El dueño del equilibrio

El equipo de Leonardo Ramos consiguió hasta ahora uno de los aspectos más difíciles
Que tiene mucha más actitud que en el torneo pasado, que juega mejor que lo que lo hacía, que tiene un técnico distinto, con otras ideas, que impone. Todo eso ese habla en estos días de Peñarol, y todo eso es cierto.

Nadie puede soslayar que esas características son las auténticas de este equipo en lo que va del Torneo Apertura. Pero lo que se desprende de este conjunto que dirige Leonardo Ramos, es que hasta el momento, ha conseguido el equilibrio, eso tan difícil de obtener cuando se juega al fútbol.

Porque no resulta sencillo que un mismo equipo se mantenga de forma casi óptima en ambas áreas y este Peñarol lo ha logrado hasta el momento, más allá de no ocupar la primera posición.

La defensa se recita de memoria con Petryk, Quintana, Ramón Arias y Lucas Hernández, mientras que los de arriba normalmente son los mismos: Junior Arias y Affonso.

Sus últimos números

Si se toman en cuenta los últimos 11 torneos que disputó Peñarol sin contar este último en el que se mantiene como único invicto, hubo tres en los que fue campeón.

En el Torneo Apertura 2012-13 fue por lejos el conjunto más goleador con 35 tantos y, de esa manera, se transformó en el equipo que más goles a favor convirtió. Recibió, a su vez, 13 goles, quedando en el segundo lugar por detrás de Defensor Sporting que tuvo la valla menos vencida.

En el Clausura 2014-15 en el que también dio la vuelta olímpica de la mano de Pablo Bengoechea, Peñarol convirtió 28 goles y fue el segundo más goleador, mientras que le anotaron 13 y también fue el segundo en goles recibidos.

Algo similar ocurrió cuando fue consecutivamente campeón del Apertura 2015-16. Allí anotó 28 goles (fue tercero entre todos los que más habían anotado) y recibió 17, por lo que fue terminó como cuarto en ese aspecto compartido con otros clubes.

Como se puede apreciar, en ninguno de esos torneos en los que logró ser campeón últimamente, Peñarol fue el mejor en goleo a favor y en contra, algo que le está sucediendo ahora, pese a que no es el líder. Lleva 23 goles, una cifra más que aceptable a falta de cuatro partidos, pero además sólo le han convertido siete.

Otro de los campeonatos en los que terminó en primer lugar como equipo goleador fue el Torneo Apertura 2011-12 cuando convirtió 30 goles. Sin embargo, en cuanto a goles en contra, el equipo mirasol recibió 12 y terminó en el segundo puesto compartido.

En tanto, en el Torneo Clausura 2013-14, Peñarol fue el mejor en cuanto a mantener con menos goles su valla, pero no lo pudo hacer –pese a convertir 31 tantos– en la columna de goles a favor, ya que fue segundo.

Lo mismo le ocurrió en el Torneo Clausura 2012-13 cuando solamente le anotaron ocho goles y fue el mejor en ese aspecto, pero en cuanto a tantos a favor, fue tercero con 26.

Ramos encontró el equilibrio y la intención es mantenerlo.

Populares de la sección