¿El fin de una era?

Glorias de Peñarol y Nacional que supieron darles varias alegrías a sus hinchas en los clásicos, hoy son actores secundarios, a la espera de minutos para mostrar su clase

El clásico del próximo domingo puede marcar el fin de una era para varios veteranos de Peñarol y Nacional que hasta no hace mucho eran protagonistas en los clásicos y hoy en día aparecen como figuras de reparto, a la espera de ingresar unos minutos para demostrar que su talento sigue vivo.

Si bien el fútbol uruguayo suele ser más tolerante con jugadores experientes y darle más años de carrera a primer nivel que en otros campeonatos, en la previa del duelo parece que los entrenadores prefieren poner futbolistas jóvenes y frescos, y mandar al banco a los más experimentados.

En este sentido, en Peñarol, el caso más destacado es el de Antonio Pacheco, el capitán aurinegro de 38 años, quien en los últimos tres partidos por el Clausura, los tres ganados, ha estado en el banco de suplentes, desde donde ha saltado al campo de juego en los complementos.

Además de su talento y categoría, el Tony es dueño del récord de ser el jugador con más clásicos ganados, al sumar 27 triunfos en el Nacional 2-Peñarol 3 del pasado Apertura, cuando fue titular. Con esa victoria, en su clásico 55, batió la marca que tenía Pablo Bengoechea.

Pacheco, que le ha hecho 11 goles a los tricolores, según expresó, está a un partido de ser el jugador con más clásicos disputados. “Si jugara este domingo sería el jugador con más presencias clásicas en la era profesional y es una estadística personal que me llena de orgullo”, dijo a radio Sport890.

Algo similar, pero en filas tricolores, vive Álvaro Recoba, a quien las lesiones lo han tenido a mal traer en el actual Clausura, por lo que ha estado afuera de las canchas en varios partidos. El “Chino” logró recuperarse y disputó algunos minutos el pasado fin de semana, por lo que se espera que sea suplente y esté a la orden de Gerardo Pelusso en caso de que lo necesite.

Fue en su regreso a los albos en 2011 cuando el volante creativo que hoy tiene 38 años realizó sus mejores presentaciones al ser decisivo parta los triunfos tricolores en clásicos. En el del Apertura de ese año le hizo un gol de penal a Carini en la hora y en el Clausura 2012 también anotó en el triunfo 3-2.

Otro veterano que ha quedado relegado en el plantel de Nacional es Alexander Medina, quien en los últimos meses tuvo algunos minutos en dos partidos –frente a Atlético Nacional por Copa y Wanderers por el Clausura-, sin lograr marcar. El Cacique, de 35 años, misma edad que Iván Alonso, en las últimas fechas no ha estado en el plantel albo y el DT tricolor ha preferido sumar al juvenil Leandro Barcia.

En su mejor momento, el delantero fue dueño de una gran marca en materia de clásicos: en sus primeros 10 partidos frente a Peñarol no perdió; pero su suerte cambió y en los últimos cinco cayó en tres ocasiones y empató dos.  

Y quien parece ser el último veterano en perder su puesto en el primer equipo de Nacional es Andrés Scotti, de 38 años, quien fue sustituido por Sebastián Coates hace tres partidos -cuando los albos visitaron a Gremio, ya eliminados de la Copa Libertadores- y desde ese entonces quedó relegado por el zaguero que está a préstamo de Liverpool, quien ha formado dupla defensiva con el paraguayo Ismael Benegas.

Siguen vigentes

Otro carbonero de larga trayectoria en materia de clásicos es Darío Rodríguez, quien no fue titular ante Fénix debido a que carga con cuatro amarillas. El defensor de 39 años vive una situación diferente a la de Pacheco ya que ha sido tenido en cuenta por Jorge Fossati en los últimos encuentros y todo indica que el domingo estará desde el arranque.

La particularidad de Darío es que no participó en los dos últimos clásicos oficiales del año pasado, Clausura 2013 y Apertura 2013, en los que estuvo en el banco de suplentes, como en el último choque ante Nacional del verano pasado. El zaguero tiene 31 partidos jugados ante los tricolores, con 10 triunfos, 10 empates y 11 derrotas.

Con 35 años, Marcelo Zalayeta es otro de los veteranos que sigue en vigencia en Peñarol. En los últimos encuentros dejó de ser delantero neto para retrasarse unos metros y jugar como asistente. También el golero Juan Castillo, de 36, es indiscutido en el arco, posición en la que suelen tener más “vida útil” que el resto de los jugadores “de cancha”.

Algo similar ocurre en Nacional con Gustavo Munúa, también con 36 años, quien llegó a los albos para ocupar el puesto de arquero. En el ataque tricolor, Iván Alonso, con 35 recién cumplidos, es otro de los experimentados, pero su presencia está casi descartada.

Como actores de reparto o protagonistas principales, estos veteranos volverán a vivir un nuevo clásico el próximo domingo en el que intentarán escribir una nueva, quizás de las últimas, página de gloria.


Populares de la sección

Comentarios