El estadio del debut de España y Uruguay avanza sus obras a contrarreloj

El estadio Arena Pernambuco será la sede del primer partido en la Copa de las Confederaciones de Brasil 2013 el próximo 16 de junio

El recinto con capacidad para 46.105 espectadores, ubicado en el término municipal de São Lourenço da Mata, vecino a la ciudad de Recife, la capital de Pernambuco (noreste), es el más atrasado de las seis sedes de la Copa de las Confederaciones.

El secretario especial para el Mundial de la gobernación de Pernambuco, Ricardo Leitão, garantizó este sábado que el estadio estará concluido dentro del plazo prometido a la FIFA y albergará su primer partido de pruebas el 14 de abril, a dos meses del España-Uruguay.

Cerca de 4.300 obreros trabajan en tres turnos - 21 horas por día -  para terminar el proyecto, que aún tiene cerca del 20% pendiente.

Todavía no se han terminado las gradas del fondo norte, cuya conclusión está prevista para el final de enero, y también está pendiente la instalación de la cobertura en tres cuartas partes del estadio, además de la fachada, que se iluminará siguiendo el modelo del Allianz Arena de Múnich (Alemania).

El jefe de obras, Bruno Dourado, explicó este sábado a los periodistas que los asientos van a comenzar a ser instalados en la tribuna norte durante este mes de diciembre.

La cobertura, cuya instalación corre a cargo de la empresa española Lanik, tiene tres capas, una de ella de vidrio, y protegerá de la lluvia al 83% de los asientos.

Los alrededores del estadio, que se ubica en un antiguo descampado en los límites de São Lourenço da Mata con la capital regional, son una gran zona de obras con numerosos proyectos todavía en el tintero.

Leitão afirmó que cerca de 10.000 trabajadores se dividen en las obras de infraestructura, que incluyen una nueva estación de metro, que será inaugurada antes de la Copa de las Confederaciones, y la duplicación de los accesos por carretera al estadio.

La carretera será concluida en mayo, a un mes del inicio del torneo que servirá de pruebas para el Mundial de 2014, según aseguraron los responsables del proyecto.

El motivo de que este estadio sea el más atrasado es que originalmente no se planeó que fuese usado para la Copa de las Confederaciones, pero por motivos políticos, se forzó a adelantar el programa de obras en ocho meses.

Dourado dijo que el proyecto se ha mantenido "fiel al original" a pesar del adelanto de los plazos, aunque sí se tuvo que abrir el turno nocturno y comenzar a hacer algunas estructuras prefabricadas en el propio estadio, para acelerar el proceso de instalación.

El Arena Pernambuco será el primer edificio de un gran complejo urbanístico que se llamará Ciudad del Mundial, que incluye 4.500 apartamentos, zonas de ocio y un campus universitario.

Este proyecto, que pretende impulsar el crecimiento de la región, será costeado con fondos privados y exigirá inversiones de cerca de 3.900 millones de reales (US$ 1.855 millones) hasta 2025.

(EFE)





Populares de la sección

Comentarios