El estadio de Peñarol costará US$ 33 millones

Presentaron el proyecto y la formación de una Sociedad Anónima Deportiva

Parece que cada vez queda menos. El sueño del presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, de poder contar con un estadio propio, va tomando color, aunque claro está, falta un buen tiempo para que se haga realidad.

En la jornada del viernes, el propio titular mirasol presentó al consejo directivo en el museo de la institución y con pantallas, cómo será la obra y el proyecto.

Para empezar, quedó claro que el próximo 28 de setiembre, en ocasión del cumpleaños 121 del club, comenzará la preventa de los palcos y las plateas en los que tendrán prioridad los socios.

Quedó estipulado asimismo que el nombre del futuro estadio también lo pondrán los asociados.

En la actualidad, Peñarol aguarda que la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) categorice el suelo en el que se construirá la obra. Una vez que esto suceda –puede demorar aún algunos meses–, los aurinegros deberán abonar un extra por el terreno en el que se hará su estadio en la Ruta 102 cercano a Zonamerica.

Pese a todas las trabas que hasta el momento ha tenido el club para intentar comenzar con el proyecto, parece que esta vez no habrá ningún inconveniente más.

Una Sociedad Anónima
Nelson Mendiburu de la firma CPA Ferrere y el director comercial de SACEEM, Alejandro Ruibal, fueron quienes presentaron el proyecto a los dirigentes.

Según pudo saber El Observador se formó una Sociedad Anónima Deportiva (SAD) llamada “Complejo Cultural y Deportivo Peñarol SA”, en la cual el accionista es el club, pero el fiduciario es CPA Ferrere. Ese fiduciario será el que administre el fideicomiso.

La obra tendrá un costo de US$ 33 millones y se construirá en un plazo de 14 meses.

A su vez, la SAD le pedirá dos préstamos al Banco República por US$ 16 millones. Uno de ellos será amortizable anualmente, en tanto el otro, a 11 años.

La empresa constructora comenzará a trabajar cuando se logre una preventa del 30%, es decir, si se consiguen unos US$ 10 millones.

Además, SACEEM pondrá una garantía de cumplimiento de US$ 5 millones. En vez de ponerla en la SAD que es la que la contrata para que haga el trabajo, lo hará en el Banco República. La misma no funciona como garantía de repago de deuda, sino en cumplimiento de contrato que es construir el estadio. No es ejecutable si la empresa termina la obra.

Asimismo, a través del artículo 69 de la Constitución, se logró la exoneración de impuestos por tratarse de un complejo cultural y deportivo.

Los detalles
El estadio tendrá una capacidad total de 40.200 personas sentadas que puede ampliarse en un futuro a 60 mil. Contará con cuatro torres de iluminación de primera calidad. Según dijo Damiani, ni bien esté construido, perfectamente se podrán jugar allí los clásicos como local.

Se pondrán a la venta 115 palcos a un costo de US$ 60 mil cada uno por un plazo de 10 años. En ellos habrá lugar para 18 personas y sus dueños tendrán tres estacionamientos.

Una muy buena iniciativa es la llamada platea perpetua, ya que quien la compre la podrá dejar a sus hijos, nietos, o seres queridos. El costo de las mismas será de US$ 4 mil. También existen las plateas a 10 años a US$ 2.500 y las plateas anuales a US$ 250.

El estacionamiento previsto es cinco veces más grande que el del Centenario, ya que tendrá 1.150 lugares.

En Peñarol están convencidos que ya a partir del próximo 28 –en pocos días–, los socios comenzarán a acompañar el sueño del estadio propio poniendo el dinero necesario. Un sueño que, de a poco, parece hacerse realidad.


Populares de la sección

Comentarios