El fútbol como enfermedad

El sindicato mundial de futbolistas profesionales (FIFPro) presentará este miércoles un estudio realizado entre jugadores activos y retirados donde explica la “enfermedad mental en el fútbol profesional”

Entrenamientos, presentaciones, giras, competencias, gloria o fracaso, retiro y ostracismo. Esas parecen ser, con algunas variables, las etapas de la carrera de un futbolista profesional promedio. Semejante vaivén anímico trae consigo cuadros de ansiedad, depresión y consumo de adicciones, según se desprende del informe elaborado por el doctorVincent Goytterbarge, responsable médico de FIFPro.

El responsable del estudio examinó más 300 historias clínicas de jugadores profesionales en actividad y retirados de las ligas de Australia, Estados Unidos, Escocia, Holanda, Irlanda, y Nueva Zelanda.

Para cumplir con la consigna se establecieron parámetros mentales como la astenia, ansiedad, depresión, baja autoestima, mala nutrición y consumo de alcohol o tabaco, aunque también tienen su parte importante en el diagnóstico las circunstancias que pueden causar estrés físico como lesiones de gravedad, intervenciones quirúrgicas y falta de entrenamiento por un lapso superior a las cuatro semanas.

"La atención que recibe la salud de los futbolistas profesionales por parte de los organismos rectores a nivel internacional o de los clubes y de la mayoría de los investigadores se dirige principalmente a examinar la incidencia de las lesiones, lo cual es curioso, pues la salud no implica únicamente el bienestar físico, sino también el bienestar mental y social, tanto a corto como a largo plazo", afirmó el especialista.


Populares de la sección

Comentarios