El final: Tony Pacheco colgó los botines

El futbolista decidió que no seguirá jugando al fútbol

Cuentan aquellos quienes alguna vez jugaron al fútbol que el día después es el más difícil, que no tiene comparación con nada.

Por más que un futbolista se ponga en la cabeza determinada fecha para colgar los botines luego de una larga carrera, nunca es sencillo. Todo lo contrario.

Y el caso de Antonio Pacheco se suma desde hoy a esa camada de exjugadores quienes decidieron dar un paso al costado.

Obviamente que no se trata de un profesional más y por eso esta determinación tiene otro tinte, otra resonancia.

Antonio Pacheco es el último gran ídolo de la hinchada de Peñarol, el mismo al cual el consejo directivo decidió no renovarle el contrato que venció hace apenas ocho días, porque el suyo era el único que no vencía el 30 de junio.

La decisiónPacheco tuvo varias reuniones y charlas en los últimos 15 días.

Una de ellas fue con el presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, quien concurrió con su amigo de la infancia y compañero del consejo directivo Rodolfo Catino a hablar con él.

Si bien ya estaba todo laudado hace más de un mes en cuanto a que él no seguiría en el club, Damiani le ofreció un puesto de gestión en la institución.

Pacheco aún no contestó nada porque volverá a reunirse con él.

A los que sí les contestó negativamente fueron a las propuestas que recibió –junto con su amigo Álvaro "Chino" Recoba– para jugar este año en River Plate primero y luego en Villa Teresa, el último de los clubes que se interesó por contar con él.

Pero según pudo saber Referí, en las últimos horas ya tomó la decisión definitiva: no volverá a las canchas como futbolista.

Es algo que ya tenía decidido desde hace un tiempo, pero que no lo comunicó hasta ahora.

Si bien es algo que lo conversó en familia, su determinación ya la había tomado.

Esto no implica que no vuelva al fútbol ni en un futuro a Peñarol en algún cargo. Se recibió de técnico y hace algunos meses estudia para gerente deportivo, algo que muy pocos de los actuales profesionales que se desempeñan en esa función, hicieron.

El de más clásicos profesionalesPacheco jugó 60 clásicos ante Nacional y, de esa forma, se transformó en el futbolista con más encuentros de esta índole disputados en el profesionalismo, ya que José Piendibene, defendienco a Central Uruguay Railway Cricket Club (CURCC) y luego a los aurinegros cuando cambiaron de nombre, disputó uno más pero sumando también la era amateur.

Si se toma una dimensión de eso, por citar solo algunos nombres, Pacheco jugó más que Pablo Bengoechea, Fernando Morena, Alberto Spencer, Néstor "Tito" Gonçálves, Óscar Míguez, Alcides Ghiggia y muchos más.

Con Peñarol fue ocho veces campeón uruguayo –la última vez, ganándole a Defensor Sporting la final con tres goles suyos justo en el año de su regreso al club tras su paso por Wanderers–.

Claro que esa no fue una temporada cualquiera, ya que en su primer encuentro –ante Fénix– se fracturó tibia y peroné en agosto de 2012 y volvió al fútbol varios meses después a fines de febrero de 2013.

Su historia como jugador no solo perteneció a los aurinegros y a Wanderers, ya que estuvo en Inter de Milán, Espanyol, Albacete, Alavés y Gimnasia. Pero Peñarol fue su casa. Su emblema. Su corazón.

Tony dejó un legado y su fútbol. A los 39 años dijo basta y, aunque sigue entrenando todos los días en un gimnasio, dejó de lado los zapatos, los botines como se dice ahora.

La hora del futbolista quedó atrás. El día tan temido llegó. Pacheco colgó los botines y no es un día más.


LAS CIFRAS

60 clásicos. Disputó Pacheco ante Nacional, el que más jugó en el profesionalismo.

12 goles. Le convirtió Pacheco a Nacional; le ganó 28 veces, igualó 14 y perdió 18.

8 títulos. El Tony consiguió esa cantidad de Campeonatos Uruguayos defendiendo a Peñarol


Populares de la sección

Acerca del autor