El espontáneo que le arruinó la llegada a Kipsang

El corredor keniata iba a cortar la cinta del nuevo récord mundial pero un espectador se metió en el circuito y le arruinó el arribo a la meta

Un espontáneo se ha colado este domingo  en el maratón de Berlín justo cuando concluía su espectacular carrera Wilson Kipsang, que batió el récord del mundo, y ha cruzado la meta milésimas de segundo antes que el keniano, arruinando la histórica fotografía de su victoria.

Ha sido él y no Kipsang quien ha roto la cinta de la meta; los organizadores lo han atrapado y lo han entregado a la Policía, según explicó el director de la carrera, Mark Milde.

Según los medios locales, es el mismo hombre que la semana pasada irrumpió en un partido de la Bundesliga en Hannover.

Un portavoz de la policía berlinesa indicó que se está investigando lo sucedido y avanzó que se presentarán cargos contra el joven, de 35 años.

El hombre llevaba el dorsal F7527, correspondiente, según los organizadores del maratón, a una corredora del estado federado de Baja Sajonia.

El incidente no ha sido grave, pero ha hecho saltar todas las alarmas.

Tras el atentado registrado en abril en el maratón de Boston (EEUU), las autoridades de la capital alemana habían reforzado la seguridad y habían desplegado a alrededor de 1.000 policías a lo largo de todo el recorrido del maratón, para el que se habían inscrito más de 41.000 corredores.

Espontáneo arruina la llegada de Kipsang

Populares de la sección

Comentarios