El Dream Team francés

El equipo masculino galo es el primero en retener el título olímpico y el único en ganar entremedio dos mundiales y un Europeo

Seis jugadores de origen extranjero, una liga poderosa donde el Paris Saint-Germain compra a puro petrodolar como en el fútbol y un equipo experiente que lo ha ganado todo. En esos pilares se basa el éxito de la selección masculina francesa de hándbol que deja Londres con la medalla de oro y el estatus de leyenda.

El hándbol se disputó por primera vez en el historial olímpico en Berlín 1936 y no volvió hasta Múnich 1972. Desde entonces ningún equipo logró ganarlo dos veces seguidas.

Los galos rompieron el molde. En 2008 le ganaron a Islandia y ayer hicieron lo propio ante Suecia con un ajustado 22-21.

En el ciclo olímpico también impuso su hegemonía ganando los mundiales de Croacia 2009 y Suecia 2011. Con esos títulos estiró su historial a cuatro copas igualando la línea de Suecia y Rumania, los más laureados.

A esos éxitos suma los Europeos de 2006 y 2010, lo que hace de este equipo una maquinaria programada para vencer por la vía del aplastamiento rival.

Francia tiene un equipo con un promedio de 30,4 años conformado por jugadores profesionales que militan en las tres ligas más fuertes del planeta: la LNH (Francia),  la Asobal (España) y la Bundesliga (Alemania).

Para tener una idea de las cifras que mueven esos mercados basta con citar un ejemplo, el del puntero derecho Luca Abalo, quien pasó de Atlético de Madrid a PSG por 500 mil euros, tras negociar una cláusula de rescisión fijada en 2 millones. 

Abalo es nacido en Francia pero es de padre africanos.

Ese es otro secreto del deporte francés: la nacionalización de talentos. Así el fútbol logró el título mundial de 1998, con muchos extranjeros o descendientes de inmigrantes.  

El líder del equipo es Nikola Karabatic. Tiene 28 años, nació en Serbia, hijo de padre croata y madre serbia. En la final de 2008 fue clave con ocho goles en la final ante Islandia. Es líder y emblema de este equipo ocupando un puesto clave, el de armador central.

En este torneo anotó 26 conquistas. El año pasado fue elegido el mejor deportista francés, por delante de Tony Parker (basquetbolista de San Antonio Spurs) y Christophe Lemaitre (el primer atleta blanco en correr los 100 metros llanos por debajo de los 10 segundos).

Además es el novio de la saltadora de altura Blanka Vlasic, ausente en Londres por lesión.

Como Karabatic es nacionalizado el arquero suplente Daouda Karaboue (Costa de Marfil) mientras que tienen ascendencia española Jerome Fernandez y Samuel Honrubia.

Cedric Sorhaindo y Didier Dinart nacieron en Martinica y Guadalupe, territorios francés ubicados en el Caribe.

Thierry Omeyer, de 35 años, fue el arquero del campeonato y el puesto es vital para definir los torneos en este deporte. Omeyer defiende al alemán THW Kiel, ganador de la última Champions League.

En conclusión, los 15 jugadores son estelares (William Accambray entró por la ventana y definió el partido más duro, ante España en cuartos), juegan al más alto nivel y juntos, son invencibles.


Populares de la sección

Comentarios