"El fútbol de hoy está muy loco"

En una charla alejada de la agenda diaria, Nacho aseguró que el ambiente está cada vez más impaciente

Nacional ganó el domingo ante Plaza luego de dos derrotas consecutivas, en los que la gente ya se puso impaciente, ¿qué reflexión le merece?

El ambiente está cada vez más impaciente. Es un tema ese... es un tema delicado. Si te volvés loco te entran los nervios y los resultados no llegan. Pero la gente pierde rápidamente la paciencia.

¿Por qué lo define como un tema delicado?

Porque con todo esto de las redes sociales la gente está cada vez más nerviosa. Por distintos problemas, que pueden ser laborales o familiares, y veo que se descarga en el fútbol.

¿Y roza a los jugadores?

Ligamos los jugadores porque la gente hoy se expresa muy fácil vía Facebook, Twitter o redes sociales, entonces nos volvemos todos locos. Perdés un partido y ya es una locura. El fútbol está muy loco. En un partido sos el ídolo y al otro día jugás mal y sos el peor jugador y ya te critican. Se va de un extremo al otro muy rápidamente.

¿Y cómo convive usted con esa presión siendo que debe asumir justamente otro rol? Porque por su posición en la cancha o sus condiciones le piden que se cargue el equipo al hombro.

Yo ya tengo mis años, tengo mi experiencia, es mi tercer año en Nacional, después de pasar dos temporadas muy difíciles. Porque me han pasado varias cosas acá. Estuvo el tema de las lesiones, la suspensión por el incidente en el clásico. No sé si todo eso me ha hecho crecer o no, pero sí me sirvió para alejarme un poco, no volverme loco con las presiones y hacer lo que tengo que hacer en el entrenamiento, en el cuidado personal, en la alimentación.

¿Pero le llega la presión?

Obvio que llega todo, por un lado o por otro te llega lo de la gente, los medios, la tele, los diarios. Todo llega. Pero ahora, como me siento bien físicamente y tengo la confianza del técnico, lo vivo distinto porque estoy jugando y eso me hace bien. Trato de pensar en lo que tengo que mejorar día a día y salir a la cancha a simplemente a jugar.

¿Cómo logra alejarse del ambiente cuando de pronto el gol no llega y la tribuna transmite esa extraña sensación de apuro?

Uno cuando está en el partido se mete en el partido y deja de lado todo, salvo que sean cosas muy graves. Cuando uno entra a la cancha hay otro ambiente, completamente distinto a lo que se vive afuera. Es verdad que se escuchan los cantos, pero en general.

Pero cuando pierde una pelota se palpa el rumor y a la larga eso puede ir generando desconfianza.

Sí, eso es verdad. También depende de las canchas, cuando vas a una cancha chica como la de Wanderers, donde tenés más cerca a la tribuna, se siente mucho más. En ese sentido tengo años, y eso me permite no dejarme llevar por la tribuna, pero asumo que no es fácil.

¿El acostumbrarse a jugar con presión es uno de los temas con los que carga justamente hoy el jugador?

Depende de las canchas. Presión por el resultado hay siempre.

En un equipo grande se multiplica porque deben ganar todos los partidos.

Claro, en un cuadro grande se siente más porque tiene más gente, y es verdad, hay más presión. Yo en la cancha me concentro en el partido y no presto atención a todo el entorno. En general escucho el canto pero no lo insultos que se dan cuando vas perdiendo.

¿Son temas que se abordan con los psicólogos, en Nacional o en la selección?

Quizás lo hablás más con los compañeros, pero que yo sepa no es un tema que se hable. En la selección nunca se habló de ese tema. Y acá en Nacional no tenemos psicólogos.

¿Es reflejo de la sociedad esto que se vive en la cancha?

Sí, puede ser reflejo de la sociedad.

Sin ir más lejos en la calle los choferes se insultan manejando.

También, no digo que no pasara hace 20 años pero me parece que estamos con muchas cosas y creo que eso de las redes sociales tiene mucho que ver. Fijate que ves un tema, cualquiera, dejá de lado el fútbol. De repente mirás los mensajes que se ponen debajo de la noticia y son casi todos insultando, agrediendo, faltando el respeto. Hay muy pocos mensajes con una crítica constructiva y educada. De un tiempo a esta parte dejé de ver los comentarios. Hay mucha violencia y es fácil expresarse a través del anonimato de las redes sociales.

¿Esa presión de tener a la tribuna pegada es motivo de que le cueste tanto a los grandes ganar cuando salen a las canchas chicas?

El fútbol cada día está más parejo. Cuando salimos de nuestras canchas cambia el ambiente.


Populares de la sección

Acerca del autor