El Ejecutivo de Bauzá rompió el silencio: “Si no salíamos de la AUF no terminaba el Uruguayo”

El exneutral habló de las críticas por los premios de la selección, la salida de Bauzá, y la dependencia de los clubes con Tenfield

La salida del Ejecutivo de Sebastián Bauzá, en el último día de abril de 2014, dejó decenas de preguntas para hacer. La mayoría de sus integrantes, incluido el presidente y el secretario Fernando Sobral, se llamaron a silencio en los temas que rodearon a la salida. Hoy, pasado el mundial y con una situación política indefinida, Sobral salió a responder a críticas de algunos clubes sobre su administración, y sobre los motivos que llevaron a la renuncia.

En las últimas horas surgieron críticas por los premios de la selección. Dicen que los jugadores se llevan el 70% de los ingresos. Ustedes negociaron, ¿qué responde ante esas voces?
Esa es una forma de ver las cosas. Yo siempre digo que los números no mienten y en todo caso, como decía Damiani, mienten los que hacen los números. Si toman que los jugadores se llevan el 70% de lo que ingresó por el Mundial es correcto, pero no estamos diciendo la otra parte de la misa. La otra parte de la misa es que esta selección, vía recaudaciones obtuvo US$ 8 millones, US$ 12 millones por los derechos de televisión, 1,5 por preparación que abona la FIFA más dos o tres millones más por amistosos. En el periodo se recaudó más de US$ 30 millones. Si consideramos lo que se paga a cuerpo técnico y jugadores, que serán unos US$ 5 millones, en US$ 30 millones no da el 70%. Por eso digo, son formas de hacer los números.

¿Fue un buen acuerdo?
No tengo dudas de que siempre se puede negociar mejor. Nosotros intentamos hacer una negociación en paz frente a un grupo inteligente de jugadores. Ellos saben lo que generan. El Ejecutivo anterior considera que fue una negociación justa. Puede haber mejores, seguro. Puede haber peores, seguro. La negociación tenía la particularidad de cobrar por lograr objetivos, sino se lograban no se cobraba nada. Creemos que fue un formato que le rindió a la AUF, que fue un formato justo y que nos permitió en el año 2010, al final del Mundial, incluir todos los torneos y nunca se escuchó una sola palabra de problemas de premios, cosa que se repetía en distintas selecciones. Años atrás, antes de subir al avión para un certamen había problemas. Creemos que no somos tan tontos para dar el 70% de lo que recibe la AUF.

¿Esa negociación fue aprobada por los clubes?
No es necesario reglamentariamente, de todas maneras las negociaciones constan en todas las actas y se reparten entre los clubes. Si hay alguna observación se manifiesta. Por otra parte, en los balances se contabiliza todo lo que se cobra y lo que se paga. En el último balance la comisión fiscal saludó las decisiones tomadas por el Ejecutivo. Incluso alguna institución dijo que nunca en la historia de la AUF existió una transparencia como ocurrió con el Ejecutivo.

¿Cuánto dinero repartieron entre las instituciones?
Desde que llegó Sebastián (Bauzá) a la presidencia fueron US$ 11.590.000 en cuatro años.

Un promedio de poco menos de un millón por club.
Menos, no te olvides que se divide entre 20 porque la B lleva cuatro partes. Se priorizó el repartir a pagar pasivos. Intentando algo que es un imposible, soportar al fútbol uruguayo desde algún lado que no sean sus propios clubes. Nosotros fuimos públicamente contrarios a la renovación del contrato por derechos de televisión de 2017 a 2021 más allá de que lo pusimos a votación por pedido de la gran mayoría salvo tres instituciones. Y los clubes nos decían: con esto estamos más o menos saneados por los 25 sueldos mínimos cubiertos. Y la verdad es que no están saneados ni van a estarlo por ese camino, ni por el camino de que la AUF pueda aportar algo más.

Palma declaró en El Observador que esto es un pozo sin fin. ¿Está de acuerdo?
Es una buena metáfora. Me parece que sí, esto es un nunca acabar. Y si se espera que la televisión pueda salvar, deberá ser en otro formato. Me afilio más a la teoría que escuché de la gente de Danubio de bajar la cantidad de clubes y fundamentalmente pagar lo que se puede pagar y no hacerlo sin un previo estudio.

¿Cómo ve que los clubes que menos aportan a la selección reclamen por los gastos?
Creo que para bien o para mal, en democracia todo voto vale uno. De repente le puede quitar fuerza moral a los que hacen determinado tipo de reclamos cuando nunca invirtieron absolutamente nada en juveniles, pero en la democracia todo voto vale uno. Hay que respetar las mayorías pero también hay que respetar la institucionalidad que fue una de las cosas que no se respetó. Se hizo todo lo posible porque no se cumplieran los ciclos reglamentarios.

Hay quejas sobre el déficit de la AUF . Se habla que dejaron una herencia maldita.
Las decisiones las tomamos en conjunto y una de las cosas que discutimos mucho fue que, ante el pedido casi mensual o semanal de algunos clubes en particular de dinero, la discusión era qué hacer cuando entrara ese dinero: cancelamos pasivo o lo repartimos a los clubes. Y se resolvía repartir a los clubes. Por otra parte, ojalá nosotros hubiésemos recibido una herencia maldita de estas. Porque la situación económica a futuro de la AUF, yo no digo que sea buena, porque tienen que ajustar muchas cosas, pero es una situación que abre una luz importante.

¿Por qué?
Tenés dos Copa América, que si salieras campeón en una de ellas, recibís unas ocho o nueve veces más de lo que recibimos por salir campeones en 2011. Se tiene por delante la venta de los derechos de televisión, que todos aprendimos hoy lo que valen. De pique se calcula que si la de 2010 fue importante esta va a ser por lo menos un 60 o 70% por encima. Las ofertas de partidos siguen lloviendo. Y la más importante de todas que a partir del 31 de diciembre de 2016 la AUF recupera para sí los derechos de imagen. La perspectiva económica es muy buena.

¿El salario de Tabárez fue aprobado por todos?
Es potestad del Ejecutivo, pero todo el mundo tiene acceso, se informó de las negociaciones. Realmente en aquel momento a mí me parecía muchísimo. Hoy con perspectiva creo que el acuerdo fue justo.

¿Qué le genera cuando un presidente como Freddy Varela declara que tiene que defender los derechos de Tenfield porque de esa forma defiende los de su propio club?
Y que hay una contraposición de intereses porque Tenfield es contratante con la AUF y si parte de la AUF defiende los intereses de Tenfield hay una contraposición de intereses. No lo juzgo ni lo critico pero me parece que hay una contraposición de intereses.

El fútbol arrancó sin las cámaras de seguridad que le pidieron a ustedes.
Repito el concepto, si nosotros todavía estábamos estarían discutiendo para terminar el campeonato. Toda esa parte no cambió mucho. El pedido de venta de entradas hasta la hora del partido en el Estadio lo hicimos hasta cansarnos. No cambió. Lo único que cambió fue lo que por intereses económicos, institucionales, políticos y hasta personales tenía que cambiar el Ejecutivo. Cambió el Ejecutivo y por lo menos se pudo terminar de llegar al Mundial en condiciones.

¿Cómo se logra que los clubes sean más independientes en sus decisiones?
Yo no veo un cambio a corto plazo. Debe haber alguna reforma más profunda para que esto cambie sino lo que vivimos cada seis meses va a ser repetitivo y cada vez más hondo el pozo porque esto se da cada vez que empieza un campeonato.

¿Cree que los clubes más chicos derrocaron a Bauzá?
Yo no tengo dudas de que hoy son los que tienen la mayor fuerza, la mayor cantidad de votos. Derrocar no me gusta la palabra, no sé, prefiero decir que nosotros nos encontramos en un callejón sin salida. Hoy lo puedo decir: nosotros no queríamos hablar de esto hasta que terminara el Mundial, después dijimos que no queríamos hablar hasta que se realizaran las elecciones pero bueno, cuando uno lee constantemente alusiones a las políticas anteriores también es bueno escuchar las dos campanas. Hablamos mucho entre nosotros y llegamos a la conclusión de que es muy posible de que si nosotros no hubiéramos salido de la Asociación no hubiera terminado el Campeonato Uruguayo porque la cosa venía hacia un callejón sin salida.

Pero hay clubes que dicen que ustedes se olvidaron de ellos y que no gobernaron para ellos.
Bueno, son opiniones. No todos los clubes piensan lo de esa manera. Acá se cruzan intereses económicos. Hay clubes que obedecen a determinados intereses económicos que no compartían con nosotros la visión de cómo llevar la Asociación. Se cruzan intereses políticos de clubes que se sentían fuera. Hay uno que lo ha repetido en muchas ocasiones. Y hay otros enconos personales. Yo creo que hay arriba de once millones de razones por las cuales no nos olvidamos de los clubes de fútbol. Tal vez se priorizó el trabajo de selección como antes no se había hecho y dio buenos frutos. Estos amistosos que se van a jugar, que dejarán buen dinero, son producto de un proceso de cuatro años. Creo que una de las grandes virtudes de Tabárez fue elegir jugadores con un mismo perfil. Bueno, a esa gente con un mismo perfil no se la puede engañar cuando se negocian premios.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios