El espejo de Josema

José María Giménez, defensa del Atlético de Madrid, destacó hoy que su compatriota y compañero Diego Godín es "un referente y un espejo"

El uruguayo José María Giménez, defensa del Atlético de Madrid, destacó hoy que su compatriota y compañero Diego Godín es "un referente y un espejo" para él, consideró que el brasileño Joao Miranda es un jugador con "grandes cualidades" y remarcó que estar al lado de ellos le hizo vivir un "año increíble".

"Creo que la mayoría de lo que me sucedió fue porque estuve al lado de dos centrales increíbles que siempre me hablan y me enseñan, que me transmiten experiencia. Para mí, Godín es un referente y un espejo. De Miranda también lo saco todo porque es un jugador increíble, con unas grandes cualidades", valoró en una entrevista publicada este sábado en la página web oficial del club rojiblanco.

"La verdad es que estoy muy agradecido a lo que hicieron conmigo porque ellos día a día me hablaban y me transmitían esa enseñanza. Yo como alumno aprendía de esos profesores que me enseñaron un montón con la ayuda también del cuerpo técnico. Mucho de lo que se me dio es gracias al aprendizaje que me transmitieron ellos", dijo.

Su balance del 2014 "es más que nada positivo por todo lo que se vivió, lo que se ganó, las cosas que se consiguieron con el equipo y los logros personales si se les puede llamar así", según explicó el central, que deseó: "Ojalá siga esta racha".

"Ha sido un año muy importante a nivel de grupo. Fuimos campeones de Liga y Supercopa y finalistas de la Liga de Campeones. Ha sido un año completo. Competimos en muchas cosas y fuimos muy competitivos en todas. La prueba está en lo que ganamos, en lo que luchamos y en lo que aspirábamos a ganar. Creo que es muy valorable lo que hizo todo el grupo porque siempre luchó, luchó y luchó", continuó.

Individualmente, además, disputó el Mundial de Brasil 2014 con su selección. "Fue increíble. Increíble. Desde niño siempre soñé vestir la camiseta de mi país en esa competición. Sabía que existía la posibilidad de ir porque había sido tenido en cuenta por el entrenador en las eliminatorias, pero que tenía la duda porque no competía. Luego, cuando se dieron los partidos amistosos y me dieron la oportunidad de entrar en la cancha, traté de dejar lo máximo para que el técnico pudiera confiar en mí. Al final, me llevó y se dio todo lo que se dio. Estoy muy contento. Fue un año increíble".

Giménez repasó que cuando jugaba en Uruguay "mucha gente" le decía con la calma y la experiencia que juega a pesar de su juventud. "Yo no me doy cuenta. Creo que cuando entro a la cancha tengo una mentalidad que es comprometerme con el equipo y divertirme porque al fin y al cabo el fútbol es un juego, un deporte", añadió.

"Mi papá siempre me dijo: 'diviértete cuando entres al campo de juego'. Es verdad que juego muy tranquilo. Obvio que a veces tienes ese nerviosismo, pero es normal por la propia edad. Diego Godín y Miranda me transmiten tranquilidad porque jugar y entrenar al lado de esos jugadores me ayuda un montón a agarrar confianza", destacó.

"De mis virtudes destacaría la personalidad. Me considero un jugador con mucha personalidad. A veces, eso te juega en contra y otras a favor, pero tienes que tener personalidad. Yo no juego con el nerviosismo de equivocarme o no. Si me equivoco levanto la cabeza y sigo. Y si me sale bien, le sigo dando para adelante", agregó.

Ya pensando en el 2015, Giménez espera que siga "la buena racha". "Ojalá siga el grupo hermoso que está; un equipo comprometido con lo que quiere, con lo que hace, responsable y alegre, que es lo principal. Lo que une al grupo es la alegría. Ojalá sigan las cosas positivas. Individualmente, aspiro a seguir creciendo, a seguir agarrando minutos y a tratar de aprovecharlos, dejando todo en el campo como el míster lo pide. Mi objetivo es seguir creciendo al lado de profesionales que lo hacen de manera increíble", concluyó en declaraciones a la página web del Atlético.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios