerlo ni una ley que los apoye", dijo Telias.

Y como eso muchas cosas. Analicemos el tema de parar un partido cuando la hinchada cante cosas indebidas. ¿Quién asume la responsabilidad si por parar el partido se generan problemas? Porque después se entra en la chiquita que la hinchada cantó para parar el partido porque venía complicado.

"Para el partido será algo a instrumentar con el cuarto árbitro y el veedor. Claro que después va a venir la chiquita, no hay como controlarla", admitió el presidente de la Comisión de Seguridad.

Telias concluyó diciendo: "Cuando estuve en un congreso de seguridad de FIFA un inglés me dijo: 'Empiecen a trabajar, den el puntapie inicial. A nosotros terminar con los hoolingans nos llevó 20 años pero hay que empezar'. Nosotros vamos a empezar".

Las nuevas medidas
Con guardia privada
"La guardia privada ya está en todos los espectáculos y se va camino a eso, a que la policía no brinde servicio dentro de los estadios", dijo el presidente de la AUF, Wilmar Valdez. Ahora, la pregunta es si la gente tolera que una persona con un simple chaleco que dice seguridad le imponga reglas. Hace poco jugaron Defensor y Danubio y los hinchas violetas del talud lanzaron objetos a los danubianos. La gente de seguridad no los pudo parar"

Sin tejidos perimetrales
Hace poco en Referi se analizó el tema de jugar sin tejidos y se trasladó la siguiente pregunta: ¿Está preparado el público uruguayo para tolerar el error de un árbitro en la hora y que signifique la derrota de su equipo? El desafío será aguantar sin reaccionar ante la provocación de un jugador o hincha rival. A juzgar por algunas actitudes que tomaron los hinchas aún queda un camino por recorrer antes de sacar los tejidos.

¿quién se hace responsable?
Vistas las cartas y las nuevas medidas que se quieren instrumentar surgen algunas interrogantes. ¿A quién corresponderá la tarea de cachear a la gente antes de ingresar a los estadios? Un aficionado perfectamente puede negarse a que un particular lo registre. Pero el tema va más allá. Cuando se generan problemas es común que las partes se pase la responsabilidad. La AUF quiere instrumentar un código disciplinario interno.

No más cantos agresivos
El básquetbol tomó el camino de que si las hinchadas entonan cantos agresivos los árbitros detienen el juego y hablan con el representante del club parta que la gente se calme. Hasta que no paren con las agresiones no juega. El ambiente es más chico y cerrado. En fútbol se aspira a tomar el mismo camino. Pero el ambiente es más grande, lo que marcam otro desafío, y hasta la pregunta de si un equipo puede llegar a hacerlo para enfriar un partido.

Aficionados identificados
La idea de la FIFA es que todos los aficionados miren los partidos sentados en butacas. Por estas tierras aún se da que los habitantes de las barras de aliento miran los encuentros parados y saltando en las tribunas. Sin embargo, ahora entran a tallar otros aspectos como la prioridad a los socios a la hora de vender entradas. Eso permite tener identificada a la gente. A ello se agregará la compra de cámaras de alta tecnología por parte de la AUF.

Populares de la sección

Acerca del autor