El diseñador del logo de los JJOO de Tokio 2020 niega todo plagio

"Es un logo nacido de mi imaginación, es una obra creada por mí", dijo Kenjiro Sano

El diseñador del logo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Kenjiro Sano, negó este miércoles todo plagio e intentó probar su buena fe, explicando cómo creó su modelo.

"Es un logo nacido de mi imaginación, es una obra creada por mí", y las acusaciones de plagio del logo del Teatro de Lieja no "tienen fundamento", aseguró delante de los periodistas en Tokio.

Las acusaciones de plagio son "muy desafortunadas, tristes, y por supuesto que me afectan, porque creé el logo desde cero", afirmó.

La polémica sobre las similitudes entre ambos logos (JJOO Tokio 2020 y Teatro de Lieja) dura una semana, y empezó en las redes sociales.

Hasta ahora, Sano solo respondió por escrito ya que estaba viajando fuera de Japón.

"Estoy muy sorprendido por la reacción del diseñador del logo del Teatro de Lieja. Jamás he ido a Bélgica, nunca vi ese logo, no entendía lo que pasaba y estoy viviendo momentos angustiosos", confió Sano.

"Para mí, crear el logo de Tokio-2020, era un sueño, una oportunidad en mi carrera y trabajé lo máximo posible", el logo del Teatro y el de los Juegos "no se parecen en nada porque el pensamiento detrás del diseño es totalmente diferente", dijo.

Además explicó las ideas en diagramas: "la letra T en fuente Didot", más el círculo circunscrito que recuerda la imagen de los Juegos de Tokio-1964, como el negro de la barra central, el disco rojo, que simboliza la bandera de Japón, en el ángulo superior izquierdo, "en el lugar de un corazón que late".


Fuente: AFP