El drama de Batistuta: necesita prótesis de tobillo y pensó en amputarse

"Tengo ni cartílagos en las articulaciones, cuando muevo los tobillos los huesos se frotan entre sí y me provoca dolor"; en 2005 analizó la idea de la amputación ante sus intensos dolores

El exastro de fútbol argentino Gabriel Batistuta, de 46 años, afirmó este martes que está esperando que se desarrolle la tecnología para poder colocarse una prótesis de tobillo para aplacar un dolor que persiste pese a mejorías a diez años de dejar el fútbol profesional.

'Batigol', quien con diez tantos es el mayor goleador de la selección argentina en los Mundiales, dijo que siente dolor en los tobillos aunque su situación mejoró desde "hace tres o cuatro años".

"Yo no tengo ni cartílagos en las articulaciones, no tengo nada, cuando muevo los tobillos para caminar, los huesos se frotan entre sí y eso es lo que me provoca dolor. Por eso estoy esperando una prótesis, pero eso no tiene nada que ver con la amputación", declaró al sitio Reconquista hoy, en su ciudad natal en la provincia de Santa Fe, centro este de Argentina.

El exfutbolista explicó que "las prótesis de tobillo están evolucionando bastante en los últimos tiempos, pero todavía no hay estadísticas. Estoy esperando que sean más contundentes" los resultados.

"Me duelen los tobillos, siempre me han dolido, dolores que me quedaron de mi carrera", dijo.

El exastro de la Fiorentina de Italia rechazó una versión difundida esta semana, según la cual estaba actualmente con tanto dolor que pedía una amputación de piernas.

El año pasado, Batistuta había revelado que tras dejar el fútbol en 2005 el dolor era tan intenso que no podía caminar e incluso llegó a orinarse en la cama para evitar ir hasta el baño.

Según su relato, en aquel momento había ido a ver al traumatólogo y deportólogo Roberto Avanzi y le pidió que le cortara las piernas para terminar con el agudo dolor que sentía, una idea que le surgió al ver al atleta sudafricano Oscar Pistorius, que sufrió doble amputación.

En cambio, fue sometido a una atrodesis en el tobillo derecho, que consiste en fijar el tobillo con dos tornillos, y de a poco mejoró y pudo incluso jugar al golf.

Batistuta se retiró del fútbol profesional en 2005 en Catar tras una larga carrera que lo vio brillar en Italia, donde jugó en Fiorentina, Roma y el Inter de Milan, en Argentina pasó por las filas de Newell's Old Boys, River Plate y Boca Juniors.


"Cortame las piernas"

El año pasado Batistuta dio una entrevista donde dio detalles de cómo ha sufrido, y dijo que en su peor momento sí llegó a pedir ser amputado, algo que rechazó de plano su médico

"Dejé el fútbol y de un día para otro no podía caminar más. A los dos días no podía caminar, no al mes. Me oriné en la cama, teniendo el baño a tres metros, porque no me quería levantar. Eran las 4 de la mañana y pensaba lo que me iba a doler el tobillo si me paraba", dijo el goleador a TyC Sports.

Batistuta señaló que ante tanto sufrimiento pensó en amputarse las piernas. "Me fui a ver al doctor Avanzi y le dije 'cortame las piernas'. Me miró y me contestó que estaba loco. Yo insistía, no podía más, vivía malhumorado. No puedo contar el dolor, es imposible transmitírselo a la gente".

"Lo vi a Pistorius y dije 'esa es mi solución'. El doctor me dijo que no iba a hacérmelo. Me hizo una fijación de tobillo por medio de tornillos. Me pidió que eligiera en qué pierna hacerlo, porque en las dos no se podía. Fue la derecha, me daba lo mismo. Mi problema es que no tengo cartílagos ni tendones. Mis 86 kilos están apoyados sobre los huesos. Y el hueso contra hueso me generaba dolor. Después, la situación fue mejorando, aunque pasó mucho tiempo", comentó el exfutbolista de 45 años.


Fuente: AFP y El Observador