El festejo más esperado: Aguada campeón

Le ganó a Defensor Sporting 86-72 y volvió a coronarse después de 36 años

Con la demostración más pura de fidelidad de un grupo que se multiplicó para disimular la ausencia del suspendido Smith, con un Leandro García Morales que tuvo una noche perfecta, con un equipo que no midió esfuerzos y con una hinchada que empujó como en todo el campeonato, Aguada venció a Defensor Sporting 86-72 en la finalísima de la Liga Uruguaya de Básquetbol y se consagró como el mejor del básquetbol local después de 36 años. Fue así que un pueblo, el aguatero, que copó el Palacio Peñarol, celebró una postergada conquista tras una temporada en la que sufrió hasta que ingresó a los playoffs, que fue cuando empezó a regalar sus mejores noches de básquetbol.

Al final de cuentas, el triunfo de anoche lo logró con menos resistencia de Defensor Sporting de la que prometía el equipo dirigido por Gerardo Jauri, que a lo largo de las finales había demostrado que tenía valor para pelear el título. Los fusionados sintieron los pocos minutos que jugó Baxley, lesionado, y sorpresivamente la desconcentración de un equipo que no fue el de los otros seis partidos. Sin la presión defensiva que le dio grandes réditos, ni el orden ni la aplicación ofensiva, los del Parque Rodó sufrieron todo el partido, porque Cabot, Izaguirre, Hamiton y Álvarez arrancaron muy mal. Solo Vázquez salvó con nota. La ansiedad de los fusionados le pasó factura.

El técnico Javier Espíndola elaboró una muy sacrificada propuesta para buscar la victoria sin su segundo mejor jugador, Smith. Por esa razón propuso una marcación al hombre bien cerrada, en su zona pintada. Pablo Morales jugó de Smith, pero a los 7 minutos cometió su tercera falta y fue al banco. Entonces fue el turno del sorprendente Pablo Ibón, que llegó para aportar un par de minutos en las finales y terminó jugando medio tiempo.

El primer cuarto fue muy desprolijo, y Aguada encontró el camino para sacar ventajas recién sobre el final, cuando García Morales se destapó con sus primeros ocho puntos. Así, el rojiverde se distanció 15-8, y cerró el parcial 17-12.

Jauri cambió la fórmula y Castrillón le respondió como en sus mejores tiempos. Con dos triples en el segundo cuarto, obligó a Aguada a salir de la zona que había propuesto entonces. Empató en 19, pasó 23-21, Cabot se prendió en el partido y brindó señales de que quería pelear el triunfo.

Esta vez García Morales convirtió ocho libres y cerraron el segundo cuarto 32 iguales.

Con un gran trabajo de Vázquez, el fusionado se distanció 38-32 en el tercer cuarto, pero la figura de Aguada devolvió a los rojiverdes a la pelea con un triple y seis libres. También Morales se sumó con un triple. Aguada cerró ese período 55-54.

En el último cuarto, cuando el campeón tenía que mostrar sus credenciales, Aguada tuvo un cierre perfecto y Defensor Sporting vivió una pesadilla. En 6’30”, los rojiverdes establecieron un parcial de 14-2 (69-56 en el global). El fusionado intentó despertar con los triples de Izaguirre, pero ya era tarde. Porque García Morales no falló ningún libre (convirtió 25 en el partido y 10 en el último cuarto). Morales tuvo un gran cierre, Muro fue efectivo desde la línea y con los últimos restos que le quedaban al equipo aseguraron el partido que le dio a los rojiverdes el triunfo más esperado. El que aguardaban desde el Federal 1976 (que finalizó en 1977).

Las estadísticas desde el sitio oficial de la FUBB.

Los resultados anteriores

Primera final:

Aguada 91-81 Defensor (1-0).
De la mano del extranjero Smith y Leandro García Morales Aguada comenzó a dar forma al sueño del título.

Segunda final:

Defensor Sporting 77-74 Aguada(1-1).
Entre la confianza y la rebeldía, resurgió el fusionado.

Tercera final:

Aguada 69-61 Defensor (2-1).
Con defensa y los que tienen clase, volvió a ganar Aguada.

Cuarta final:

Defensor Sporting 96-92 Aguada (2-2).
Marcos Cabot se consagró y dirigió a Defensor a la victoria.

Quinta final:

Defensor Sporting 80-62 Aguada (3-2).
El partido diferente. Dejó al conjunto fusionado a una victoria del título.

Sexta final:

Aguada 91-74 Defensor (3-3).
Con rebeldía, Aguada forzó una finalísima.

La sanción polémica

El estadounidense Jeremies Smith, de Aguada,  fue suspendido en la noche del domingo con cuatro partidos por parte del Tribunal de Penas de la Federación Uruguaya de Básquetbol. La razón fue el cabezazo que le propinó en la sexta final el viernes a su compatriota Gary Hamilton, de Defensor Sporting.

Smith venía teniendo grandes actuaciones en Aguada y fue figura en los partidos anteriores. El extranjero no podrá ser parte de la última final.

El tribunal se tomó casi cuatro horas para definir el tema tras estudiar el video de la jugada, los descargos presentados por ambos clubes y las denuncias de los árbitros. Asimismo, pese a que Hamilton golpeó con su codo en la cara a Smith para que éste reaccionara, los integrantes del cuerpo entendieron que no cabía ninguna sanción para el jugador de Defensor. Durante el partido, por esa acción, Hamilton fue sancionado con una falta antideportiva.

Los jueces

Este lunes los árbitros serán Richard Pereira, Alejandro Sánchez Varela y Alberto Arenas. El comisionado técnico será Miguel Nieto.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios