El DT de los Teros se fue frustrado

El DT advirtió que los errores no pueden repetirse en el repechaje con Hong Kong

Frustrado. Así se fue el DT Pablo Lemoine luego de la derrota ante BC Bears el sábado, en la última prueba antes de las semifinales del repechaje al Mundial ante Hong Kong. Y es que el equipo hizo un muy flojo partido, apenas a días de jugarse la gran prueba de este proceso. A pesar de eso estuvo a punto de llevarse el triunfo, pero lo perdió por una mala decisión en el cierre, cuando estaba a punto de conseguir un try pero jugó la pelota abierta en lugar de seguir probando con el scrum y sufrió un try de intercepción para cerrar con el 21-20.

“No me gusta perder a nada. Pero lo que no menos me gusta es perder cuando el equipo de enfrente no hace nada para ganar. No me gusta perder por acumulación de errores en cosas que ya trabajamos. Mas que calentura es frustración, me frustro porque le dedicamos una cantidad de horas y años para evitar errores y sacar los pequeños vicios, para volver a recuperarlos en el partido previo a uno de los más importantes en los últimos tres años.  Me frustro en esas cosas”, dijo a El Observador a la salida del vestuario, acerca de los errores puntuales que terminaron definiendo el partido: un tapping en una salida a los 4 minutos para el primer try, un kick que no se fue y un tackle errado para el segundo, a los 44’ y la intercepción del final.

De todos modos, el DT expresó su confianza en los jugadores, y en que en estos 12 días que quedan para el partido el equipo muestre otra cara. “En las semanas previas a los partidos importantes es cuando Uruguay levanta. Yo tengo mucha fe a al grupo en esta semana, que es la más importante, por eso le pedimos a los jugadores de afuera que vengan antes”.

A la hora de imaginar el encuentro ante los asiáticos, Lemoine resaltó que la lucha en las formaciones fijas será la clave donde Uruguay buscará sacar ventajas: “Con Hong Kong lo primero que va haber es la imposición física en el uno contra uno, tratar de marcar la cancha. Y sobre todo las formaciones. La estrategia va a ser ir al scrum, va a ir atada al line, el maul, al juego de demolición, de sometimiento para ver qué nos encontramos. Si tenemos éxito seguramente el juego vaya por ahí. Después tenemos excelentes backs, con muy buenas capacidades. A veces esas capacidades están adaptadas para otro tipo de juego que el del rugby internacional, muestro trabajo es ir cambiándolas y generar otro tipo de juego que los lleven a tener éxito. Se hace el esfuerzo, se busca jugar más con mas desarrollo, otras opciones, pero el ritmo del rugby internacional nos hace resguardarnos más en nuestras fortalezas”.


Populares de la sección

Comentarios