El durísimo interrogatorio del fiscal que acorraló a Pistorius

El fiscal Gerrie Nel, apodado “Pitbull” por su rudeza, culminó su interrogatorio dejando muy comprometido al atleta, acusado de asesinar a su novia

El fiscal terminó de interrogar este martes a Oscar Pistorius, tras días de preguntas que plantearon serias dudas sobre la versión del atleta paralímpico sudafricano sobre lo ocurrido la noche en que mató a balazos a su novia.

El fiscal Gerrie Nel acusó nuevamente al atleta de haberse armado intencionalmente para matar a su novia Reeva Steenkamp. "Usted se armó con la intención de matarla", dijo, antes de agregar: "No tengo nada más que preguntar a este testigo".

Poco antes, el fiscal había pedido que se aplace el juicio hasta el 5 de mayo. La jueza Thokozile Masipa dijo que examinará el pedido del fiscal y se pronunciará al respecto el miércoles.

Por su parte, Pistorius leyó el texto de una tarjeta que, afirmó el atleta, le había entregado Steenkamp junto con un regalo, poco antes de morir, el 14 de febrero del año pasado, día de San Valentín. Según leyó Pistorius, Steenkamp escribió: "Pienso que hoy es un buen día para decirte que te quiero".

El fiscal Nel ha acusado a Pistorius de haber matado con premeditación a su novia, tras una discusión entre ambos. En cambio, la defensa del atleta ha recalcado que estaban enamorados, citando numerosos mensajes entre ambos.

El lunes, el fiscal había afirmado que Pistorius discutió con su novia poco antes de matarla, cuestionando una vez más la versión del atleta paralímpico sudafricano, quien afirma que la mató a balazos por error. El fiscal también subrayó que el pantalón vaquero de la víctima estaba en el suelo, pese a que Reeva Steenkamp, de 29 años, era "muy ordenada".

Además, acusó al doble amputado, que ha llorado en varias oportunidades desde el inicio del juicio, de verter lágrimas de cocodrilo para evitar contestar a las preguntas que se le hacen. Tal como lo expresó en más de una oportunidad, Nel considera que la versión de Pistorius "es tan improbable que nadie se creerá que es razonablemente cierta".

Desde el miércoles 9 de abril, Nel ha subrayado las modificaciones o posibles contradicciones de las declaraciones de Pistorius.

Nel "logró suscitar versiones contradictorias de Oscar", según David Dadic, un abogado sudafricano que no está relacionado con el caso Pistorius. "Indudablemente, logró lo que buscaba", agregó.

EL DURÍSIMO INTERROGATORIO.
El miércoles 9 de abril, cuando Nel empezó a interrogar al atleta, el tono del juicio cambió. Ese día, tras afirmar que hubiera podido ser un modelo para millones de deportistas y de minusválidos, Pistorius murmuró: "Cometí un terrible error".

Entonces Nel estalló: "¿Usted cometió un error? (silencio) Usted mató a alguien, eso es lo que hizo. (silencio) ¿Y no quiere asumir la responsabilidad de ese acto?"

"Sí", respondió Pistorius con voz cascada, dirigiéndose a la jueza.

"¡Diga sí, yo le disparé a Reeva Steenkamp y la maté!", exclamó el fiscal.

"Sí, lo hice, señora jueza", replicó el atleta.

El deportista paralímpico, juzgado desde el 3 de marzo, afirma que disparó contra su novia "por accidente" el 14 de febrero de 2013 porque creía que era un ladrón que había entrado en su casa.

El fiscal, que desde el miércoles 9 de abril ha examinado una por una las afirmaciones del atleta, también lo ha acusado de ser egocéntrico y de haber humillado a su novia en varias ocasiones.

LOS ÚLTIMOS MINUTOS DE REEVA, SEGÚN EL FISCAL
Steenkamp estaba hablando con él a través de la puerta del cuarto de baño cuando murió tiroteada por el corredor, aseguró el fiscal Gerrie en el interrogatorio- "Todos los gritos y los chillidos (de Pistorius) fueron porque ella estaba hablando con usted y huía para salvar su vida", mantuvo Nel frente al acusado.

Pistorius, por el contrario, asegura que gritó a quien creía un intruso escondido en su cuarto de baño, al que pidió a voces que saliera de su casa.

Nel preguntó a Pistorius por qué su pareja estaba de pie junto a la puerta -como testificó un perito policial- y no escondiéndose en el interior del baño al ser alcanzada por los disparos.

"Estaba hablando con usted", argumentó el propio fiscal, quien descartó que Steenkamp se quedara callada mientras Pistorius gritaba de pánico por miedo a que el ladrón al que se dirigía su novio la atacara.

El corredor, que presta declaración sin mirar un instante a Nel y con los ojos puestos en la jueza Thokozile Masipa, volvió a llorar en repetidas ocasiones al recordar la noche del crimen.

Oscar Pistorius, de 27 años, ha confesado haber matado a tiros a Reeva Steenkamp, que entonces tenía 29 años, en la madrugada del 14 de febrero del año pasado.

Pistorius asegura haber disparado a través de la puerta cerrada del baño presa del pánico, al escuchar un ruido dentro y pensar que un intruso había entrado por la ventana.

La Fiscalía acusa al velocista de haber matado a Steenkamp después de una discusión que varios testigos de la acusación pública aseguraron haber escuchado.

En varias ocasiones, Gerrie Nel acusó a Pistorius de no decir la verdad ("no estoy convencido", "usted arregla su testimonio para que no le contradiga") y de tener una memoria selectiva.

Nel tampoco se cree al atleta cuando dice que la policía que vino a su casa la noche del drama movió los objetos que había en la habitación. Según Pistorius los investigadores cerraron las cortinas, movieron los ventiladores, encendieron la luz, pusieron la almohada en el suelo y luego lanzaron encima los pantalones de la víctima.

"¿Por que la policía habría hecho eso? ¡Usted miente!", exclamó el fiscal, que recibió una advertencia de la juez Thokozile Masipa por llamarle mentiroso.

"Estaba muy asustado, me había superado el sentimiento de terror y vulnerabilidad", dijo Pistorius, quien sufrió la amputación de sus piernas cuando era un bebé.

"No pensé en disparar, en cuanto escuché el ruido, antes de que pudiera pensar sobre ello, disparé", contó.


Populares de la sección

Comentarios