El estreno soñado de Diego

Con dos goles y buenas participaciones, Forlán fue el alma de la fiesta en su debut con la camiseta aurinegra

Su cabellera se asomó por el túnel, luego se divisaron los bastones amarillos y negros de su camiseta de Peñarol -la que tantos años esperó para poder vestir- con el 10 en la espalda, y dio su primer paso como jugador aurinegro en el césped.

El sueño de Diego Forlán se hizo realidad ayer en el Centenario, donde el histórico delantero de la selección tuvo su debut como jugador mirasol, vistiendo la casaca amarilla y negra que su padre, Pablo, había utilizado y que él había vestido en inferiores, sin haber llegado a lucirla en Primera.

Fue su fiesta y todo giró en torno a él. Desde la presentación y salida al campo de juego –momento en el que la barra de la Ámsterdam eligió para recordar a Tony Pacheco, el ídolo que no seguirá en el equipo ni en el fútbol (ver apunte)- hasta cuando fue sustituido y los fotógrafos se montaron frente al banco de suplentes para tomarle fotos a él, como si el resto del partido no importara.

Tras la presentación del plantel con una escenario montado en el medio de la cancha, con la DJ Paola Dalto y con Forlán como frutilla de la torta, el nuevo 10 mirasol fue homenajeado con un video que se vio por la pantalla gigante del estadio, en la que se repasaron sus mejores momentos como futbolista.

La fiesta tuvo un paréntesis obligatorio con otro homenaje, al recientemente fallecido Alcides Ghiggia, también con proyección de un video. Luego, continuó con la foto del plantel, para la que Forlán llevó a sus sobrinos, y con una posterior vuelta alrededor de la cancha para saludar a los hinchas que llegaron a las tribunas para ver al ídolo celeste que también quiere serlo de Peñarol.

Hubo más momentos de emoción para "Cachavacha", como cuando posó para las cámaras junto a su padre con la camiseta número 4 de los aurinegros, que éste último supo vestir y defender en los años de 1960.

La hora establecida para el inicio del partido se demoraba y los hinchas querían verlo en acción, verlo en la cancha jugando para Peñarol. Varios minutos después de los establecido, arrancó el partido con Forlán recostado sobre la izquierda, sobre la América.

No tuvo juego de entrada y recién algunos minutos después de iniciado el encuentro fue Zalayeta quien la pasó la pelota por primera vez, a lo que el 10 intentó avanzar con un pase en profundidad para Ifrán. Luego, se movió para el sector de la Olímpica, desde donde mandó cambios de frente con ambas piernas y con la misma precisión: perfectos.

Tuvo libertad para jugar por todo el frente de ataque y de sus pies arrancó la jugada del primer gol, al meter un centro que Burián no pudo rechazar y en el que la pelota le quedó servida a Luis Aguiar para mandarla al fondo de la red.

Presentacion Forlan Peñarol


De apoco se fue acercando al árco rival con dos mano a mano que le tapó el golero bohemio. Y en la tercera, no lo perdonó. Tomó el balón desde el sector de la Olímpica, amagó, y pateó de zurda para meterla en el segundo palo. Un golazo que hizo acordar a los que anotó en el Mundial de Sudáfrica -en el que se consagró como el mejor del mundo- y que los hinchas gritaron a toda garganta.

Fisicamente se lo vio impecable, yendo a defender en los tiros de esquina en contra y corriendo para llegar a los contragolpes. Con la pelota estuvo fino, tanto para meter habilitaciones con el pie, como con la cabeza en un par de ocasiones, lo que sorprendió a sus compañeros, quienes deberán adaptarse al 10 para sacarle el máximo provecho.

Con el 2-0 arriba se fueron al vestuario. Rumbo al túnel, habló con Ifrán dándole indicaciones. En el segundo tiempo, le bastaron algunos minutos para sellar su segundo gol mediante un tiro penal que Aguiar le cedió amablemente al protagonista de la fiesta. Pelota a un palo, golero al otro y doblete de "Diego, Diego", como por primera vez le gritaron los hinchas aurinegros en el festejo que se extendió porque Bengoechea lo sustituyó.

Sin Forlán, el encuentro perdió el atractivo. Desde el banco de suplentes, la nueva estrella mirasol vio a sus compañeros, a quienes saludó luego del final del debut soñado por él y los hinchas.


Populares de la sección

Acerca del autor