El fatídico regreso de Pacheco

El futbolista aurinegro sufrió la fractura de tibia y peroné con desplazamiento

Pacheco volvía a Peñarol. Por pedido de los hinchas y por su deseo. Fue homenajeado por Morena y por realizadores de la película 120, previo al partido. Fotos con mascotas y la felicidad patente en su rostro.

El partido comenzó de parabienes para Fénix, que encontró el primer gol, pero Peñarol lo remontó inmediatamente. Luego de los dos goles de Zambrana, el "Tony" tuvo su chance.

Centro de Zambrana, que la deja pasar Olivera y, al borde del área, Pacheco la manda a guardar para hacer delirar a los miles de hinchas aurinegros que fueron al Centenario. El "Tony" fue a encontrarse con la parcialidad en la unión de la Ámsterdam y Olímpica, en un festejo de gol típico del futbolista: besándose la camiseta y dedicándole el gol a la tribuna.  Y desde las gradas la respuesta fue con el clásico "Tony, Tony".

La tarde pintaba perfecta. Peñarol ganaba, parecía golear y, además, Pacheco había pegado el regreso con un gol. Más, imposible. Sin embargo, a los 41 minutos se dio lo peor para Pacheco, que fue el atenuante para el desbarranque de Peñarol. El "Tony" fue a trancar una pelota con un mediocampista de Fénix y se fracturó.

"Favaro, me quebré", le gritaba el "Tony" al técnico de Fénix, luego del impacto. El DT albivioleta llegó a ingresar al campo de juego y el partido se interrumpió. Cuando inmediatamente verificaron que Pacheco se había fracturado, pidieron la asistencia médica.

Lo trasladaron en ambulancia hasta Casa de Galicia, donde le hicieron una placa y oficializaron su lesión: fractura de tibia y peroné con desplazamiento. Fue trasladado al Hospital Británico donde lo operarán.

El "Tony" volvió y se fracturó. La hinchada sufrió más esta lesión de Pacheco que la derrota ante Fénix.


Populares de la sección

Comentarios