El drama del ataque

La prolífica cantera violeta tiene un déficit en el rubro goleadores y la política de contrataciones no lo disimula
Parece mentira, generamos jugadores de todo tipo y color, los mejores del país, menos goleadores", contó un dirigente de Defensor Sporting a Referí en el último período de pases.

El violeta andaba tras los pasos de Lucas Cavallini para cerrar su plantel. Al final, llegó Santiago Barboza. Más tarde, el entrenador Juan Tejera le dio cabida al goleador de la Cuarta, Maximiliano Gómez.

Pero el equipo de Punta Carretas no endereza la puntería.

Y así, perdió el tren en el torneo local (está a ocho puntos de los líderes Nacional y Peñarol) y el martes quedó eliminado en los cuartos de final de la Copa Sudamericana ante Huracán.

El fusionado no registra triunfos en sus últimos nueve partidos donde anotó solo cuatro goles.

Este año, además de Barboza, también se sumó Héctor "Romário" Acuña para reforzar el ataque.

Romário arrancó bien, con cuatro goles, pero el último lo hizo el 11 de setiembre.

Cuando, el equipo se jugó la clasificación ante Lanús, en octavos de final de la Copa, Tejera lo sustituyó por el botija Maxi Gómez que marcó el gol decisivo en la tanda de penales y que después marcó ante Wanderers por el torneo local.

Pero el corpulento centrodelantero no deja de ser un proyecto de jugador. El martes fue anulado por la zaga de Huracán.

Afuera del plantel Acuña –estará dos semanas al margen por una lesión muscular–, Tejera tuvo que apelar como manotón de ahogado a Gonzalo Carneiro, un punta de 1,94 m que debutó ante el Globo pero que pudo entrar poco en acción en los minutos finales.

El goleador violeta en lo que va de la temporada es Brian Lozano, mediapunta, con seis tantos. ¿Los delanteros? Acuña cuatro en 15 partidos, Gómez uno en siete y Barboza uno en 13.

Parte de una tendencia

Lo que le ocurre a Defensor no es ninguna novedad. Es un problema que viene de años.

Es cierto que la gran cantera que tiene el fútbol uruguayo ha formado en los últimos años talentos ofensivos de la talla de Tabaré Viudez o Diego Rolan. Pero no goleadores de área.

En 2010, llegó al club Ignacio Risso que fue mirado con recelo por su pasado en Danubio.

Pero el hombre que se retiró tras el final de la pasada temporada marcó una época. Jugó 176 partidos y marcó 52 goles.

Año tras año, el equipo contrató delanteros para pelearle el puesto. Pero al final siempre terminaba jugando –y haciendo los goles– el Nacho Risso. Y ahora se extraña.

Las últimas contrataciones

Ruben Bentancourt
Jugó ocho partidos en el Clausura 2015 con 375 minutos en cancha. No hizo goles.

Jaime Báez
Un gol en seis partidos en el Clausura 2015 donde estuvo a préstamo de Juventud. No lo quisieron renovar.

Maximiliano Barreiro
Pasó sin pena ni gloria en el último Clausura cuando llegó procedente de Mushuc Runa de Ecuador. Disputó 10 partidos y no anotó ni un gol en el elenco que dirigió el ex Racing Mauricio Larriera.

Joaquín Boghossian
Disputó siete partidos en el primer semestre de 2014 y marcó un solo gol, ante Fénix.

Matías Alonso
Estuvo dos temporadas (2013-2014 y 2014-2015), disputando 35 partidos en los que hizo siete goles.

Sebastián Taborda
Jugador de la cantera que volvió para el Clausura 2013 e hizo un solo gol.

Federico Puppo
Tuvo dos períodos. En el Apertura 2012 hizo cinco goles en 12 partidos. En el Apertura 2013 se lesionó tras dos juegos.

Emilio Rentería
Centrodelantero venezolano que llegó a principios de 2013. Hizo un gol, para un triunfo ante Central, en nueve partidos.

Los últimos 9 de la cantera

Maximiliano Callorda
En los últimos tiempos Defensor formó algunos delanteros de área que tuvieron escaso éxito. Maxi Callorda hizo siete goles en 25 partidos. Bruno Foliados llegó a jugar un solo encuentro. Gabriel Fernández disputó cuatro y no anotó.



Populares de la sección

Acerca del autor