El efecto pirámide

Dos años y medio después del mundial de juvenil de Turquía 2013, sólo cinco de 21 jugadores dieron el salto a la selección mayor
Guillermo De Amores, Emiliano Velázquez, Gastón Silva, Jose María Giménez y Gianni Rodríguez; Sebastián Cristóforo, Federico Gino Acevedo, Leonardo País, Diego Laxalt, Nicolás López y Felipe Avenatti.

Esa fue la formación de salida de Uruguay en la final de la Copa del Mundo sub 20, disputada el 13 de julio del 2013, ante Francia.

Durante el partido ingresaron Giorgian De Arrascaeta, Guillermo Varela y Lucas Olaza. El cotejo se disputó en Estambul y culminó 0-0, tras 120 minutos, incluida la prórroga. El ganador se definió por penales, fue Francia, por lo que el equipo de Uruguay, dirigido por Juan Verzeri, fue sub campeón del mundo sub 20, por segunda vez en su historia, la anterior, en 1997, en Malasia, bajo la dirección técnica de Víctor Púa.

Un detalle el balón de oro del torneo fue Paul Pogba, el francés hoy figura estelar de Juventus.
El guante de oro, al mejor golero del torneo, fue para Guillermo de Amores. Otro uruguayo Nicolás López, fue segundo en el balón de oro tras Pogba.

Dos años y medio después, el destino de los 21 jugadores uruguayos que conformaron el citado plantel, vice campeón mundial ha sido variopinto.

Solo cinco de esos futbolistas han jugado en la selección absoluta. Los casos más notorios son el de José María Giménez quien, dos meses después se estrenó en la absoluta de Uruguay y hoy acumula 25 partidos y 3 goles en la selección uruguaya mayor.

El otro futbolista que trascendió fue Diego Rolan, quien ya jugaba en Burdeos, cuando se disputó la Copa del Mundo.

Rolan llegó a 15 partidos y tres goles en la selección mayor de Uruguay. Menos habitual que Rolan ha sido otro jugador formado en Defensor Sporting, Giorgian de Arrascaeta con siete partidos.

Los otros dos jugadores que actuaron en la mayor son los defensores Emiliano Velázquez y Gastón Silva, un juego cada uno.

De los 16 jugadores restantes algunos han logrado salir al exterior con suerte dispar. Nicolás López, quien no tuvo una muy feliz salida de Nacional, fue transferido a Roma de Italia, antes de la Copa del Mundo sub 20 de 2013. Posteriormente pasó por Udinese y Hellas Verona y en la actual temporada, juega en Granada, el colista de la liga española.

Guillermo Varela, fue transferido de Peñarol a Manchester United, y tuvo un cesión préstamo, en la temporada 2014/15 al Castilla, filial de Real Madrid, en la que jugó habitualmente dirigido por Zinedine Zidane; en esta campaña regresó a Manchester.

Felipe Avenatti y Lucas Olaza, de River Plate, salieron. El primero, delantero, se mantuvo en Ternana, equipo de la Serie B de Italia, con quien acumula tres temporadas. Por su parte Olaza, se fue a Atlético Paranaense en 2014, hoy juega en el filial de Celta de Vigo, en la tercera categoría del fútbol español.
Diego Laxalt transferido desde Defensor SPorting tras el mundial a Internazionale, fue cedido sucesivamente a Bologna, Empoli y actualmente juega en Genoa, de la Serie "A" de Italia.

Maximiliano Amondarian, formado en Nacional fue negociado a Cardiff, pero nunca jugó.

Mención especial para Sebastián Cristóforo, volante central y titular habitual de la selección juvenil fue transferido desde Peñarol a Sevilla, pero por sendas lesiones fue poca su continuidad en el club andaluz.

De idas y vueltas
Hubo algunos casos de jugadores que fueron transferidos a Europa y regresaron como Jim Morrison Varela y Gianni Rodríguez, ambos a Benfica. Varela, fue cedido a Farense y jugó la pasada temporada en Rampla Juniors y Gianni Rodríguez, jugó en el filial de Benfica, regresó a Uruguay para jugar con no mucha continuidad en Peñarol.

También Ruben Bentancourt fue un jugador que precozmente marchó a Europa, sin siquiera debutar en la primera de Danubio. Se fue a PSV aunque solo logró jugar en la filial del equipo holandés, pasó después por Atalanta, Bologna y en la temporada 2014/15 jugó en Defensor Sporting. Hoy milita en Arezzo, de la tercera categoría de Italia.

Gonzalo Bueno fue transferido desde Nacional a Kuban Krasnodar ruso, en el que jugó poco. Regresó a Nacional la temporada 2014/15 y volvió a Europa. Su actual equipo es União Madeira, de la Primera División de Portugal.

De idas y vueltas
De Amores, el mejor golero del campeonato hoy es suplente en Liverpool. Leonardo Pais sigue en Defensor Sporting, al tiempo que los otros dos goleros están actualmente en Segunda División, Mathías Cubero, en Torque y Washington Aguerre en Miramar Misiones.

La base de la pirámide es extensa pero luego hacia su cúspide se afina, y son pocos lo que llega a la cima.

Populares de la sección

Acerca del autor