"El fallo de Suárez fue una locura reglamentaria"

El argentino Fernando Mitjans, vicepresidente del Tribunal de Apelaciones de la FIFA, reveló nuevos datos sobre la sanción del uruguayo por morder a Chiellini
La histórica sanción de Luis Suárez por su supuesta mordida a Giorgio Chiellini tuvo ayer un nuevo capítulo. El vicepresidente del Tribunal de Apelaciones de la FIFA, el argentino Fernando Mitjans, reveló que el defensor italiano declaró que simuló la mordida para que el árbitro expulsara al delantero del partido que Uruguay e Italia jugaron el año pasado por el Mundial de Brasil 2014.

Consultado por Fox Sports Radio de Argentina en su calidad de presidente del Tribunal de Disciplina de la Asociación de Fútbol Asociados (AFA) por el caso de Carlos Tévez –quien fracturó al jugador de Argentinos Juniors Ezequiel Ham–, Mitjans defendió su posición de no actuar de oficio y citó como ejemplo el paradigmático caso de Suárez en el Mundial de Brasil 2014.

Audio de Fernando Mitjans sobre el caso Suárez

"A Suárez el juez (del partido, el mexicano Marco Antonio Rodríguez) no lo denunció. En el formulario puso que no vio nada. Chiellini no lo denunció, no declaró contra Suárez. Yo pregunto ¿cómo estarán los uruguayos con todo esto?", expresó.

"Cuando lo citan al referí insistió que no vio nada, lo citan a Chiellini, que es el afectado, y el afectado dice: 'Señor, no me hizo nada'. Te voy a contar esto que es una primicia, que te la voy a contar por primera vez. ¿Sabés lo que dijo Chiellini? 'Fue un beso que me dio mi novia y yo lo hice para que lo expulsen' y mandó una foto junto a una mujer espectacular", indicó.

Mitjans agregó: "Chiellini no viajó, ni siquiera fue. Contestó por mail las preguntas del tribunal. Yo me reía, pero los suizos (el presidente de la Comisión de Disciplina de la FIFA es el suizo Claudio Sulser) estaban indignados".

¿Por qué igual fue suspendido Suárez? "Porque la FIFA tiene un reglamento que dice 'no me interesa lo de Chiellini, igual lo suspendo'", graficó el argentino.

Inhibido de participar

"A mí no me dejaron intervenir porque yo era parte de la Conmebol y prefirieron preservarme. Era un tema muy delicado", dijo en relación a su inhibición para decidir como integrante del Tribunal de Apelaciones.

Igual suerte corrieron el boliviano Edgar Peña Gutiérrez, y el venezolano Laureano González.

Su opinión del fallo

Mitjans dio su opinión sobre la sanción a Suárez: "Si me preguntás a mí es una locura reglamentaria porque le aplicaron la reincidencia. La reincidencia deportiva no es la reincidencia penal. En Argentina prescribe a los tres meses. En la FIFA creo que es un año. Entonces le tomaron lo que hizo en Holanda, lo que hizo en Inglaterra y lo que hizo en el Mundial de Brasil", afirmó.

En 2010, cuando militaba en Ajax, Suárez mordió a Otman Bakkal de PSV Eindhoven por lo que recibió una sanción de siete partidos por parte de la federación holandesa, a los que sumó los dos encuentros con los que le castigó su propio club, que además le impuso una multa económica.En 2013, ya en Liverpool, el uruguayo mordió al defensor de Chelsea Branislav Ivanovic y fue castigado con 10 partidos por la federación inglesa.
Por morder a Chiellini en el Mundial de Brasil recibió una pena de nueve partidos oficiales con la selección de Uruguay y la FIFA lo inhabilitó durante cuatro meses para cualquier práctica o evento futbolístico.
FIFA se basó en forma arbitraria en un plazo hacia atrás de cuatro años para ampliar el castigo del uruguayo.

Lo que le dijo a Referí

Referí logró comunicarse con el argentino, quien ahondó sobre este concepto: "Si a jugadores como (Oscar) Ruggeri, (Roberto) Trotta o (José Luis) Chilavert se les aplicaba la reincidencia penal y no deportiva no jugaban más al fútbol".

"Ahora, si quieren que la prescripción de la pena sea más de tres meses, se debería cambiar la ley. Nosotros somos juristas y estamos para aplicar la ley", agregó.

Mitjans aclaró reiteradamente que no quiso comparar a Tévez con Suárez.

"Simplemente para demostrarle a la prensa argentina cómo es una intervención de oficio se me vino a la cabeza un ejemplo claro, que fue el de Suárez en el Mundial. En ese caso nadie hizo ninguna denuncia, ni el juez ni nadie y la FIFA actuó de oficio".

Sin embargo, no quiso hacer valoraciones sobre las actuaciones que se realizaron a lo largo del procedimiento que terminó con una sanción sin precedentes a nivel mundial: "No voté ni entré a la sesión porque no soy de la Comisión de Disciplina, yo integro el Tribunal de Apelaciones y estuve inhibido para presenciar, actuar o votar. No puedo opinar de un tribunal que no integré. Es un tribunal multinacional y cada uno tiene sus ideas".

"La sanción de oficio es aquella donde directamente a través de una imagen u otro documento un miembro de un tribunal de disciplina pide sanción a un jugador sin que haya denuncia de ninguna de parte y sin que el referí lo haya informado", explicó.

"No vi el informe del juez en el caso de Suárez, pero todos sabemos que fue de oficio. Para FIFA es mucho más fácil acusar de oficio. Los tribunales son constituidos para el torneo en especial. En cambio en Argentina y supongo que en Uruguay será igual, el reglamento lo podemos usar para todas las categorías. Sin embargo, no son utilizados en todas", dijo.

También dijo que: "Si hubo alguien que peleó como nunca y creo que nunca lo vi con disgusto, fueron Julio Humberto Grondona, hoy fallecido, don Eugenio Figueredo y Alejandro Balbi. Me acuerdo que me volvieron loco. Iban, venían, y se preocuparon".

"Chiellini dijo públicamente que declaró por correo electrónico, no compareció a declarar contra Suárez. Yo le decía a Fox, vamos a suponer que algún día el derecho argentino cambia la jurisprudencia y se considera que hay que actuar de oficio. Lo que va a tener que demostrar es que el jugador actuó de mala fe y el agredido deberá decir que lo fueron a romper.

"Todo lo que pase de la cintura para abajo puede considerarse un accidente. De la cintura para arriba, los codazos o los mordiscos son acciones que no son producto normal del juego. Si me preguntás por Suárez no hay que darle una medalla de oro, pero tampoco la horca", expresó.

Lo que Mitjans no cambiará nada. La defensa de Suárez agotó todos los recursos para atenuar la pena. Chiellini, que admitió fingir vulnerando el Fair Play del que tanto habla la FIFA, no será sancionado. Y todo seguirá igual.


Fuente: Jorge Señorans y Danilo Costas